BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


RUMBO A LA DEMOCRACIA

José López



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (220 páginas, 1.59 Mb) pulsando aquí

 

 

Apéndice

A continuación se reproducen informaciones relacionadas con el incidente del ¿Por qué no te callas?, informaciones que fueron mayoritariamente imposibles de ver en los medios “oficiales” y que pude obtener a partir de la prensa alternativa disponible en Internet. Todas ellas pueden encontrarse en la web poniendo el título entrecomillado del título en cualquier buscador.

· Kaos en la Red, 17-11-2007 Ortega, el rey

Esta es una trascripción no oficial del discurso pronunciado por el presidente Daniel Ortega en la sesión final de la Cumbre Iberoamericana en Santiago de Chile. Estas palabras provocaron el abandono de la sala de Juan Carlos de Borbón.

El gran error de nosotros los latinoamericanos, es no unirnos para proteger nuestros intereses. Ese es nuestro error, y estar sometidos a los intereses de los europeos, de los yanquis ¡ese es el gran error nuestro!

Yo pienso que este diálogo es muy importante, porque al final de cuentas, aquí lo que tenemos es un diálogo Norte-Sur y se nos facilita, porque España ha estado y está muy cerca de nuestros países, en medio de todas estas contradicciones, está muy cerca de nuestros países.

Y el hecho de que estén, España y Portugal, por razones históricas, como miembros de esta Cumbre Iberoamericana, yo creo que nos abre la puerta para un diálogo Norte-Sur, y lo que estamos aquí debatiendo, es realmente un diálogo Norte-Sur.

Vos representás los intereses del Norte, lo querrás o no lo querrás, no te podés escabullir a esa realidad, José Luís (Rodríguez Zapatero)... ¿sos o no sos de la OTAN? ¿Qué cosa es la OTAN? ¿La OTAN está para repartir dulces, para construir escuelas, para llevar salud, educación? ¿Para qué está la OTAN? Y son miles de millones que se gastan en la OTAN, billones de billones ¿para qué?

¿Cómo logramos –y creo que es lo importante aquí– cómo logramos que a través de España...? y por eso decía, organicemos, salgamos de la OEA y que nuestro hermano Insulza venga a trabajar con esta Organización de los Estados Iberoamericanos y Caribeños, donde acerquemos nuestras posiciones. Tenemos objetivos comunes ¿cómo hacemos para alcanzar esos objetivos comunes, tomando en cuenta nuestras profundas contradicciones?

Hablás de la empresa privada, José Luís, bueno, yo entiendo, el Partido Socialista Obrero Español que yo conocí, no tenía esa posición; luego, fue evolucionando, y lo entiendo, dentro de la lógica del desarrollo del Norte.

Nuestra experiencia, primero, el pueblo nicaragüense no fue consultado cuando se privatizaron los servicios básicos, nosotros no los privatizamos, al contrario, cuando triunfó la Revolución lo que hicimos fue recuperar los recursos naturales para el pueblo nicaragüense, darle al Estado su papel y desarrollar las empresas con el pueblo, con los trabajadores, respetando a los sectores empresariales, pequeños y medianos; y respetando una inversión extranjera, siempre y cuando no atentase contra los intereses de nuestro país.

¿Qué pasa? Del año 90 al 2006, llegaron las inversiones... ¿dónde llega un inversionista? ¡No nos engañemos! El inversionista no va a un país empobrecido a ayudar, ese es el cuento, venimos a ayudar ¡no! Llega a hacer dinero. No veo a un inversionista colocando plata donde va a perder, no lo veo; el inversionista coloca plata donde va a ganar, donde más rápidamente pueda sacar utilidades y no para dejarla en el país, sino para llevárselas.

Esa es la historia de las inversiones en América Latina. Así son los inversionistas, y dicen, ¡estamos perdiendo! El inversionista que empieza a perder ¡se va! así de sencillo, el inversionista no juega con su plata.

Sin pedirle permiso al pueblo nicaragüense... ¡claro! Por la actitud de los peleles, porque ese es el problema; Sandino decía que los yanquis siempre andaban buscando peleles en América Latina, para mantener el control sobre nuestras naciones.

Nosotros hemos sido invadidos por los yanquis desde el siglo antepasado, desde el año 1856 se libraban batallas en Nicaragua contra los yanquis, donde se unió toda Centroamérica en esa batalla contra los yanquis en el mes de septiembre. Y luego, las tropas norteamericanas nuevamente en Nicaragua, al comienzo del pasado siglo, sostenidas hasta el año 32 con la resistencia de Zeledón y la resistencia de Sandino.

Luego, la nicaragüanización de la guerra, que lo aplicaron después en Vietnam, es decir, los yanquis crearon un ejército con sus mandos y todo, para no seguir exponiendo a sus soldados, y con eso dominaron a Nicaragua, poniendo a Somoza al frente.

Pero... yo no veo a la Empresa Privada dominando áreas que son fundamentales para el desarrollo de un país. Las telecomunicaciones en Nicaragua, grandes utilidades le dejaban al Estado nicaragüense para utilizarlas en programas sociales, para desarrollar programas como los que aquí nos están contando.

Dejaba grandes utilidades cuando estaba en manos del Estado.

Vino la ola privatizadora con los Gobiernos peleles, que nos impusieron a partir de 1990, y lo que pasó fue que llegaron tranquilamente, telefónicas de diferentes países, mexicanas, españolas, alegremente, a hacer el negocio de la vida.

¡Si yo tuviera la capacidad económica que tiene Venezuela! Recuperábamos ya, Hugo (Chávez), esas empresas, y tal vez dentro del ALBA nos ponemos de acuerdo para recuperarlas, porque si uno trata de defenderse de estos tiburones, ¡a la vez tienen sus mecanismos! Porque están los mecanismos a los que obligan a esos Gobiernos peleles a aceptar, y son estos mecanismos de arbitraje internacional, donde ¡ese es un pleito perdido!

Privatizaron en Nicaragua la distribución de energía, te lo comentaba ayer José Luís, y le decía también a Su Majestad, que le hice una llamada cuando se encontraba en China, con el tema de Unión Fenosa; desgraciadamente Unión Fenosa, una empresa española y no es culpa tuya, no creo que vos tengás acciones en Unión Fenosa, mucho menos Su Majestad, o el Canciller Moratinos tengan acciones en Unión Fenosa. (En este momento se retira Juan Carlos de Borbón del salón de sesiones).

Esa empresa española, llega a Nicaragua, dice que a ayudar para que la energía llegue a todo el país, que va a controlar el precio de la energía; llegó con los Gobiernos peleles. Nosotros no hubiéramos dejado entrar a Unión Fenosa, no hubiéramos entregado la distribución.

Igualmente, entregaron el 47% de la generación, ¿Qué compraron los inversionistas? No compraron las empresas generadoras que estaban en mal estado, ¿quién las va a comprar? estaban en manos del Estado ¡esas no las compraron! Compraron, en medio de actos de corrupción, las empresas generadoras que estaban en buen estado, donde podían sacar utilidades y ganar en un año lo que estaban dando por la empresa. Sacaron lo que habían invertido y luego, ¡lo que han continuado ganando por años!

Toda una mafia, esa es una actitud mafiosa, prácticas gansteriles dentro de la economía global, de la que son víctimas nuestros países, por culpa de los peleles, ¡no de los pueblos! porque ellos no son consultados, Nicaragua no ha sido consultado con estas privatizaciones.

¿Cuál es la situación ahorita con el tema de la energía? Y ahí mi preocupación con los hermanos españoles... Nicaragua no hace una sola inversión en energía, mientras esté Unión Fenosa, porque ésta ¡no le paga a los generadores! así de sencillo. Luego, el estado de opinión en el país es terrible en contra de Unión Fenosa, el 90%; y me cuestionan y me critican, porque no terminamos de asumir Unión Fenosa, de una u otra forma ¡no quieren verlos! y en Nicaragua, nadie está diciendo que es España.

Igual entiendo al Presidente Hugo Chávez, cuando reacciona frente a un ciudadano español que, ejerciendo su libertad de expresión, se dedica a hacer campaña en contra de Venezuela; como en Nicaragua también, donde no solamente los yanquis nos han hecho la guerra, sino algunos Embajadores españoles, y eso se lo comunicamos a ustedes en su momento.

Embajadores españoles, antes de las elecciones, junto con los yanquis, reuniendo, en la Embajada de España, a las fuerzas de derecha en Nicaragua para unirlas y que no triunfara el Frente Sandinista. Después que habían desfilado por Nicaragua, desde Colin Powel hasta Rumsfeld, llamando al pueblo nicaragüense a no votar por el Frente Sandinista.

Yo no creo que esa sea una política del Gobierno español, ¡no lo creo! Pero la realidad es que lo ha hecho el Embajador de España en Nicaragua, y es conocido allá públicamente; y te puedo dar los nombres de quiénes han estado en esas reuniones, se los dimos en su momento a ustedes, ¡esa es la realidad!

¿Vamos a negar que hay injerencismo europeo en nuestros países? ¡Claro que lo hay! Yo te doy, te pongo las reglas, te pongo las condiciones. Pero bueno, aquí no se trata lógicamente de abrir más lo que son esas distancias, esas contradicciones que existen, aquí se trata de buscar puntos de coincidencias, que nos permitan desarrollar lo que llamamos la cohesión social.

Pero, entendiendo que la cohesión social, no está aislada, no estamos en mundo aislado. Es decir lo beneficios que están logrando llevar todos estos Gobernantes, todas estas fuerzas políticas, en sus respectivos países con grandes sacrificios, no son el resultado de un esfuerzo aislado.

Simplemente, estamos dentro de un contexto global muy complejo, muy difícil, bajo una dictadura de la economía capitalista, globalizada, una hegemonía imperialista, y aquí tenemos que romper esa hegemonía ¡tenemos que romperla! En la medida que nos unamos nosotros y que trabajemos nuestras propias propuestas, vamos a romperla.

¿En qué medida nos van a respetar? En la medida que nos demos a respetar nosotros, ¡así de sencillo! Si nosotros nos damos a respetar, nos van respetar; si nosotros nos unimos, vamos a ser más respetados. Ellos se han unido para desarrollar su propuesta, nosotros tenemos que unirnos para poder desarrollar las propuestas de justicias, de paz, y de cohesión social, que demandan transformaciones en América Latina y El Caribe. Gracias.

· La República, 18-11-2007 El historiador Santos Julià cuestiona al rey y asegura que "su aura se ha desvanecido"

El historiador Santos Julià cuestionaba este fin de semana en EL PAIS la figura del monarca asegurando que "los últimos actos han hecho que el aura mítica se desvanezca, quizá porque ya ha dado de sí todo lo que podía. […] A partir de ahora, tendrá que estar, como su abuelo, a las duras y a las maduras […]".

"Juan Carlos de Borbón se presentaba, en el primer mensaje de la Corona, como Rey de España, título que me confieren la tradición histórica, las Leyes Fundamentales del Reino y el mandato legítimo de los españoles. Débiles títulos, a pesar de su aparente fortaleza y rotundidad: la tradición histórica había quedado, más que interrumpida, quebrada por la abdicación de Alfonso XIII; las Leyes Fundamentales franquistas tenían los días contados, aunque no faltaban reformistas dispuestos a modificarlas para que todo siguiera igual o parecido; y los españoles se habían visto privados desde febrero de 1936 de la libertad de conferir ningún mandato legítimo", señala Julià.

El historiador se refiere también a su intervención en la intentona militar del 23-F: "Despojado de poder había ejercido el máximo poder posible. Esta singular y contradictoria circunstancia lo catapultó a una tierra donde sólo habitan los reyes taumaturgos, en la que, hiciera en adelante lo que hiciera, se sabía al abrigo de cualquier mirada indiscreta y protegido de cualquier crítica […]".

"Tal vez ninguna monarquía europea ni, desde luego, ningún rey constitucional español hayan vivido más a resguardo de la crítica que el rey Juan Carlos I, un privilegio que para sí hubiera querido el último monarca de la dinastía Borbón, Alfonso XIII […]", continúa el historiador, quien asegura que "los últimos actos han hecho que el aura mítica se desvanezca, quizá porque ya ha dado de sí todo lo que podía. […] A partir de ahora, tendrá que estar, como su abuelo, a las duras y a las maduras […]".

· ADN, 19-11-2007 Declaraciones de Pérez Esquivel Hace falta más de un rey para callar a Chávez "Hace falta más de un rey para callar a Chávez", declaró el argentino Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nóbel de la Paz en 1980, en el diario ADN del lunes, con motivo de la publicación de su libro "Cultivemos la paz", donde reivindica la nueva identidad de Latinoamérica.

Al abordar el incidente entre el rey de España y el presidente venezolano Hugo Chávez, Pérez Esquivel dijo que "quizá no fuera oportuno, pero Chávez tenía razón", porque (el ex presidente José María) "Aznar, un político democrático y apoyando a los golpistas. Respaldando un golpe de Estado...", afirmó.

Luego "están Repsol, Iberia, Telefónica, etc. Las empresas españolas no están jugando limpio allá. Entiendo que quieran ganar dinero; pero también deben respetar a los pueblos y contribuir a su desarrollo económico", apuntó.

España "debe variar su política con América Latina, porque estamos recuperando la identidad. Los próximos años, las relaciones internacionales van a cambiar mucho", añadió.

"España debe entender la vida de nuestros pueblos. Que somos como somos y no como quiere Europa", puntualizó.

Pérez Esquivel apoya a Chávez cuando responde que "hay que reconocer el bien que ha hecho a su pueblo y a América Latina. Y como pudo comprobar, hace falta más de un rey para callar a Chávez..." Con respecto a los gobiernos de Chávez, del boliviano Evo Morales y del nicaragüense Daniel Ortega, el premio Nóbel argentino dijo que no se trata de regímenes populistas, sino que "son populares".

Seguidamente aconsejó visitar los suburbios de Caracas: "Verá que tienen luz y agua.

Otro dato: la Unesco declaró a Venezuela libre de analfabetismo en enero".

En Bolivia, dijo, Morales "ha levantado un país destruido desde hace 30 años, donde los gasoductos pasaban delante de las casas y nadie tenía gas. Hoy lo tienen. Viven con dignidad", continuó.

Chávez "no censuró a Radio Caracas Televisión, simplemente no le renovó su licencia. Y lo hizo porque ese medio apoyó un golpe de Estado contra un gobierno democrático. Es un derecho de cualquier gobierno", respondió Pérez Esquivel.

En cuanto a las relaciones entre Europa y Latinoamérica, Pérez Esquivel sostuvo que no ha cambiado "la mentalidad colonialista". Por esa razón, estimó, "cuando aparece un Chávez o un Evo, se le tilda de populista".

· Rebelión, 19-11-2007 El País contra Chávez, fuego a discreción

Pascual Serrano

Desde Teherán, desde Caracas, desde Managua, desde Madrid, desde Londres; en el editorial, en la portada, en la revista de prensa, en el suplemento del domingo; el enviado especial, el corresponsal, el escritor consagrado, el editorialista… Todas las baterías del diario El País en su versión de papel del domingo 18 de noviembre [1] se pusieron a disparar contra el presidente venezolano Hugo Chávez de forma sincronizada atendiendo a la misma orden militar.

No es que el presidente venezolano sea noticia ya en primera página, es que ya es protagonista en tres de las noticias de la portada: la que se ocupa de la Casa Real tras el incidente en la Cumbre de Santiago de Chile, la llamada del especial del Domingo que incluye foto, título “Por qué no se calla” y subtítulo “Hugo Chávez utiliza el incidente con el Rey para afianzar su poder”; y el anuncio del artículo de Vargas Llosa titulado “El comandante y el Rey” que, como no, se ocupa del mismo asunto.

Si abrimos el periódico y vamos recorriendo una a una las páginas encontramos de nuevo a Chávez en el artículo de análisis internacional de Moisés Naím, ministro de Fomento bajo la presidencia de Carlos Andrés Pérez, titulado “El ‘reality show’ de la cumbre Iberoamericana”. En él se dice que “los jefes de Estado de América Latina están hartos de Hugo Chávez”, “el narcisismo de Hugo Chávez ya fastidia hasta a sus aliados” y “sabemos que Chávez no se destaca por su temperamento democrático hacia quienes discrepan de él”. Obsérvese que el “opinador” opina en nombre de los aliados y jefes de Estado de América Latina y lo que él piensa lo presenta como hecho seguro en segunda persona del plural: “sabemos”.

En la sección de Nacional, tenemos otra vez a Chávez, ahora en una crónica a dos páginas de Ernesto Ekaizer donde se aborda la figura y situación del rey de España.

Sobre el presidente, el mismo pensamiento: “explotación del incidente por parte del presidente venezolano de cara al referéndum de reforma de la Constitución de su país” y final apoteósico: “Chávez se quedó helado, sin reaccionar. Ahora justifica su estado de congelación porque, dice, no les escuchó. Si hasta Michelle Bachelet, al otro extremo de la mesa, escuchó, ¿cómo no iba Chávez a hacerlo cuando estaba muy cerca? Es una explicación de consumo interno para disipar la humillación que siente”.

El analista anterior de internacional sabe lo que piensan los jefes de Estado de América Latina sobre Chávez aunque no lo digan, y ahora, éste sabe si Chávez oyó o no a Zapatero mejor que el propio Chávez.

Llegamos a la sección de Economía, allí Ángeles Espinosa, desde Teherán, vuelve a aguijonear a Chávez con motivo de la cumbre de la OPEP: “Tanto Ahmadineyad como Chávez apuestan por unos precios al alza para financiar sus proyectos políticos populistas”.

En Opinión no iban a ser menos. De entrada le tienen reservado un editorial, “La careta de Chávez”, donde continúan con el discurso monocorde: “El líder venezolano está traspasando el límite de lo tolerable”, “El referéndum se va a celebrar sin las más mínimas garantías. El Consejo Nacional Electoral está controlado por el chavismo y el censo está corrompido”, “la tensión con España tiende a aislarle del resto de América Latina”. El País se convierte en quien decide lo que es tolerable o no de un presidente latinoamericano y en la autoridad electoral que aprueba la limpieza o no de unas elecciones. En esta misma sección de Opinión, existe una Revista de Prensa, en ella recogen un fragmento de un artículo de The Economist. Cómo no, sobre Chávez, o mejor dicho, contra Chávez, de modo que sigue la misma música: “La escena del ‘Por qué no te callas’ ha llenado de alegría a los incontables millares de personas que sufren la diarrea verbal crónica de Chávez (…) Para Chávez es importante evaluar si todo esto le sirve para convertir el impopular referéndum sobre cambios constitucionales en un plebiscito popular sobre su persona”. Se inventan lo de “impopular referéndum” a pesar de que no hay encuesta que refleje que no lo va a ganar Chávez. No dejamos la sección de Opinión para encontrar a página completa el artículo de Vargas Llosa ya anunciado en portada, “El comandante y el Rey”.

Teníamos una crónica internacional, otra nacional, un analista político internacional, un editorial, un texto de revista de prensa, ahora la munición es un escritor de prestigio, y no podía ser otro que Mario Vargas Llosa: “la estupidez conceptual se enriquece si quien la emite se expresa con la vulgaridad del comandante Chávez y su gesticulación cuartelera”. Ayudar a Chávez también debe tener su castigo, aunque sólo sea por tener alopecia y kilogramos de más: “Otro tercermundista y comandante entra en escena, esta vez Daniel Ortega maltratado por los años con una calvicie acelerada y una panza capitalista”. Continúa el artículo con el recordatorio de rigor del levantamiento militar de Chávez en 1992 y traca final de Vargas Llosa donde muestra su fina capacidad de análisis geopolítico: “Es posible que, al reaccionar como lo hizo, el Rey de España transgrediera el protocolo. ¡Pero qué alegría nos deparó a tantos latinoamericanos, a tantos millones de venezolanos! ¿La prueba? Que he escrito este artículo arrullado por los animados compases del flamante pasodoble que ahora entonan y bailan en todas las universidades venezolanas, que se titula ¿Por qué no te callas? Y cuya tonadilla y letra llueven sin tregua sobre mi computadora”. El “flamante pasodoble” al que hace referencia es nada menos “Que viva España”, de Manolo Escobar, de tan casposo y franquista recuerdo en la península.

Y seguimos repasando el arsenal de El País. Llegamos al suplemento Domingo.

Página completa de foto de archivo de Hugo Chávez vestido de militar, la misma que aparecía en el avance de la portada, seguida de reportaje de tres páginas del habitual corresponsal en Caracas Francisco Peregil. Por si alguien no había leído a Vargas Llosa se vuelve a recordar la nueva letra del pasodoble de Manolo Escobar y el “golpe de Estado" de 1992. Se cita como nuevo abandono ideológico del bando chavista a su ex esposa Marisabel Rodríguez, quien hace ya años que no milita en el chavismo. Como comentarista, el reportaje recoge la opinión del director del diario Tal Cual, Teodoro Petkoff, político antichavista que se dice de izquierdas y quien, casualmente escribía también en el diario español El Mundo hace un par de días. Parece que o no tienen mucha diferencia de criterio los dos periódicos para elegir analistas o hay poco donde elegir en Venezuela para escribir contra Chávez. Seguimos en el suplemento Domingo y lo siguiente que encontramos es otra página completa, ahora contra Daniel Ortega por su apoyo a Chávez. Como no podía ser de otro modo, el reportaje comienza con el testimonio de una sandinista defraudada: “Hoy no se siente representada por el presidente de Nicaragua ni por la cúpula del Frente Sandinista porque ‘han traicionado la revolución’”. “Como Vilma Núñez, abundan los nicas a los que no gusta la influencia creciente de Chávez en Nicaragua”. Y sigue el operativo militar sin descanso. La siguiente información es sobre las empresas españolas en América Latina, que dicen que no se van a ir y que nadie en América Latina quiere que se vayan “en respuesta a las últimas amenazas de Hugo Chávez”. El reportaje recuerda “el peligro del populismo que representa Chávez” y que “no es la primera vez que los empresarios asisten a salidas de tono de parecido calibre de Chávez”. Todo muy novedoso.

El recuento es abrumador, la edición de El País del domingo 18 de noviembre dedicó a combatir a Chávez –todos los textos eran críticos contra el presidente venezolano-, tres llamadas en primera página, un artículo de análisis en Internacional, un reportaje a dos páginas completas en España, un artículo a cuatro columnas en Economía firmado en Teherán, uno de los dos editoriales, uno de los dos textos seleccionados de ente la prensa extranjera, una página entera de opinión de la firma más prestigiosa de su plantel y tres reportajes, desde tres países distintos, que ocupan un total de seis páginas completas del suplemento Domingo. Un ejemplo muy claro de dos cosas: de utilizar todos los hierros a enfrentar al presidente latinoamericano que más elecciones ha ganado y más apoyo electoral tiene del continente, y de que existe una impecable coherencia, coordinación y disciplina entre las diferentes secciones para formar y actuar a las órdenes que la dirección del diario marca.

La otra conclusión es la duda que nos queda de quién puede soportar, ideologías aparte, todo un periódico dedicado a repetir durantes meses y en todas las secciones, el mismo discurso de combate contra un presidente que gobierna a miles de kilómetros de donde se vende el periódico. Probablemente ni el Pravda en los tiempos de la era soviética fuese tan monocorde y soporífero. Quizás por todo esto regalaron ese día con el periódico una pastilla de jabón.

· La República, 21-11-2007 Un diputado del PSOE critica el "manto de impunidad" que cubre al rey

El diputado de Los Verdes adscrito al Grupo Socialista en Congreso, Francisco Garrido, denuncio ayer el "manto de oscuridad e impunidad" que "cubre a la Monarquía" y que ha llevado a la Mesa del Congreso a inadmitir una serie de preguntas sobre la actuación del Rey en la última Cumbre Iberoamericana.

"Esta ausencia de control parlamentario del Rey es un grave déficit de la democracia española y una herencia viva del Franquismo, que más temprano que tarde habrá que subsanar", señaló Garrido-

Ante una nueva negativa de la Mesa del Congreso a tramitar sus preguntas sobre el Rey, Garrido volvió a denunciar que "el Rey y la Familia Real carecen de cualquier control legal, parlamentario o político y se desenvuelven en un espacio de impunidad y opacidad insoportable para cualquier demócrata".

"Los ciudadanos y ciudadanas españoles deben saber que, hoy por hoy, el Rey no debe dar cuenta ante el Parlamento de ninguno de sus actos. Aunque alguno de éstos sean de tal gravedad y consecuencias políticas como los ocurridos en la Cumbre Iberoamericana celebrada en Chile", se quejó.

En este contexto, Garrido reiteró la necesidad de que el Tribunal Constitucional resuelva el recurso de amparo que él mismo presentó hace unos meses contra el veto del Congreso a sus preguntas parlamentarias y abra las puertas al "control parlamentario y democrático" del jefe del Estado y "a la consiguiente transparencia de las actividades de la Casa del Rey" · Rebelión, 24-11-2007 El absurdo de las exigencias del diario El País a rebelion.org

El copyright de Goliat

Pascual Serrano

La exigencia del diario El País [1] para que, tanto yo como rebelión.org, retiremos un texto crítico con ese periódico [2] ha dejado sin duda asombrados no solamente al equipo de rebelión.org, sino a todas las personas con sentido común que han conocido la noticia. Lo primero que resulta absurdo es que el representante de El País se dirija a mí diciendo que en Rebelión aparece un artículo de Vargas Llosa que no cuenta con su autorización ni se ha pagado por los derechos y, como prueba, adjunta el vínculo a un artículo mío, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=59219 . A través de mi abogada intentamos explicarles que el artículo en cuestión sólo tiene una cita del escritor peruano, junto con otras muchas, como todo lector puede apreciar, y que se acoge legalmente al derecho de cita. A pesar de lo cual El País responde no discutiendo la tesis de mi abogada, sino repitiéndose, como si no la hubiesen leído ni escuchado: “Nadie de WWW.REBELION.ORG nos ha contactado para solicitar la cesión de derechos de reproducción del texto de Mario Vargas Llosa, El Comandante y el Rey , por lo que la publicación de dicho texto en esa página web es de todo punto de vista ilegal”. Se trata de la patología del soberbio que considera que no debe molestarse en argumentar ni razonar, le basta con ordenar.

Y, para seguir su teatro del absurdo, la representante de El País termina diciéndole a la abogada: “Entendemos que Don Pascual Serrano no es el responsable de dicha inclusión pero estaríamos muy agradecidos si hiciera la gestión para eliminar dicho texto de esa web”. Ahora resulta que hasta el abogado que me representa a mí debe hacer gestiones para ellos. Ni el más burdo señor feudal se hubiera imaginado con derecho a pedirle a todo ser humano que haga gestiones y trabaje para ellos.

Por otro lado, exigen la retirada de rebelión.org, pero no de mi web personal, a pesar de que han tenido que verlo allí, porque es a través de ella por la que han podido conocer mi email. Son conscientes de que el enemigo no es una persona, sino un proyecto comunicacional colectivo, alternativo y muy crítico con la línea desinformativa de El País y de otros muchos medios de comunicación.

El cinismo de El País es tal que, simplemente consultando en google en qué lugares de la web de elpais.com se cita a rebelión.org (búsquese en google rebelion.org site:elpais.com), se pueden encontrar numerosos artículos de Rebelión reproducidos en las páginas de El País (véase algunos ejemplos [3] ), concretamente en lo que denominan La Comunidad, un colectivo de blogs personales abiertos en el diario. Y no se piense que al tratarse de blogs personales no tienen relación con el diario, su normativa establece [4] que, si bien no se hacen responsables de los contenidos y delegan en el usuario la obtención de la licencia de los derechos de reproducción de lo que allí coloquen, “el usuario, al enviar, publicar o mostrar contenido en la sección de blogs de ELPAIS.com, concede a PRISACOM una licencia mundial no exclusiva y gratuita para reproducir, comunicar públicamente y distribuir dicho contenido en los medios de PRISACOM”. De modo que El País se considera con derechos para reproducir textos íntegros de rebelión.org –algo de lo que no tenemos inconveniente-y de cualquier medio, mientras exige la retirada de cualquier cita de los suyos en rebelión.org.

Como han percibido la mayoría de los lectores y recoge Carlos Martínez en Rebelión [5] , el incidente no tiene ninguna relación con el derecho de autor ni con el copyright.

El artículo que les molesta se encuentra reproducido en una docena de medios y blogs en Internet; si, según dicen, es de Vargas Llosa y no mío, deberían también exigirles a todos la retirada. Nos encontramos con el uso, o mejor dicho abuso, del supuesto derecho de autor para perseguir toda voz crítica hacia ellos. Ya les habíamos visto prostituir la apelación a la libertad de expresión para dominar el mercado y garantizarse la impunidad para mentir y engañar, pero no era suficiente, ahora quieren refugiarse en el copyright para proscribir cualquier opinión o análisis que les dejara en evidencia. La embestida ha sido tan torpe y tan burda que la unanimidad entre los internautas ha sido absoluta. Desde los defensores de la libre reproducción del conocimiento, hasta los especialistas en derecho o simplemente quienes ya van estando hartos de las cacicadas e impudicias de los grandes medios nos han hecho llegar su solidaridad. Basta con comprobar los comentarios enviados y publicados a las páginas que reprodujeron la noticia de la exigencia de El País de retirar el artículo, de diferente signo ideológico, para descubrir que absolutamente nadie se ha visto con la capacidad de cargar con la defensa de las tesis del periódico. Yo mismo, que recibo todo tipo de comentarios a mis artículos, algunos muy críticos, no he recogido ninguno que intente razonar o justificar la posición del periódico de Prisa.

Y es que quizás El País tiene sobradas razones para mostrarse nervioso. Basta con ofrecer algunos datos para entenderlo. El artículo “El País contra Chávez, fuego a discreción”, sólo en Rebelión lo han leído doce mil personas -sin que sea uno de los artículos más leídos de esa web-, la mitad del número de acceso al de Vargas Llosa en El País, según sus propias estadísticas, con la diferencia de que el de rebelión.org ha sido reproducido en Internet en más de medio centenar de medios alternativos y blogs. Sin duda, son cifras que hacen pensar sobre el dudoso predominio y aceptación social de todo un emporio comunicacional como Prisa frente a un colectivo de periodistas que edita un periódico en Internet en sus ratos libres. Seguramente tampoco se han recobrado de la humillación que les supuso comprobar cómo lectores, intelectuales y hasta sus propios trabajadores se sublevaron contra el infame editorial [6] que dedicó el periódico en el 40 aniversario de la muerte del Che Guevara. Un clamor contra el periódico del que puntualmente informaron y dieron fe numerosas personas desde los medios alternativos que tanto molestan al diario.

No sabemos cuál será el siguiente paso de El País hacia Rebelión, por lo que nos corresponde al colectivo, y a mí mismo, aprovechar para agradecer todas las muestras de apoyo y solidaridad recibidas y añadir, citando a Hugo Chávez, quien seguro no me denunciará por atentar contra sus derechos de autor, que “con la verdad ni ofendo ni temo”.

www.pascualserrano.net

[1] El País exige al periodista Pascual Serrano retirar de rebelión.org un artículo que criticaba al periódico [2] El País contra Chávez, fuego a discreción [3] La irremediable decadencia de la monarquía española, de Higinio Polo. Gasto militar: Gasto contra la sociedad, de Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa. La pedagogía popular de la comunicación, de Claudia Korol. Escenarios actuales de la revolución bolivariana [4] Aviso Legal [5] El copyright como cobertura para la censura [6] El diario El País recibe numerosas críticas por su editorial sobre el Che


 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet