BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


EL IMPACTO DE LA CARRERA DE ECONOMÍA DE LA BUAP EN EL MERCADO LABORAL: LA VISIÓN DE LOS EGRESADOS DE LA GENERACIÓN 1995-2000

Miguel Ángel Aguilar Aguilar


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (156 páginas, 563 kb) pulsando aquí

 


 

1.1.3 El Banco Mundial

El crecimiento de la economía mundial durante el año 2006 fue superior al de 2005, esto debido a una sólida actividad industrial, reflejada en un incremento del comercio mundial. Por lo tanto el crecimiento sumamente acelerado de los países en desarrollo en los últimos cinco años se ha visto impulsado por las bajas tasas de interés y la abundante liquidez mundial. Así lo considera el Banco Mundial (2007a) en su informe “Perspectivas de la economía mundial”. El crecimiento del comercio mundial se ha concentrado en Estados Unidos, Japón y China. En este punto se cree conveniente decir que los países asiáticos han tenido un papel importante en dicho crecimiento del comercio, debido a su incorporación al nuevo modelo económico (la incorporación de China a la OECD).

En este contexto los países en desarrollo juegan un papel importante, a partir de la incorporación al comercio mundial vía los diferentes tratados comerciales, que les han permitido incursionar en la economía mundial. “Si bien existen indicios de que el ritmo de la expansión está disminuyendo, se prevé que las economías en desarrollo se expandirán un 7% en la totalidad del año, más del doble de rápido que los países de ingreso alto (3,1%), y que todas las regiones en desarrollo crecerán aproximadamente un 5%” (Banco Mundial, 2007a). Tal es el caso de China que superó el valor de las exportaciones de Estados Unidos, lo que convirtió al país asiático en el segundo exportador más grande del mundo; aunado al crecimiento del comercio de otros países en desarrollo e incremento en el peso de los países en desarrollo al comercio mundial.

“El 63% de las importaciones de China son productos intermedios, y el 31% de ellos son partes y componentes (...) En total, el 79% de las importaciones de China provienen de países en desarrollo. En parte como resultado del rápido aumento de las importaciones de China, el valor de las exportaciones no petroleras de otros países en desarrollo subió un 153%, y su participación en el mercado mundial aumentó 2,3 puntos porcentuales” (Banco Mundial, 2007b, 21). Como se puede observar en el Cuadro 3, el volumen del comercio mundial durante el periodo de 1980-2000 fue de 5.8, muy por debajo de los siguientes años, en donde resalta el crecimiento de 2004 con 10.4. Lo cierto es que es superior al del periodo 80-00, con niveles de 7.7 para el año 2006, y con proyección para el año 2008, con 7.8. Ahora bien, si observamos el crecimiento real del PIB en lo referente al mundo, tenemos un decrecimiento a partir del periodo 1980-2000, con una tendencia igual para los siguientes años. Mientras tanto, se observa de manera desglosada entre países con ingresos altos y países en desarrollo, que logran alcanzar los niveles obtenidos (6.2) durante el periodo de 1960-1980. Se observa un crecimiento mayor en comparación al de países de ingresos altos. El posible crecimiento del comercio de los países en desarrollo puede ser frenado por una desaceleración de la economía de Estados Unidos o de Europa. Lo anterior debido a una menor demanda de productos por parte de Estados Unidos, o bien, una disminución de la demanda de productos por parte de Estados Unidos y Europa, lo que ocasionaría un exceso de oferta y por consiguiente una disminución del precio, y que al final llevaría a una disminución de la producción en los países en desarrollo.

“Un crecimiento sumamente menor probablemente llevaría a que el precio de los productos básicos descendiera más de lo proyectado, lo que podría presentar dificultades para ciertos países en desarrollo que hasta ahora evitaron problemas de cuenta corriente. Además, la demanda se está expandiendo con una rapidez insostenible en muchos países en desarrollo” (Banco Mundial, 2007c). Bajo este panorama bien puede considerarse que los países en desarrollo han logrado incorporarse al nuevo escenario mundial, denominado globalización. Sin embargo dicha incorporación es desigual y si bien ha mejorado el nivel de crecimiento, ésto no ha sido para todos. “Algunos países y ciertos grupos sociales han quedado relegados. Aun en países que se han beneficiado en gran medida con la globalización, las tensiones en los mercados laborales han permanecido latentes y en algunas ocasiones emergieron en la forma de disturbios civiles” (Banco Mundial, 2007a, 1). Esta situación puede incrementarse en la medida que el comercio mundial se eleve; las tensiones al interior de los países suelen darse como consecuencia de un incremento de las competencias entre éstos y por lo tanto entre empresas y trabajadores. Por ejemplo, la incorporación de China al comercio mundial, genera preocupación, principalmente por los bajos salarios que sus trabajadores perciben, lo cual implica una ventaja competitiva en comparación de los demás países.

Asimismo encontramos que a partir del proceso de globalización, en donde las relaciones comerciales se interconectan a escala planetaria, hubo como consecuencia la pérdida de empleos de oficina, en la medida que crece la terciarización de las economías. Por lo tanto “el rápido avance tecnológico, el florecimiento del comercio de mercancías y la creciente contratación internacional de servicios se han conjugado para ejercer nuevas presiones sobre los mercados laborales, presiones que se agudizarán durante los próximos 25 años” (Banco Mundial, 2007a, 7). Con base en lo anterior se observa que mientras más se consolide el proceso de globalización y por consiguiente se incremente el comercio mundial, su efecto tendrá impacto en el mercado laboral, en la medida que éste se encuentra más integrado, implica que los países en desarrollo deban hacer ajustes sobre ciertos grupos, con la tendencia a bajar los salarios, la flexibilidad del trabajo así como la capacitación y reubicación de los trabajadores. “Si bien en prácticamente todos los países los salarios de los trabajadores no calificados aumentaron a la par que la productividad se incrementaba debido a la globalización, esos aumentos han sido menores que los de los trabajadores calificados. Asimismo, los primeros han experimentado mayor dificultad para conservar sus empleos” (Banco Mundial, 2007a, 7).

El Banco Mundial concluye que este panorama se mantenga en el futuro, es más, que se incremente en la medida que las relaciones comerciales lo hagan y por consiguiente el comercio mundial siga creciendo. Asimismo las tendencias sobre el mercado laboral son las mismas, y la manera en que los países pueden aprovechar el nuevo escenario de la economía mundial. “Para desarrollar actividades que exigen altos grados de conocimiento con miras a impulsar el crecimiento en el futuro se deberá invertir en las instituciones y en los marcos normativos que alientan la innovación y brindar educación eficaz y capacitación permanente a todos los trabajadores” (Banco Mundial, 2007a, 9).


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet