BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


LA COMPETITIVIDAD DE LA INDUSTRIA TEXTIL EN MÉXICO EN UN CONTEXTO DE GLOBALIZACIÓN 1985-2003

Miguel Ángel Aguilar Aguilar



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (157 páginas, 701 kb) pulsando aquí

 

 

1. 3. 3 Ventajas Competitivas

Ya Porter (1991: 36) hacia mención al respecto, al decir que “los supuestos que fundamentan las teorías de la ventaja comparativa en el comercio son impracticables. La teoría estándar asume que no hay economías de escala, que las tecnologías son idénticas en todos los sitios, que los productos no se diferencian unos de otros y que el conjunto de factores nacionales es fijo. La teoría da por descontado que los factores, tales como la mano de obra especializada y el capital, no se mueven entre las naciones. Dichos supuestos tienen muy poco parecido con la competencia real”.

Como bien se sabe, actualmente las economías de escala funcionan y sirven como mecanismos para llevar a cabo la producción fuera de las fronteras nacionales, buscando satisfacer sus mercados desde cualquier punto fuera de país, así como también funcionan como suministrados de insumos intermedios, entre otras cosas.

Así también, las tecnologías no son idénticas en todos lados, pues están varían conforme a los países, pues están suponen una alta inversión en investigación y desarrollo y ciertos conocimientos que les permitan entender y adaptar las nuevas tecnologías, situación que no se presenta en todos los países.

En lo concerniente a la diferenciación del producto, ésta forma parte de la actual competencia en el mercado mundial, en donde dicha diferenciación es parte vital de las empresas en la competencia, pues parte de las estrategias de las empresas por ganar mercados, así como también las necesidades de los consumidores han variado (existen necesidades de los consumidores distintas entre un país y otro).

En lo que se refiere a la mano de obra especializada y el capital, que la teoría clásica los considera inamovibles de una nación, actualmente esta situación no es real, pues en el nuevo entorno de la economía mundial, forma parte fundamental la libre movilidad de capitales y de mano de obra especializada, que no la mano de obra no calificada.

Con la gran depresión de los años treinta y la quiebra de grandes empresas y consigo, el aumento del desempleo y la pobreza masiva, el Estado aumenta su participación en las economías capitalistas, por medio del establecimiento del estado de bienestar, creando así, una economía mixta en la que el estado, aparecía como reguladora de la economía, y en donde, la concentración de las empresas se recuperan y empieza una expansión mundial.

En este contexto y partiendo de la obra de Michael Porter, (1991) “La ventaja competitiva de las naciones”, se inicia con una nueva conceptualización de la competencia, a partir de las empresas, es decir desde un punto de vista microeconómico. Considerando como determinantes de la ventaja competitiva los siguientes elementos:

Condiciones de los factores. La posición de la nación en lo que concierne a mano de obra especializada o infraestructura necesaria para competir en un sector dado.

Condiciones de la demanda. La naturaleza de la demanda interior de los productos o servicios del sector.

Sectores afines y de apoyo. La presencia o ausencia en la nación de sectores proveedores y sectores afines que sean internacionalmente competitivos.

Estrategia, estructura y rivalidad de la empresa. Las condiciones vigentes en la nación respecto a cómo se crean, organizan y gestionan las compañías, así como la naturaleza de la rivalidad doméstica.

Y en donde también se considera la casualidad y el gobierno, elementos importantes en alcanzar la ventaja competitiva de una nación o país, como se muestra en la figura 1.

Entendida la competitividad de las empresas, como la mejora en la productividad de los factores, mediante una mejor calidad de los productos, la incorporación de nuevas tecnologías a la producción y la diferenciación del producto, para cubrir el mercado en el que se encuentra la empresa, así como también competir en mercados más especializados de su propio sector. Todo lo anterior mediante una estrategia competitiva de las empresas, y en donde aclara que “no existe una estrategia competitiva universal y sólo podrán alcanzar el éxito las estrategias adaptadas al sector en particular y a las técnicas y activos de una empresa en particular” (Porter, 1991: 64).

Para la obtención de la ventaja competitiva, ¬¬¬las empresas deben llevar a cabo nuevas formas de organización, emplear nuevos procedimientos y la incorporación de nuevas tecnologías o diferentes insumos, que les permitan continuamente obtener una ventaja competitiva con respecto a sus rivales.

Esta situación presenta ciertas desventajas ya en la aplicación, pues, las empresas no toman el riesgo del cambio, lo que en algunas ocasiones limita obtener la ventaja competitiva, puesto que, cambios en la organización implicarían un cambio en la mentalidad de los administradores y los trabajadores, así como un costo mayor, digamos en el caso de usar nuevas tecnologías, y que por consiguiente, requiere de nuevos conocimientos, lo que significa costos suplementarios, que no todos los competidores están dispuestos a invertir.

Así mismo porter señala que para mantener la ventaja competitiva, partiendo de una jerarquía de la misma, en donde considera las ventajas de orden inferior; bajos costo de la mano de obra o materias primas, las cuales son fáciles de imitar por parte de los competidores, y la otra, que se refiere a las ventajas de orden superior, y aquí pone mayor énfasis para que las empresas consigan la ventaja competitiva, la cual se refiere a la tecnología, diferenciación de producto, la fama de la marca y las relaciones con los clientes. Estas últimas, requieren de una inversión sostenida y acumulada para su desarrollo, por lo que no muchas empresas pueden llevar a cabo la obtención de una ventaja competitiva de orden superior.

Sin embargo, conforme ha ido evolucionando el comportamiento del mercado mundial y por consiguiente las nuevas pautas de competencia, dichos supuestos, no cubren la totalidad de la competencia actual de los agentes económicos, por lo que han surgido nuevos planteamientos intentando cubrir las nuevas características de la competencia de las empresas en el mercado, en un entorno de interconexión a escala mundial.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet