BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


LOS ECOSISTEMAS COMO LABORATORIOS. LA BÚSQUEDA DE MODOS DE VIVIR PARA UNA OPERATIVIDAD DE LA SOSTENIBILIDAD

Glenda Dimuro Peter


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (200 páginas, 4.10 Mb) pulsando aquí

 

 

4.2. LAS REDES VIVAS: ECOLÓGICAS Y SOCIALES

“El análisis de la red social se ha consolidado como un nuevo enfoque de la sociología, y es empleado en la actualidad por muchos científicos para el estudio de las relaciones sociales y de la naturaleza de las comunidades.” Fritjof Capra - Las conexiones ocultas. Implicaciones sociales, medioambientales, económicas y biológicas de una nueva visión del mundo.

Fuente: www.photography.nationalgeographic.com – www.flickr.com

La comprensión sistémica del planeta determina la red como un patrón de organización de todos los seres vivos o sistemas vivientes, así que donde hay vida, hay redes. Todos los sistemas vivos son redes de componentes menores y la trama de la vida es un todo estructurado en muchas capas de sistemas vivos aniñados dentro de otros, son tramas dentro de tramas, redes dentro de redes.

Una de las características de las redes son sus relaciones no lineales, que se extienden por todas las direcciones. Una información puede recorrer un trayecto cíclico, volviéndose un lazo de realimentación capaz de regularse a sí mismo. El proceso de autogeneración es otra característica de las redes vivas, que de forma continua crean o se recrean a sí mismas, sea transformando o sustituyendo sus componentes. A través de la auto renovación, todos los organismos se renuevan a sí mismos continuamente a la vez que sus células se fragmentan, formando estructuras y tejidos que reemplazan las otras células en ciclos continuos. El organismo como un todo mantiene la identidad global, a pesar de los cambios incesantes. La creación de nuevas estructuras y nuevas conexiones de la red son autopoiéticas. Los cambios pertenecen más al ámbito del desarrollo que al de los ciclos y poseen influencias de la propia dinámica del sistema. “Los continuos cambios estructurales en respuesta al entorno – y el consiguiente proceso de adaptación, aprendizaje y desarrollo constantes – constituyen características claves del comportamiento de todo ser vivo.” (CAPRA, 2003, p. 63)

Son tres los sistemas vivos multicelulares encontrados en nuestro Planeta: organismos, ecosistemas y sociedad. Los ecosistemas son considerados como redes de organismos, los organismos son redes de células y las células son redes de moléculas. Según Capra, podemos comprender las relaciones sociales como redes, redes vivas de comunicaciones e informaciones. Así como las redes biológicas de seres vivos, ellas también son auto generadoras, pero lo que crean no son apenas cosas físicas o tangibles y no existen para el funcionamiento del propio organismo, sino para los propios componentes individuales. En los organismos, los elementos celulares presentan un grado mínimo de existencia independiente, mientras que en las sociedades humanas los seres individuales tienen un grado máximo de autonomía, disfrutándose de muchas dimensiones de existencias independientes.

La comunicación entre los miembros de una sociedad genera pensamientos y significados que a su vez dan lugar a las comunicaciones posteriores y así una red completa genera una propia. A la vez que las comunicaciones se desarrollan en una red social, eventualmente producirán un sistema compartido de creencias, valores, costumbres, significados comunes que conocemos por el nombre de cultura y que son generalmente sostenidos por comunicaciones adicionales. Por este contexto común de significados un individuo puede considerarse como miembro de una red social. Hablándose de generar algo físico “las redes sociales generan estructuras materiales – edificios, carreteras, tecnologías, etcétera - que se convierten en elementos estructurales de la red y producen bienes y artefactos materiales que son intercambiados entre los nodos de ésta.” (CAPRA, 2003, p. 119) Esas estructuras son distintas de las creadas por las redes biológicas y ecológicas, pues tienen un propósito determinado, un diseño y expresan materialmente un significado.

A través de la característica de generación de lazos de realimentación, una comunidad puede y debe aprender con sus propios errores, ya que las consecuencias de un acto fallido se dispersarán por toda la red y regresarán a la fuente a través de dichos lazos. Cuando la mudanza y la reorganización están relacionadas con la mente humana, pueden ser llamadas de “desintegración positiva”, según el psiquiatra Dabrowski. Eso ocurre en épocas de transición cultural, “por todas las partes surgen anomalías: desdoblamientos que no se ajustan a nuestras expectativas o, hablándose en sistemas, no corresponden a códigos constructivos previamente programados.” (CAPRA, 1997, p. 66)

La comprensión plena de los fenómenos sociales y de las redes sociales deberá involucrar la integración de cuatro perspectivas: proceso, significado, forma y materia, reconociendo que cada una de ellas contribuye significativamente a la comprensión de dichos fenómenos. Una cultura es creada y sostenida por una red (forma) de comunicación (proceso) que le da significado. La materialización de la cultura incluye textos, costumbres, artefactos que son pasados a las generaciones futuras.

Resumiendo, los sistemas vivos son redes auto generadoras donde cada componente tiene su función determinada, mientras los sistemas sociales son redes de comunicaciones donde el sistema de organización es diseñado para distribuir el poder entre los componentes y las normas de conducta facilitan la toma de decisiones y dan vida a las relaciones. Los sistemas vivos son estructuras materiales cuyo proceso de producción de los componentes de la red cambian continuamente. En los sistemas sociales, las estructuras son materiales e inmateriales y los procesos de comunicación generan los significados y las reglas de comportamiento (cultura de la red), las normas de conducta son las estructuras sociales y las ideas, valores, creencias, conocimientos son generados por los sistemas sociales que forman una estructura de significado, o sea, estructuras semánticas. El comportamiento de un sistema vivo es conformado por su estructura. El comportamiento de dicha estructura cambia, puesto que él mismo se desarrolla y evoluciona su especie. En los sistemas sociales pasa lo mismo con relación a la cultura, pues a medida que esta evoluciona, lo hace su infraestructura.

4.2.1. AUTOPOIESIS EN EL DOMINIO SOCIAL

No está claro que el concepto de autopoiese sea válido para el ámbito social. Como sabemos, los sistemas sociales no existen solamente en el ámbito físico, sino también en un dominio simbólico (conceptos, ideas, conciencia, lenguaje). De esta manera una familia humana no puede ser descripta solamente por un sistema biológico, sino también por un sistema conceptual que depende de las convenciones sociales variables entre distintas culturas. “Puesto que los sistemas sociales no implican tan sólo a seres humanos vivos, sino también al lenguaje, a la consciencia y a la cultura, son, evidentemente, sistemas cognitivos, por lo que no parece demasiado lógico considerarlos no vivos.” (CAPRA, 2003, p. 117) La comunicación entre las redes de sistemas sociales genera pensamientos y significados que dan pié a nuevas comunicaciones, o sea, es la red la que se genera a sí misma y es eso lo que le califica como vivo y por lo tanto tiene una reproducción particular autopoiésica. “En este contexto de significado compartido los individuos adquieren identidades como miembros de la red social, la cual crea de este modo su propio perímetro, que no es un contorno físico, sino de expectativas, confidencialidad y lealtad, manteniendo y renegociando continuamente por la propia red.” (CAPRA, 2003, p 118)

El comportamiento físico es determinado por la naturaleza y el social por las reglas generadas por el sistema. El hombre tiene la capacidad de generar imágenes mentales y proyectarlas en un futuro, identificando objetivos, propósitos, metodologías. Además, la raza humana puede desarrollar diseños, estrategias, elegir alternativas, formular valores y normas de conducta. La red genera continuamente imágenes mentales, pensamientos y significados, de la misma manera que coordina el comportamiento de sus miembros, creando un sistema de valores, conductas y creencias al cual asociamos el fenómeno de la cultura. La diferencia crucial entre el comportamiento humano definido por la naturaleza y el establecido por la sociedad es que en la mayoría de las veces las reglas sociales, diferentemente de las de la naturaleza, pueden romperse. Los seres humanos pueden elegir a quien o si van a obedecer ciertas normativas, pero las moléculas no pueden decidir si deben o no interactuar entre sí.

Pero, ¿pueden los sistemas sociales ser considerados como redes autopoiéticas? “Maturana no concibe los sistemas sociales humanos como autopoiéticos, pero sí como el medio por el cual los seres humanos realizan su autopoiese biológica por intermedio del lenguaje (languaging). Varela sostiene que la concepción de una red de procesos de producción, que está en el propio amago de la definición de autopoiese, puede no ser aplicable más allá del dominio físico, pero puede definirse como una concepción más amplia del cerramiento organizacional para los sistemas sociales.” (CAPRA, 1997, p. 172) Según la escuela de pensamiento introducida en Alemania por Niklas Luhmann, los sistemas sociales utilizan la comunicación como su modo particular de reproducción autopoiética. El lenguaje permite la conversación que forma lazos de realimentación internos entre determinadas fronteras, una sociedad, un grupo, o familia, resultando en un sistema compartido de creencias, explicaciones y valores – un contexto de significados – continuamente sostenidos por más charlas, o sea, es sistema social puede ser considerado auto limitado, auto generador y auto perpetuador.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet