BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


EL CAUDAL MÍNIMO MEDIOAMBIENTAL DEL TRAMO INFERIOR DEL RÍO EBRO

Josep Maria Franquet Bernis



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (341 páginas, 12,8 Mb) pulsando aquí

 

 

3. CAUDALES ECOLÓGICOS MÍNIMOS ABSOLUTOS

Los caudales ecológicos se obtienen a partir de las gráficas que relacionan la anchura ponderada útil (APU) con el caudal (Q). Se ha considerado como caudal ecológico que genera una APU igual a 1 m. Se puede reforzar este criterio con la exigencia de que la APU debe ser mayor que el cincuenta por ciento de la anchura real del cauce en las condiciones de muestreo de verano (máximo estiaje), ya que una reducción mayor afectaría forzosamente a la ecología de numerosas especies.

4. CAUDALES ECOLÓGICOS ACONSEJABLES

Para un río determinado en una zona homogénea existe una relación entre la anchura ponderada útil para la vida piscícola y la biomasa piscícola que realmente habita esa zona del río. Por otro lado, unos bajos caudales que originen escasez de pesca no tienen interés desde el punto de vista de su actual utilización recreativa. Por ello se considera que, siempre que sea posible, deben circular por los cauces unos caudales aconsejables capaces de mantener una biomasa piscícola igual o superior a 30 g/m².

Para hallar esta correlación entre la anchura ponderada útil en metros y la biomasa en gramos por metro de longitud de río se realizan muestreos piscícolas cuantitativos en numerosos ríos y en los mismos tramos muestreados simultáneamente se determinan las APUs correspondientes. Los muestreos piscícolas se pueden realizar mediante pesca eléctrica y las biomasas estimarse por el método de capturas sucesivas a esfuerzo constante (para un mayor detalle metodológico ver GARCÍA DE JALÓN et al., 1986).

La relación entre las biomasas (en términos de peso por unidad de longitud de río, g/m) y las APU obtenidas se ajustan a expresiones de tipo lineal, exponencial y potencial, seleccionándose las de mejor coeficiente de correlación. Multiplicando los 30 g/m² por la anchura del cauce se obtiene un valor con el que, entrando en la relación anterior B/APU, nos proporciona un valor de APU que, a su vez, llevado al gráfico APU/Q permite deducir el caudal ecológico aconsejable buscado.

Por lo que se refiere al régimen de caudales ecológicos, veamos que para proceder a su establecimiento en cada tramo fluvial debe distinguirse entre aquellos ríos caracterizados por la presencia de salmónidos (categoría de calidad C1) y aquellos otros que, en ausencia de éstos, se caracterizan por la presencia de ciprínidos (categoría de calidad C2). En los primeros se protege la trucha común (Salmo trutta) en las épocas de reproducción, que tiene lugar en nuestro país desde mediados de noviembre a febrero, así como de las altas temperaturas estivales (desde mediados de julio a mediados de septiembre), mediante la exigencia de caudales superiores a los “caudales aconsejables”. En las restantes épocas de año, o sea, desde marzo hasta mediados de julio y desde mediados de septiembre a mediados de noviembre, se exige al menos el “caudal mínimo” (García de Jalón, 1990).

En los ríos de ciprínidos, más adaptados a las alta temperaturas estivales, se protege exclusivamente su reproducción, que tiene lugar entre los meses de mayo y junio, con “caudales aconsejables”, mientras que el resto del año sólo se exige el “caudal mínimo”.

La figura siguiente es una adaptación esquemática de los métodos que combinan modelos de simulación hidráulica (A) con información sobre la preferencia de las especies en relación a determinados parámetros físicos (B). Se obtiene así una gráfica que representa la potencialidad del hábitat para las especies piscícolas consideradas en función de caudales supuestos (C). Esto es:

Fig. 3. Potencialidad del hábitat en función del caudal.

En cualquier caso (PALAU, 1994), tanto los métodos hidrológicos como los hidráulico-biológicos conservan una serie de ventajas incuestionables sobre los métodos de simulación de hábitats, a saber:

1. Los métodos hidrológicos y los hidráulico-biológicos son, en esencia, de carácter integrador, es decir de síntesis, mientras que los basados en la simulación de hábitats son más bien analíticos. En los dos primeros se da por supuesto que la información teóricamente más importante para los organismos acuáticos está concentrada (integrada) en las series hidrológicas o bien en unas cuantas características hidráulicas de la sección, mientras que el tercer método pretende determinar y ponderar la importancia de todos estos aspectos hidrológicos e hidráulicos, además de otros (fisicoquímica del agua, características tróficas, ciclos de desarrollo, preferencias de hábitat, etc.), con el objetivo de definir cuál es la relación óptima entre disponibilidad de hábitat y unidad de caudal, lo cual, al margen de su extraordinario interés científico, puede quedar más cerca del deseo que de la realidad y, en cualquier caso, tampoco permite una extrapolación fácil hacia el concepto de caudal de mantenimiento, cuando menos en los ríos de tipología mediterránea.

2. Al menos a nivel teórico, puede concluirse que los métodos hidrológicos e hidráulico-biológicos permiten la obtención de caudales de mantenimiento válidos, puesto que en los parámetros que utilizan está toda la información necesaria para los cálculos. Otra cosa es que no se sepa cómo extraer toda esa información.

3. Derivado del primer apartado, se concluye también que los métodos hidrológicos y los hidráulico-biológicos son extremadamente más fáciles de aplicar, y esto, a pesar de que pueda parecer marginal, resulta de trascendental importancia a efectos de su difusión y puesta en práctica.

4. Finalmente, los métodos de simulación de hábitats parten de variables evaluadas de forma al menos igual de arbitraria que las de los métodos hidrológicos e hidráulico-biológicos, sólo que bajo tratamientos de cálculo que requieren muchos más ajustes y por tanto mayor carga de subjetividad (decisión) y de potencial acumulación de sesgos.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet