BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


EL IMPACTO DE LA CARRERA DE ECONOMÍA DE LA BUAP EN EL MERCADO LABORAL: LA VISIÓN DE LOS EGRESADOS DE LA GENERACIÓN 1995-2000

Miguel Ángel Aguilar Aguilar


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (156 páginas, 563 kb) pulsando aquí

 


 

4.6 Datos de formación profesional

El último de los apartados del instrumento de investigación, se refiere a la evaluación que hace el egresado sobre la aplicabilidad de los objetivos de la carrera de Economía con respecto a su desempeño en el mercado de trabajo; es decir, el egresado calificó los objetivos de la carrera de Economía en relación con si a éstos los aplica en su actual puesto de trabajo. La importancia que adquiere la educación en las personas y sus posibles resultados, se ve reflejada tanto en beneficios personales como sociales. Por lo tanto “el grado de influencia interna y externa que posee la unidad académica; en el ámbito interno se percibe en los cambios que experimentan los estudiantes a su paso por la unidad académica; en el ámbito externo se traduce en los aportes y transferencias que se realizan en su región o comunidad” (Universidad Centroamericana, 2006). Cuando se habla del grado de influencia interna se refiere al avance en el desarrollo de conocimientos por parte de los estudiantes como consecuencia de su paso dentro de la universidad, lo que se refleja en un mejor nivel cultural, conocimientos más especializados en un tema o área, mayor nivel de reflexión y análisis, etc. Mientras que el grado de influencia externa, se refiere a los resultados obtenidos durante el transcurso de la universidad, traducidos en beneficios a su región o comunidad. Entiéndase lo anterior, como emitiendo cierto impacto en mejores servicios que pueda prestar el egresado, el aumento de productividad en su puesto de trabajo, entre otros. Considerando lo anterior, tenemos que al primer objetivo “conocer y manejar los principios fundamentales de los principales cuerpos teóricos y corrientes del pensamiento económico”, el 29% lo considera inadecuado, el 48.4% adecuado y el 22.6% muy adecuado (Ver gráfica 30).

Los resultados pueden interpretarse a la luz de los trabajos que desarrolla cada uno de los egresados, puesto que aquellos que se desempeñan en la docencia, la investigación, análisis de resultados, etc., valoran favorablemente la aplicabilidad del primer objetivo de la carrera, mientras que aquellos que trabajan en actividades fuera del ámbito de la economía, consideran lo contrario. El segundo objetivo es “desarrollar una metodología lógico-formal que permita plantear y resolver problemas económicos, así como sistemas de estudio e investigación que estimulen el auto aprendizaje”. Los resultados arrojan que el 22.6% lo considera muy adecuado, el 45.2% adecuado, el 25.8% inadecuado y el 6.5% muy inadecuado (Ver anexo B, gráfica 5). Tomando en cuenta la gran variedad de puestos de trabajo ocupados por los egresados en economía, podemos mantener la idea de que la diferencia en puestos y actividades se refleja en la calificación del objetivo.

El tercer objetivo es el “desarrollar una comprensión histórica-social del carácter y naturaleza de los fenómenos, procesos y contradicciones en las economías de las sociedades contemporáneas, particularmente la mexicana”. Los resultados obtenidos muestran que el 83.9% del total lo califica como muy adecuado 32.3%, y adecuado 51.6%, mientras que el resto lo califica de manera negativa: 12.9% inadecuado y 3.2% muy inadecuado (Ver gráfica 31).

Lo anterior debe ser visto a la luz de las razones de los egresados respecto a su calificación del objetivo, como son: porque tiene aplicaciones a la docencia y a investigaciones académicas, porque muchos maestros no se comprometen a enseñar con calidad, es necesario conocer la teoría para desarrollar la práctica, posibilita la comprensión de la realidad, creo que la carrera en 1995 aún daba mucho énfasis al estudio del Marxismo y no tanta cabida a nuevas teorías económicas, la importancia de entender fenómenos sociales tiene relación directa con el desempeño de las economías a nivel mundial, porque falta más autocrítica en la estructuración de planes de estudio que tomen en cuenta corrientes teóricas científicas respecto de la economía, entre otras más.

En el 4° Objetivo de la carrera de economía, “Fortalecer y profundizar en el conocimiento y manejo de las herramientas matemáticas y estadísticas que permitan apoyar la compresión de algunos aspectos y avances de la disciplina, así como poder formalizar y cuantificar respuestas a problemas económicos”, encontramos los siguientes resultados: 9.7% lo considera muy adecuado, el 54.8% adecuado, el 25.8% inadecuado y el 9.7% muy inadecuado (Ver anexo B, gráfica 6). Aquí se observa que el comportamiento de las calificaciones sigue la misma tendencia, donde tiene más peso la calificación positiva con respecto a la calificación negativa. Lo anterior tampoco significa que dicho objetivo sea mejor, o más viable, sino más bien, y teniendo en cuenta las diferentes actividades de los egresados, es a partir del desarrollo profesional de los mismos como se puede vincular el objetivo. Con respecto al 5° objetivo de la carrera de Economía, “analizar y evaluar las principales técnicas de política económica, sus referentes teóricos e impactos en la instrumentación de distintos países y momentos históricos”. Encontramos un crecimiento en la calificación negativa por parte de los egresados, donde el 3.2% lo considera muy inadecuado y el 35.5% inadecuado; sin embargo, más de la mitad de los egresados siguen calificando positivamente este objetivo (48.4% lo considera adecuado y el 12.9% muy adecuado) (Ver anexo B, gráfica 7). La calificación que tiene este objetivo muestra una cierta falta de aplicabilidad del mismo por parte de los egresados en el mercado de trabajo, donde no se hace necesario analizar y evaluar las principales técnicas de política económica como objetivo específico de un economista.

Asimismo de las calificaciones que se refieren al 6° objetivo de la carrera, “desarrollar los conocimientos y destrezas suficientes en la investigación, computación e idioma como para tener acceso a distintas fuentes de información, procesamiento de datos y textos útiles para su formación y desempeño profesional”, el 19% lo considera muy adecuado, el 39% adecuado, el 3% muy inadecuado y el 39% inadecuado (Ver gráfica 32).

Si consideramos que este objetivo tiene que ver más con conocimientos y destrezas para el trabajo, encontramos dividida la calificación, lo que plantea hacer una revisión al mismo e incorporar nuevos conocimientos y destrezas que el mercado de trabajo demanda, o bien, que el egresado ha tenido que realizar un esfuerzo de auto-aprendizaje para el mejor desempeño de sus funciones.

Por último pasamos el 7° objetivo, “Tener acceso a una formación social amplia y humanística que le permita cuestionar y confrontar los fenómenos económicos y las teorías con la realidad, al igual que el quehacer profesional de los economistas”, con las siguientes calificaciones: 19.4% lo considera muy adecuado, el 48.4% adecuado, el 25.8% inadecuado, el 3.2% muy inadecuado y el 3.2% no contestó, como se puede observar en la gráfica 33.

El 7° objetivo de la carrera tiene que ver más con la parte humanista y social del proceso de enseñanza-aprendizaje, y como se ha podido observar, más de la mitad lo califica de manera positiva. Las calificaciones a los objetivos de la carrera en términos generales han mostrado que más de la mitad de los egresados los califican muy adecuados y adecuados, lo que certifica en alguna medida que los objetivos tienen cierta vigencia. Sin embargo habría que tener en cuenta los cambios que sufren los mercados de trabajo, y con ello las necesidades de los mismos, para lograr incidir de manera positiva en ellos. Si consideramos los dos últimos aparatados del instrumento de investigación, podemos concluir que en la medida en que los trabajos y actividades desarrollados por los egresados tengan que ver con el perfil profesional, es como en verdad se pueden evaluar los objetivos de la licenciatura, es decir, en el grado que los egresados logren aplicar sus conocimientos, habilidades y destrezas adquiridos en la carrera de Economía, será posible evaluar los objetivos de manera más precisa, para que permita mejorar aquellos que tengan deficiencias e incidir en los que tengan un mayor impacto en el trabajo.

En este capítulo se centró la atención en el análisis de resultados obtenidos a través del instrumento de investigación (cuestionario), dividido en seis apartados concernientes a datos generales sobre la situación socio-demográfica del egresado, mercado de trabajo, ubicación en el mercado de trabajo, satisfacción laboral, desempeño profesional y formación profesional. En lo referente al primer apartado (datos socio-demográficos), encontramos que el promedio de edad de los egresados de Economía de la BUAP, generación 1995-2000, oscila entre los 29 y 37 años. Asimismo encontramos una participación cada día mayor de la población femenina, lo cual es reflejo del desempeño de la mujer en la vida política y económica del país, lo que ha permitido que ellas incursionen en actividades que tradicionalmente eran consideradas totalmente masculinas. También se consideró el estado civil de los egresados, para el que el 65% es soltero, mientras que el resto ya tiene un compromiso de pareja (ya sea casado o unión libre). En este sentido tenemos que el estado civil es determinante en continuar sus estudios de postgrado o de diplomado, mientras que otros estudios de menor rango o tiempo tienen que ver con egresados que cuentan con un compromiso de pareja. Se identificó, que la carrera de Economía se encuentra fuertemente focalizada, al tener al 71.0% de los egresados encuestados provenientes de la ciudad y 16.1% del algún municipio de Puebla.

También encontramos que la mayoría de egresados encuestados, tiene un padre o tutor con niveles educativos altos, lo cual puede provoco tener una incidencia importante en ellos a la hora de decidir continuar con sus estudios, y si consideramos a la vez los niveles educacionales de la madre, encontramos que si bien, son menores que los del padre, también tienen influencia en los egresados. Por otro lado tenemos una participación importante de padres trabajando en el sector público 32%, lugar donde tradicionalmente se han ubicado los egresados de Economía, pero con el paso del tiempo la participación de estos ha disminuido. Lo anterior nos indica que no necesariamente el egresado se ha incorporado al mismo sector productivo que el padre o tutor.

El segundo apartado (datos de mercado de trabajo) se refiere a información del mercado de trabajo de los egresados, donde encontramos que el trabajo actual de éstos tiene relación con aquél desempañado antes de su ingreso o durante la licenciatura en Economía. Esta situación nos permite observar que la incorporación de los egresados al mercado laboral no inicia al término de la carrera, sino más bien antes o durante la misma. El ingreso de los egresados al mercado de trabajo es considerado como pronto o en términos de tiempo, el más viable, y sólo una parte muy reducida ha tenido problemas para su ingreso. Lo anterior demuestra, por un lado, la existencia de absorción por parte del mercado de trabajo de profesionales en Economía, y por otro, que la demanda del mercado de trabajo solamente estaría solicitando personas con el nivel de estudios de licenciatura, y no necesariamente profesionales en Economía. Igualmente encontramos que uno de los factores determinante en la búsqueda de trabajo por parte de los egresados es el económico, lo que da como resultado que el primer empleo no necesariamente tenga que ver con el perfil profesional, sino simplemente, con que le permita al egresado obtener un ingreso, mientras que para otros fue determinante para desarrollarse profesionalmente. También se encontró un alto porcentaje de egresados que se enteraron de su actual trabajo a través de un amigo o conocido, y podemos añadir el porcentaje que corresponde a través de un familiar. Además, si consideramos que uno de los factores con mayor peso para la obtención del empleo es el de relaciones públicas, seguido de manejos de habilidades y técnicas especificas, tenemos que la información obtenida queda enmarcada en la Teoría de Segmentación de Mercados, donde “la posibilidad de acceso a estos mercados laborales diferenciados en términos de prestigio, ingresos, desarrollo profesional, etc., estriba dada, entonces, por lo distintos ámbitos de pertenencia. En algunos casos, incluso, la diferenciación estaría dada por la propia historia escolar de los individuos; esto es, el tipo de escuela” (Morduchowicz, 2004). Así mismo, se detecta que los principales obstáculos que se les han presentado a los egresados para su incorporación al mercado de trabajo, son los siguientes: falta de título profesional, saturación del mercado de trabajo, invasión del campo profesional por otros profesionistas, preferencia por egresados de otros sistemas educativos, factores de tipo sindical, profesión poco conocida y preparación profesional deficiente.

En el tercer apartado (datos de ubicación en el mercado de trabajo), obtuvimos datos de la ubicación de los egresados en el mercado de trabajo. Encontramos una fuerte concentración de egresados ocupados en grandes empresas. La incorporación de profesionales en Economía no sólo es en el sector público, sino también en el sector privado en sus diferentes tamaños de empresa, pero con mayor demanda en las medianas y grandes empresas. Si bien el sector público había sido el campo natural de trabajo del economista, ahora el proceso de globalización ha gestado nuevos puestos de trabajo, mejor calificados, etc. Como bien lo menciona Bruce Mabley (1999) “la globalización de las economías nacionales y de su papel en el agrupamiento regional significa que los intercambios entre países y culturas diferentes se volverán crecientemente frecuentes e importantes. Para hacer frente a este fenómeno cada nación requerirá una fuerza de trabajo internacional flexible y móvil, capaz de apoderarse de nuevas ideas e iniciativas y de ponerlas en práctica ante la ausencia de nuevas inversiones de capital a gran escala”.

En este contexto, sobre el tipo de contratación de los egresados tenemos una fuerte concentración de contratación de base y de confianza, que en conjunto representan el 48.4%, lo cual permite observar que el grueso de los egresados incorporados al mercado de trabajo ha logrado colocarse y afianzar su puesto de trabajo en el tiempo, lo cual nos habla de un crecimiento de la economía, especialmente en el sector servicios donde se ha dado un mayor crecimiento del empleo. Sobre las funciones que desempeñan los egresados, tienen mucho que ver con la ubicación de los mismos en el trabajo. Considerando la Teoría de Segmentación de Mercados, tenemos que dentro del sector primario, podemos ubicar a aquellos egresados cuyos puestos son de funcionarios medios, patrones o empresarios y analistas, cuyas características corresponden a empleos con salarios relativamente altos y con buenas condiciones laborales, los cuales representan en conjunto un 38.7%. Asimismo, los que podemos ubicar dentro del sector secundario son aquellos cuyas actividades desarrolladas se refieren a la docencia, al trabajo técnico y por cuenta propia, los cuales tienen una alta inestabilidad y salarios bajos. Tenemos que los conocimientos de la licenciatura son determinantes en los puestos de trabajo de los egresados; es decir, muy a pesar de tener otros niveles educativos, prevalece la importancia de los conocimientos adquiridos dentro de la licenciatura de Economía para su aplicación en el trabajo. En resumen los datos de este apartado nos muestran un mercado totalmente segmentado, diferenciado por las diversas actividades, así como por sus ingresos, tipo de contratación y tamaño de empresa; situación que nos permite nuevamente comprobar la Teoría de Segmentación de Mercados, que dicta que, en la medida que los individuos logren incorporarse a los mejores mercados de trabajo, con cierto prestigio, con posibilidad de ascenso y mejores condiciones laborales, podrán tener mayores salarios, pero esta situación no estará determinada por los grados de escolaridad, sino más bien, por las recomendaciones que puedan tener y/o por la pertenencia a la clase social de mayores ingresos.

En el apartado de satisfacción laboral la intención fue conocer la evaluación que hace el egresado acerca de su trabajo actual y su perfil profesional, calificando el plan de estudios de la carrera, el desempeño de los profesores, las instalaciones y los servicios, además de la relación entre su trabajo actual y su desempeño profesional, así como sus ingresos percibidos. La evaluación que hacen los egresados con respecto al Plan de Estudios, resulta muy valiosa si consideramos que la gran mayoría ya tiene más de 4 años incorporado al mercado de trabajo, lo cual les permite evaluar de forma más clara y precisa al mismo. En la evaluación del nivel básico, se observa un porcentaje mayor de aquellos egresados que consideran adecuado, los cuales representan el 45.2%, mientras aquellos que lo consideran inadecuado solamente representan el 12.9%. Lo anterior nos muestra la importancia que tiene el nivel básico en la formación del economista, y su futuro desempeño en el mercado de trabajo. La evaluación respecto al nivel formativo está divida en inadecuado y adecuado, por supuesto si quitamos aquellos que evaluaron equilibrado. Esto muestra una valoración más dividida (entre adecuado e inadecuado). Lo podemos interpretar en la medida de que los conocimientos y habilidades adquiridos de manera más sólidos se dan en el nivel formativo, y que mismos que servirán para su desempeño laboral. En términos generales la evaluación sobre el desempeño de los profesores en los dos niveles de la licenciatura es positiva, lo anterior puede indicar que el problema no se encuentra en la planta docente, sino más bien es en los contenidos del programa, como ya se ha mencionado anteriormente. También se evaluaron las instalaciones (laboratorios, aulas, sanitarios, biblioteca y centro de apoyo audiovisual), obteniendo como resultado que las instalaciones que se refieren a la enseñanza-aprendizaje, la calificación va de normales a muy adecuadas; la que se refiere al acervo bibliográfico es considerada por gran parte de los egresados como inadecuada a muy inadecuada, esto último puede interpretarse como la falta de actualización bibliográfica y acceso a bases de datos actualizadas.

Sobre si el trabajo que realizan los egresados es afín a su carrera, encontramos que más de la mitad de egresados se ha insertado al mercado de trabajo, efectuando actividades propias del profesional de Economía, sin embargo dichas actividades las desarrolla en puestos medios, de analista y técnicos. Mientras que los egresados que mencionan estar trabajando en cuestiones no afines a la carrera, principalmente se refieren a otro tipo de trabajo (por cuenta propia, negocio familiar, etc.). Aunado a lo anterior, encontramos que los egresados calificaron positivamente su trabajo actual en relación a su desempeño profesional. Se expresó una evaluación positiva respecto a la relación del trabajo y su desarrollo profesional e ingresos económicos, lo cual constata la variedad de puestos de trabajo para los profesionales de Economía en los diversos mercados de trabajo.

Dentro del quinto apartado tenemos información sobre el desempeño profesional de los egresados. Aquí si se considera el número de empleos de los egresados así como el tiempo que llevan fuera de las aulas universitarias, podemos decir que los empleos de los mismos son considerados en su mayoría estables, y en un porcentaje mínimo inestables. La mayoría de los egresados califican positivamente o normal, la relación de su perfil profesional, específicamente en los aspectos de conocimientos, habilidades y destrezas directas, con el empleo actual, dando más peso a los conocimientos y habilidades. Lo cual puede interpretarse como la viabilidad de la enseñanza-aprendizaje de conocimientos y habilidades para el trabajo, así como la necesidad de mayor énfasis en las destrezas, debido a que son calificadas con menor peso. Asimismo, los datos obtenidos nos permiten confirmar la importancia que tiene la formación profesional para el desempeño laboral, considerando los diferentes puestos de trabajo y la gran diversidad de actividades que desarrollan. En este sentido, el desempeño laboral de los egresados tiene mucho que ver con los conocimientos adquiridos en la licenciatura.

El último de los apartados (datos de de formación profesional) del instrumento de investigación, se refiere a la evaluación que hace el egresado sobre la aplicabilidad de los objetivos con respecto a su desempeño laboral. El grado de influencia interna expresa el avance en el desarrollo de conocimientos como consecuencia haber estudiado la carrera de Economía, el cual puede considerarse como un mejor nivel cultural, mayores conocimientos sobre un área o tema, un grado mayor de reflexión y análisis, etc. Mientras que el grado de influencia externa se refiere a los beneficios que aporta a su región o comunidad, es decir, mejores servicios que pueda prestar el egresado, aumento de su productividad, entre otros beneficios sociales. Los resultados pueden interpretarse a la luz de los trabajos que desarrolla cada uno de los egresados, puesto que aquellos que tienen que ver con la docencia, la investigación, análisis de resultados, etc., reconocen más favorablemente la aplicabilidad de los objetivos de la carrera, mientras aquellos que trabajan en actividades fuera del ámbito de la economía, consideran lo contrario. Además si contemplamos la gran variedad de puestos de trabajo ocupados por los egresados, podemos deducir que la diferencia en puestos y actividades laborales da como resultado la calificación al objetivo.

Podemos concluir que en la medida en que los trabajos y actividades desarrolladas por los egresados tengan que ver con el perfil profesional radica la posibilidad de evaluar los objetivos de la carrera de Economía, es decir, en la medida en que los egresados logren aplicar sus conocimientos, habilidades y destrezas adquiridos, será posible evaluar los objetivos de manera más precisa, y así lograr mejorar aquellos que tengan deficiencias e incidir en los que tengan un mayor impacto en el trabajo.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet