BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


EL IMPACTO DE LA CARRERA DE ECONOMÍA DE LA BUAP EN EL MERCADO LABORAL: LA VISIÓN DE LOS EGRESADOS DE LA GENERACIÓN 1995-2000

Miguel Ángel Aguilar Aguilar


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (156 páginas, 563 kb) pulsando aquí

 


 

Planteamiento del problema

A partir del proceso de globalización de las economías, ha suscitado transformaciones importantes en la estructura económica y social de los países tanto a escala regional como local. Estas manifestaciones se refieren principalmente a las leyes del mercado que se ven reflejados en una mayor competitividad de las empresas para enfrentar la competencia a escala internacional. Queda claro, pues, que los requerimientos de acceso al mercado de trabajo son distintos en el mercado mundial globalizado, y tienen que ver necesariamente con la competitividad a escala mundial –donde participan todos los actores de las economías: las empresas, el Estado, los trabajadores, las universidades, etc.– “para elevar la productividad y por consiguiente las ganancias que de ella se deriven, dependerá de la interacción de diversos factores, esencialmente de la educación, la capacitación, la formación de capital humano y de mejoras en las condiciones de trabajo.”(Martínez; 2006:p.12).

Es por ello la importancia que adquiere la investigación sobre el impacto educativo en relación estrecha con el mercado laboral, considerando que este último se ha adaptado a los nuevos patrones de producción que el mercado mundial reclama. “Entre más alto es el nivel y la calidad de la educación, las posibilidades de adaptación de las empresas y de los egresados de las universidades tienden a ser más flexibles ante los cambios… Por esta razón, es preciso reconocer que uno de los objetivos fundamentales de la educación debe materializarse en la formación de cuadros profesionales que contribuyan de manera eficaz al desarrollo económico nacional” (Martínez: 2006:12). A partir de las transformaciones en la estructura productiva, organizacional y del trabajo, urgen transformaciones en los objetivos y fines de la educación, que impulsen la interrelación del mercado de trabajo y el sector educativo y que al final permita alcanzar objetivos económicos y sociales, tales como un mayor crecimiento de la economía, mejores niveles de vida de la población, una mayor población educada, etc.

“De acuerdo a la información estadística publicada por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), a nivel nacional la situación de la matrícula de Licenciatura para el ciclo escolar 2000 era la siguiente: se encontraban inscritos 1, 585,408 alumnos, de los cuales el 26.02% eran de primer ingreso y el 73.98% de reingreso; del total, el 70.56% se encontraba inscrito en alguna Institución Pública y el 29.44% restante en instituciones privadas. El 49% de la matrícula total se concentraba en el área de Ciencias Sociales y Administrativas, con 789,172 alumnos (…) La matrícula nacional en educación superior se distribuía de la siguiente manera: Ciencias Sociales y Administrativas 49.0 %, Ingenierías y Tecnológicas 33.1%, Ciencias de la Salud 9.0%, Educación y Humanidades 4.4%, Ciencias Agropecuarias 2.5% y Ciencias Naturales y Exactas 2.0%; como se puede observar, existe una clara tendencia hacia las Ciencias Sociales y Administrativas.” Para el caso de Puebla, se ubican cuatro instituciones que ofrecen la Licenciatura de Economía, son: la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, el Instituto Washington, la Universidad de las Américas, Puebla y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, mismos que registraron como primer ingreso de alumnos 115, 8, 61 y 9, respectivamente, que en conjunto conformaban un total del primer ingreso de 193, del cual el número de titulación para el año 2000, era el siguiente: 50 para la BUAP, 22 UDLAP y 15 para la UPAEP. De lo cual se destaca la importancia de la BUAP en la formación de profesionales en Economía con el 62 % del total de titulados, además de ser la más representativa en su trayectoria en la formación de profesionales en el área económica. (Economía, 2004)

En 1965 se creó la Escuela de Economía, que ofrecía la Licenciatura en Economía. Este programa ha tenido 6 actualizaciones curriculares: en 1970, 1978, 1983, 1992,1995 y la más reciente en 2001. En 1995 la Escuela adquiere el carácter de Facultad al ofrecer el programa de Maestría en Economía, actualmente la Licenciatura tiene una matrícula de 563 estudiantes y la Maestría, de 21. Asimismo la Licenciatura en Economía de la BUAP es la cuarta en tamaño a nivel nacional, sus egresados se desarrollan profesionalmente en el Sector Público (dependencias federales, estatales y municipales), Sector Privado (empresas, despachos de consultoría, etc.), Sector Social (partidos políticos, organizaciones no gubernamentales, etc.), en el sistema financiero (banca, casas de bolsa, banca de desarrollo, etc.) y en las Instituciones educativas (áreas de docencia e investigación).” (Economía, 2004) En este sentido, se propone como objeto de estudio a la Licenciatura de Economía que ofrece la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, considerando su ya larga trayectoria en la formación de profesionales en el área económica, como ya se ha hecho mención, además de ser una de las instituciones más importantes en cuanto a ingreso de estudiantes de economía en la entidad.

Considerando que vivimos en una sociedad que ha sufrido alteraciones importantes en la conformación del nuevo modelo capitalista, denominado “globalización”, donde la información y el conocimiento son parte fundamental del nuevo capitalismo y de las determinantes de la competitividad de las naciones en el mercado mundial; la educación juega el papel principal en cuanto a generación, interpretación y uso de la información. Es decir, de acuerdo a los cambios que conlleva el proceso de globalización, y que han tenido efectos sobre el sector productivo, y por consiguiente en el sector educativo; a la vez que repercuten en el ámbito académico y laboral. Lo que ha generado nuevas necesidades, sobre todo la de contar con profesionales más capacitados que puedan enfrentar el reto que nos presenta el proceso de globalización. Como bien lo menciona Bruce Mabley (1999) “la globalización de las economías nacionales y de su papel en el agrupamiento regional significa que los intercambios entre países y culturas diferentes se volverán crecientemente frecuentes e importantes. Para hacer frente a este fenómeno cada nación requerirá una fuerza de trabajo internacional flexible y móvil, capaz de apoderarse de nuevas ideas e iniciativas y de ponerlas en práctica ante la ausencia de nuevas inversiones de capital a gran escala”.

Y considerando que a partir de la década de los ochenta, los efectos de la crisis en el sector educativo se reflejaron a través de una disminución del presupuesto, así como también en lo que se refiere a la creación de empleos para los recién egresados y que significo una masa mayor de desempleados. Si bien la función de las universidades públicas no es estrictamente formar nuevos cuadros profesionales para el sector productivo. Ya que las funciones originales de la universidad son la conservación, preservación y transmisión de los conocimientos. Sin embargo, “desde hace unas dos décadas, con mayor prontitud, la educación superior y universitaria ha empezado a ser reinventada y revalorada desde una perspectiva estratégica, sobre todo por su articulación con la producción de conocimientos de frontera en la ciencia y la tecnología, por los requerimientos hacia ella de la planta productiva, de servicios e industrial y la internacionalización de la transferencia de conocimientos e información” (Didriksson; 2005, 2° Ed). Lo cual ha significado una orientación económica de las funciones y objetivos de las universidades, agudizadas por la firma de acuerdos comerciales, como el TLCAN. Si bien el sector educativo ha insistido en el mejoramiento de la educación, que optimice los conocimientos y habilidades de los egresados, para así insertarse en el mercado de trabajo de manera pronta y eficiente. Es evidente que los cambios en la nueva economía son vertiginosos, en el sentido del uso cada vez mayor de las nuevas tecnologías y el acceso a la información, lo que supone un reto mayor para los egresados de la Licenciatura de Economía. No obstante, también tenemos una visión social de la universidad, donde menciona la UNESCO en Didriksson, que las instituciones de educación superior deben saber preservar su identidad y sus prioridades, pero propiciar cambios estructurales que posibiliten el efecto multiplicador de éstos, desde la producción y transferencia de los conocimientos (…) se trata de introducir en la empresa el afán de poner al hombre y la sociedad en el centro de la actividad económica y no solamente los imperativos económicos. En este sentido el problema central de la educación es generar graduados con capacidades y habilidades para el mundo del trabajo cambiante, así como formar individuos críticos de los acontecimientos sociales y políticos, para así repercutir en una mejor socialización y que jueguen un papel importante en la configuración de la democracia y el desarrollo económico.

Y precisamente es en la visión social de la educación superior donde queda enmarcada el presente trabajo. Por lo tanto, es necesario saber hasta qué punto se está cumpliendo con los nuevos requerimientos del mercado de trabajo de los licenciados en Economía y saber cuáles son los elementos que intervienen en su contratación, así como también conocer si el acceso a la educación superior ha permitido el desarrollo de los individuos, tanto en el ámbito personal como en el social, y por otra, cuales son las capacidades y habilidades con que cuentan estos últimos para incorporarse al mercado laboral. En el sentido de los beneficios personales, conocer hasta qué punto, los conocimientos adquiridos en la escuela permiten a los egresados de la Licenciatura de Economía nuevos patrones culturales, la existencia de movilidad social, así como también el grado de su participación social.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet