BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


DINERO - LA AUTODESTRUCCIÓN DEL SER HUMANO

Antonio Morales Berruecos y Edmundo Galindo González



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (240 páginas, 876 kb) pulsando aquí

 

 

• Diamantes peligrosos

¡Escándalos detrás del destello de la gema más deseada del mundo!

Existen cerca de dos mil quinientas venas verticales o formaciones rocosas de origen volcánico en el mundo conteniendo peridotite; dentro de ellas se forman los diamantes y son extremadamente difíciles de encontrar. Sólo una en diez contienen diamantes, y sólo una en cien tiene suficientes diamantes para que sea económica una mina. Las probabilidades han significado que cerca de treinta venas a través del mundo han sido convertidas en minas, y sólo cerca de ocho estén hoy en operación.

Para alcanzar el punto de producción se necesita una inversión de alrededor de trescientos millones de libras esterlinas, pero ahí es cuando el retorno a la inversión comienza. Una sola vena económica, aún a un promedio de cincuenta quilates, o sea ocho gramos, de cada cien toneladas de roca y tierra extraídas, logran un valor de dos billones de libras esterlinas sobre quince o veinte años de explotación.

“Los diamantes son para siempre”- el último artículo de lujo o símbolo de rango en la sociedad. También bruñen las herramientas y partes de precisión de las cuales nuestra civilización depende. Los diamantes agregan elegancia a las más hermosas mujeres; pero también financian las más crueles de las guerras civiles. Desde los imperialistas aventureros de Cecil Rhodes a fines del siglo 19, una sola compañía clandestinamente ha extendido su influencia en el mercado global de diamantes hasta alcanzar el control casi total.

Después de la segunda guerra mundial esta compañía llegó a establecer su propio servicio de inteligencia. También controlaba el suministro de diamantes de los otros más grandes productores a través de su Organización Central de Ventas (CSO). Esta compañía es la firma De Beers.

Fue apoyada por el gobierno Blanco de Sudáfrica y la Unión Soviética, sin embargo, sobrevivió al fin del Apartheid y al colapso del Comunismo. Al principio del nuevo milenio confronta sus más graves retos y ha cambiado radicalmente tácticas para asegurar su continuo éxito y para prevenir que los diamantes financien guerras civiles.

CSO es una operación brillante. En los últimos 60 años CSO ha hecho por los diamantes algo que eluden los productores de petróleo de la OPEC y aún los barones de la cocaína del cártel de Medellín. Tiene el músculo y el nervio para imponer su propio orden en el mercado, y construyó un sindicato no para unas semanas o meses sino para decenas de años.

Originalmente la India fue la única fuente conocida de diamantes pero en el año 1844 fueron descubiertos en Brasil y por un tiempo en Chapada Diamantina en el estado de Bahía, convirtiéndose éste en la capital del mundo de los diamantes atrayendo aventureros en la misma forma como pasó con la carrera por el oro en California. Una serie de descubrimientos mayores en Sudáfrica de 1897 en adelante, que coincidió con una caída en la producción en Brasil, lo convirtió por mucho en la más grande fuente de diamantes. Así como en India y Brasil los primeros descubrimientos fueron aluviales, desde 1869 los diamantes han sido extraídos de minas en Sudáfrica.

Su valor depende de su rareza y Cecil Rhodes comprendió que si los proveedores competían entre ellos eso sería amenazante. Para el final de su corta vida Rhodes había ganado el control de las minas de diamantes y extendido el dominio Británico sobre la mayor parte del suroeste de África.

Sin embargo, fuerzas Sudafricanas ocuparon la colonia en la Primera Guerra Mundial, cortándole a los alemanes la principal fuente de diamantes industriales.

Así permaneció bajo la administración Sudafricana hasta que Namibia se independizó en 1990. Ernest Oppenheimer, un Alemán Judío con ciudadanía inglesa residente en Sudáfrica, adquirió los intereses alemanes en diamantes con los que formó las Consolidated Diamond Mines la cual luego la ofreció a De Beers a cambio de acciones de ésa compañía. También le dieron un puesto en el consejo y pronto emergió como la figura más dominante de la industria desde Rhodes, cuya política de construir y salvaguardar un monopolio la continuó Oppenheimer.

Cuando la Segunda Guerra Mundial rompió con el control del suministro de materiales vitales, incluyendo los diamantes industriales, esto se catalogó como un hecho de la máxima importancia. A pesar de que las fuentes más grandes de diamantes, Sudáfrica y Namibia eran parte de la Commonwealth y del Imperio. Los diamantes industriales estaban escasos en la industria de la aviación Británica y también en la industria minera del Canadá durante los primeros años de la guerra. Alemania había estado almacenando diamantes en preparación para la guerra desde 1936. Después del comienzo de las hostilidades Alemania continuó importando diamantes de productores sobre los cuales los ingleses no tenían ningún control, como Brasil y Venezuela. Países neutrales como Bélgica, Holanda, Suiza, y los Estados Unidos que importaban diamantes del Imperio Británico, revendían algunos a Alemania y grandes existencias en Antwerp, uno de los centros de corte de diamantes más grandes del mundo, el que cayó en manos alemanas después de la conquista de los Países Bajos en Mayo de 1940.

Negociaciones acerca de la venta a granel de diamantes a los Estados Unidos se alargaron hasta avanzado el año 1941. Siguiendo al ataque japonés a Pearl Harbor y la declaración de guerra a Alemania por parte de los EU cuatro días después, los gobiernos de EU e Inglaterra trabajaron más de cerca para controlar la demanda de diamantes. Para fines de 1942 acordaron establecer en Canadá un inventario de diamantes al cual ambos países podían tener acceso en caso necesario.

Aunque los alemanes no controlaban ninguna área productora de diamantes, ellos seguían obteniéndolos a través de varios conductos. Una industria de corte de diamantes se había desarrollado por judíos refugiados en Palestina que el gobierno Belga en el exilio consideraba como una amenaza para una eventual rehabilitación de Antwerp como el principal centro de corte de diamantes. Una presión más para los británicos fue el hecho de que la existencia de dicha industria en Palestina motivara un mercado clandestino con Siria y Turquía con diamantes que fueran revendidos a Alemania y como consecuencia las autoridades Británicas impusieron controles a los palestinos.

Sir Ernest Oppenheimer estaba preocupado sobre la seguridad de los diamantes almacenados en el Congo y advirtió que peligraban de ser alcanzados por un comando alemán por aire pero el gobierno Británico sospechó que los motivos de Oppenheimer eran centralizar los inventarios en Sudáfrica para finalmente ganar el control del punto de la distribución del negocio, que tradicionalmente había sido controlado desde Londres. De hecho los alemanes no necesitaban montar un comando de ataque. Aunque las minas en el Congo eran nominalmente controladas por el gobierno Belga en el exilio y eran supervisados por De Beers, la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) mostró que diamantes del Congo estaban llegando a Alemania vía Tánger y el Cairo.

El éxito de Alemania en obtener diamantes durante la guerra mostró cuan difícil era prevenir su contrabandeo. Eso fue cierto también en tiempos de paz. Había una gran demanda insatisfecha de diamantes como una cobertura contra la inflación mundial y la Guerra Fría, que siguió a los diamantes industriales almacenados por los Estados Unidos la Unión Soviética y China. Así, a principios de 1950 diamantes con valor de diez millones de libras esterlinas eran contrabandeados fuera de África cada año. Eso sería equivalente a más de $230 millones de dólares en términos de valor monetario en el año 2000. La Cadena del Millón de Quilates, nombre dado al comercio ilegal, es otra señal de que dado el tamaño del tráfico y a que la policía nacional era incapaz de terminar con el, en Noviembre de 1953 Sir Ernest Oppenheimer recurrió a Sir Percy Sillitoe, el antiguo jefe de la MIS. [Servicio secreto británico] Quien durante la guerra estableció practicas sobresalientes y exitosas en capturar espías alemanes. En efecto, a través de su sistema de doble agente activamente controló el espionaje Alemán en Inglaterra.

En 1953, poco después del retiro de Sir Percy Sillitoe, sus servicios fueron requeridos por Sir Ernest Oppenheimer para asistirlo en el combate al tráfico ilícito de diamantes. Sir Percy aceptó y en Marzo 1954 hizo un recorrido de 6 semanas por las minas de diamantes en toda África al final del cual estableció la Organización Internacional de Seguridad de Diamantes (IDSO sus siglas en inglés) la cual tenía dos fines gemelos el aumento de la seguridad en las minas y el de descubrir lo s mayores canales del contrabando a Europa, al Medio Oriente y a la Cortina de Hierro. Dado que Londres era el principal centro internacional de ventas de diamantes y de que el mercado era un enorme generador de dólares para Inglaterra por lo tanto IDSO no tuvo dificultad en obtener soporte de las más altas esferas del país.

La historia de IDSO fue contada por Ian Fleming, el autor de las novelas de James Bond, siendo él mismo un ex oficial de la inteligencia naval británica. Fleming fué asesorado por un agente de Sillitoe, que usaba el alias de “John Blaize” sin el permiso de De Beers en Abril de 1957. Ése fue el año siguiente a la publicación de la novela Los Diamantes son Para Siempre en la cual Bond captura contrabandistas de diamantes. Lo que Fleming aprendió de Blaize sirvió de base para una serie de artículos publicados en el Sunday Times durante Septiembre y Octubre de 1957, y del libro “Contrabandistas de Diamantes” acerca de IDSO.

La principal fuente de diamantes contrabandeados era Sierra Leona, donde las piedras eran encontradas en el curso de los ríos y arroyos en el área más grande del país, lo que hacía difícil la vigilancia de la producción de diamantes.

Un hombre de negocios libanés envuelto en éste mercado, que tenía una gran molestia en contra de los contrabandistas al haber sufrido un engaño de uno de ellos, reclutó una pandilla de bandidos y empezó a emboscar contrabandistas a lo largo de la frontera Liberia-Sierra Leona. Sillitoe llegó a un acuerdo con Kamil por el cual IDSO daría a Kamil información sobre los movimientos de los contrabandistas y a cambio él entregaría diamantes recuperados a De Beers quien le daría una tercera parte de su valor en efectivo. Para la primavera de 1957 estos intentos de motivar las ventas a través de canales oficiales y los esfuerzos de Sillitoe en capturar algunos de los cerebros detrás de los círculos del contrabando probaron ser tan exitosos que la IDSO fue desbandada, habiéndose cumplido su misión.

Sillitoe y la IDSO no eliminaron totalmente el contrabando de diamantes. Para los años 1960s estaba volviendo a ser un problema y, Fred Kamil, quién había guiado las emboscadas de contrabandistas en Sierra Leona, estaba entre los agentes contratados por De Beers para combatirlos. Kamil empezó a trabajar para la firma en 1965 y trató de emular Sillitoe estableciendo una red de investigadores e informadores para descubrir quien estaba involucrado en el contrabando. Sin embargo en 1968 fue despedido. Kamil alega que se debió a que estaba a punto de exponer a algunos ejecutivos senior de Beers en Namibia.

Kamil sostenía que no había recibido pago completo por el trabajo que había hecho y secuestró un avión de Sudáfrica en el que se suponía viajaba un yerno de Harry Oppenheimer con la intención de secuestrarlo para pedir rescate. De hecho ésta persona no iba en ése avión y después de aterrizar se rindió siendo encarcelado. Sin embargo poco tiempo después fue perdonado y De Beers le pagó $100,000. Posteriormente Kamil escribió una larga autobiografía titulada El Bajo Mundo de los Diamantes.

El contrabando de diamantes tomó un camino más siniestro en los años 1970s.( Las guerras de los diamantes en África ) En 1975 el gobierno Portugués descartó su intención de mantener por la fuerza sus colonias en África, pero la independencia no trajo la paz. En Angola una guerra civil se desencadenó entre los MPLA, apoyados por Cuba, y UNITA, apoyados por Sudáfrica.

Ambos bandos eran financiados con riqueza mineral. Los MPLA controlaban los campos petroleros de Angola mientras que las áreas de mayor producción de diamantes estaban bajo el control de UNITA. Con el fin de la guerra fría y del apartheid, la presión sobre los combatientes arreció para terminar las hostilidades y un arreglo de paz fue alcanzado en 1994. Entre los legados del conflicto, en el cual medio millón de gentes murieron, están 10 millones de minas bajo tierra (algunos calculan que la cifra es por lo menos el doble), una por cada hombre, mujer y niño en el país. La visita a Angola de la princesa Diana en 1997 ayudó para atraer soporte internacional al tratado de Ottawa prohibiendo el uso de minas antipersonales, a pesar de la oposición del gobierno Americano. Sin embargo, Angola continuará sufriendo de las minas bajo tierra por muchos años por venir.

Desafortunadamente una grieta pronto se abrió entre Kabila y algunos de sus antiguos aliados y en 1998 el país fue hundido en una guerra civil en la cual los rebeldes anti-Kabila, apoyados por las tropas de Rwanda y Uganda fueron prevenidos de capturar Kinshasa gracias a la intervención de Angola, Namibia y Zimbabwe quienes tomaron la parte de Kabila. Su intervención probó ser costosa pero fue financiada parcialmente por el oro y diamantes del Congo. Un pacto de paz firmado en 1999 por los gobiernos de los seis países involucrados falló en poner un final completo a la guerra, en la cual, de acuerdo con algunas estimaciones, más de 2 millones de gentes murieron, muchos como resultado del hambre y enfermedades. En Enero 2001 Laurent Kabila fue asesinado por uno de sus guardaespaldas y sustituido por su hijo Joseph Kabila como presidente.

Expertos de las Naciones Unidas han declarado que el conflicto fue deliberadamente prolongado por facciosos deseosos del oro, diamantes y otros recursos. Entre los implicados, había generales de Zimbabwe, ministros del gobierno y parientes del presidente Robert Mugabe. Todos ellos, de acuerdo con John Marsischky, el jefe de Flashes of Color están involucrados en el ofrecimiento en venta de, gemas robadas por fuerzas del gobierno durante la guerra civil Congolesa.

El Congo no es sólo un productor de diamantes pero un canal a través del cual diamantes de otros países alcanzan los mercados del mundo. Inspectores de la ONU concluyeron en Julio 2004 que la República del Congo estaba exportando diamantes a un ritmo “100 veces superior a su producción estimada” y por consiguiente la mayor parte de éstos habían sido introducidos al país ilegalmente. En el 2003 el valor del mercado de diamantes en todo el mundo era de entre $60 y $70 billones de dólares de los cuales el mercado de EU representa el 50%.

Los mercaderes libaneses empezaron a establecerse en Sierra Leona al principio del siglo 20 y fueron prominentes entre la gente que adquirió licencias de minería cuando el gobierno colonial introdujo un nuevo sistema de licencias en 1956. Como resultado de esto la guerra civil libanesa que empezó a finales de 1970 tuvo un impacto en Sierra Leona dado que varios milicianos libaneses buscaron soporte financiero de sus mercaderes compatriotas en ése país. Uno de los más conocidos líderes libaneses, Nabih Berri, había nacido en Sierra Leona. Después de un frustrado atentado en 1987 los líderes de los mercaderes libaneses en Sierra Leona se fueron al exilio, creando una apertura para los hombres de negocios Israelíes quienes tenían reputación de tener contactos estrechos no sólo con el mercado de diamantes de Antwerp pero también con el crimen organizado de EU y Rusia.

Después del rompimiento de la guerra civil en 1991 el contrabando de diamantes a través de la frontera de Liberia aumentó por el pago de armamentos. Traficantes de drogas fueron también atraídos a Liberia dado que podían lavar dinero comprando diamantes que fácilmente podían ser vendidos en el extranjero. A pesar del salvajismo del conflicto, con mutilación de civiles incluyendo mujeres y niños, se ha dicho que el principal objetivo de las diversas facciones de rebeldes no era el ganar la guerra sino simplemente engancharse en el crimen productivo bajo la cobertura del combate.

Más tarde en 1999 pláticas condujeron a un arreglo de paz y la ONU envió gente de paz. Sin embargo, al siguiente año, rebeldes advirtieron a las tropas de la ONU de estar siendo desplazados en algunas partes del país y la lucha empezó de nuevo en muchas áreas. La situación fue transformada por la intervención de tropas inglesas en soporte de la misión de la ONU y para Enero del 2002 el conflicto había terminado. La inteligencia Americana y Europea tratando de descubrir las finanzas de la red Osama bin Laden-Al-Qaeda creían que Al-Qaeda estaba comprando diamantes de los rebeldes del Frente Unido Revolucionario y vendiéndolos en Europa con una ganancia.

La organización Global Witness, que estimó en 2002 que Al-Qaeda había lavado $20 millones usando diamantes conflictivos, produjo un reporte más detallado en Abril 2003 titulado “por unos dólares más”, exponiendo la forma en que Al-Qaeda se había movido al mercado de diamantes en un periodo de diez años. Por consiguiente el restablecimiento de la estabilidad es importante no sólo por la sufrida población de Sierra Leona sino también por la gente de muchas otras naciones.

En Abril 2002 guardias fronterizos fueron puestos en alerta para evitar el contrabando de un diamante macizo siguiendo rumores de que un diamante macizo de 1,000 quilates había sido encontrado el día 22 de ése mes. De ser cierto sería el segundo diamante más grande jamás descubierto. Reportes posteriores dijeron que el diamante era más grande de lo originalmente estimado, 1,400 quilates, y que había llegado a Bélgica.

Botswana es una de las más pacíficas y prósperas naciones africanas. Hoy su número es inferior a 100,000 habitantes. En Febrero 2002 Survival International acusó al gobierno de Botswana de cortar el suministro de agua de la central Kalahari Game Reserve para que los Gana y Gwi Bushmen se salieran de sus tierras ancestrales. La Unión Europea ofreció pagar el costo de proporcionar el agua pero su oferta fue ignorada. Se ha sugerido que las autoridades de Botswana quieren remover a los Bushmen para explotar las reservas de diamantes.

En Cape Town en Octubre 1999 Nicky Oppenheimer se dirigía a un grupo de estudiantes de Harvard y sin pena alguna describía a De Beers como el “el monopolio existente de más larga duración del mundo”, agregando que deliberadamente estableció el manejo del mercado de diamantes, el control de la oferta, el control de los precios y el actuar en colusión con nuestros socios en las partes rurales de África. Esto aseguró, ayudó a mantener los precios en tiempos de recesión económica y a preservar empleos en las partes rurales y pobres de África.

A un año del desafiante discurso de Oppenheimer De Beers reversó completamente su política. No sería ya el comprador y vendedor de último recurso pero dependería sobre un agresivo mercadeo para asegurar que era “el proveedor ideal” de la industria.

En Noviembre 2000 la policía de Londres interceptó una pandilla que estuvo por penetrar el Millennium Dome y robar diamantes por valor de 200 millones de libras esterlinas que De Beers había puesto en exhibición en ése lugar, incluyendo el diamante de 203 quilates Millennium Star. La pandilla planeaba escapar en una lancha en el Támesis, motivando a la prensa a comparar éste asalto con escenas del film de James Bond “The World Is Not Enough” [fue también motivo de gran publicidad para el Dome que notablemente falló al no llenar las esperanzas que Tony Blair tenía en ello]. Sólo dos años después, en Febrero 2003, un intento de robo más exitoso tuvo lugar en la capital del corte de diamantes en el mundo cuando ladrones vaciaron 123 de 160 bóvedas del Centro de Diamantes en Antwerp.

El cambio de estrategia de De Beers fue el resultado de la posición que la firma tenía al principio del tercer milenio. Técnicas de producción de diamantes sintéticos estaban avanzando y si se hacía posible la producción masiva de gemas de calidad entonces eso sería una nueva amenaza para la estabilidad del cartel. Mucho más importante, la Organización Central de Ventas estaba debilitándose en los años 1990s por el flujo ilícito de diamantes en el mercado por la oleada del rompimiento de la Unión Soviética, por las dudas acerca del futuro del acuerdo entre De Beers y los productores rusos, la defección de los dueños de la mina de diamantes de Argyle en Australia e incluso de algunos proveedores Africanos, y por el descubrimiento de nuevos diamantes en Canadá.

La producción de diamantes sintéticos ha crecido enormemente desde los primeros y exitosos experimentos de investigadores en Suecia en 1953 y en General Electric en los EU en Diciembre 1954. Hasta ahora los diamantes sintéticos han sido pequeños y sólo útiles para propósitos industriales pero en el 2003 dos compañías – Gemesis en Florida usando tecnología rusa, y Apollo en Boston, declaran que ellas podrían producir diamantes con calidad de gema. Si ellos pueden producirlos a un precio competitivo entonces el monopolio de De Brees estaría seriamente amenazado.

Personas comprando joyería están lejos de conocer el hecho de que el mercado de gemas ha sido dominado por carteles escandalosos. {Los diamantes industriales son cosa aparte}. Después de todo, nadie comprando un anillo de compromiso de diamante desearía ser considerado como de pacotilla. Los diamantes son apreciados precisamente porque son caros como dice la canción “ los diamantes son el mejor amigo de una chica”, escrita por J. Styne y hecha famosa por Marilyn Monroe en Los Caballeros las Prefieren Rubias, y más recientemente por Nikole Kidman en Molino Rojo. Aunque los sentimientos de la canción son más bien cínicos, los diamantes han sido un símbolo del amor eterno. La tradición de obsequiarlos como prueba de amor se remonta al año 1477 cuando el Archiduque Maximiliano de Austria le dio un anillo de diamantes a Mary de Burgundy. Sin embargo el diamante típico en un anillo de compromiso tiene probablemente cerca de 3 billones de años de viejo o dos terceras partes de la edad de la tierra misma, formado profundamente en la tierra y traído a la superficie por un volcán hace cerca de 70 millones de años.

Los diamantes también están formados como estrellas y están esparcidos en el espacio por explosiones estelares. Los astrónomos han dicho que la mayoría de los diamantes están formados primordialmente de carbón inicialmente presente durante el acrecentamiento de la tierra. Los diamantes son abundantes, en microscópicas motitas, en algunos meteoritos, y es muy posible que la piedra en un anillo fuera sembrada por una de tales motitas fuera del espacio. En Junio 2004, G. Parthasarathy del Instituto Geofísico de Investigación de la India, alega que él y sus colegas han obtenido evidencia de que los diamantes negros, conocidos como carbonados y encontrados solo en Brasil y en África central, fueron parte de objetos extraterrestres que cayeron a la tierra varios millones de años atrás. Por consiguiente podría decirse que la vieja creencia de los romanos de que los diamantes eran astillas de las estrellas que habían caído a la tierra no estaba tan lejos de la verdad.

En Febrero 2004 los astrónomos anunciaron haber encontrado el diamante más grande conocido en el universo. Es realmente una estrella blanca enana situada como a 50 millones de años luz de la tierra en la constelación de Centaurus. Técnicamente conocida como BPM 37093 pero más comúnmente llamada Lucy ( de la canción de los Beatles Lucy en el Cielo con Diamantes ) tiene 3000 kilómetros de ancho de carbón cristalizado, o diamante, con una masa de 2.27 miles de trillones de trillones de toneladas- o sea 10 billones de trillones de trillones de quilates. En contraste la más grande joya de la tierra es de 530 quilates llamada la Estrella de África que es parte de las joyas de la corona británica.

Conclusión

Hay una gran cantidad de partes interesadas quienes no quieren precios más bajos. Cualquiera que posea un anillo de compromiso con diamantes, o cualquier otra joya con diamantes está seguro de que los diamantes son para siempre. Aparte de su connotación romántica, se supone que son una inversión para toda la vida, el valor de la cual puede aumentar pero nunca bajar. Los bancos que financian minas de diamantes desean estar seguros de que sus préstamos serán repagados. Los joyeros con grandes inventarios desean estar seguros que mantengan su valor.

Cualquiera que posea diamantes sufrirá, existiendo suficientes atesoradores de diamantes escondidos del cartel, para todos aquellos que quieran una fuente movible y secreta de riqueza y seguridad. La acumulación de diamantes secretos es vasta, vale billones de dólares. Una caída en el precio de los diamantes sería catastrófica.

La manera en que los diamantes fueron formados y los valores que simbolizan son resumidos concisamente en lo que la revista Advertising Age llama el mayor lema de la publicidad del siglo 20. Una noche de 1947 Frances Gerety, una joven escritora de la agencia de publicidad N. W. cuenta, ayer, estaba trabajando en una presentación para De Beers pero, sintiéndose cansada y completamente aturdida rezó” por favor Dios, envíame una línea. Después ella de repente, escribió las famosas palabras:

“UN DIAMANTE ES PARA SIEMPRE”

Sin embargo, al cambiar el orden de las cosas cuando inicie la Unión Mundial, la célebre frase de Frances Gerety prevalecerá en el tiempo junto con los diamantes mismos, pero como es nuestra intención, al desaparecer el dinero, el valor de estos como se le conoce hoy, también desaparecerá. La producción de todos los diamantes en el mundo será únicamente utilizada para efectos industriales previamente autorizados. Todos los diamantes en circulación ahora propiedad de joyeros, casas reales, contrabandistas, empresas, religiones, millonarios, gobiernos, y demás poseedores del sector privado o público actualmente considerados como piedras preciosas no serán otra cosa que eso "piedras" que dejaran de tener valor comercial y podrán ser exhibidos en museos a los pueblos del mundo.

Y así los pequeños diamantes en la tierra “serán para siempre” pero como símbolos de la grandeza de los diamantes gigantes que hay en el espacio y cuya exploración y estudio será fomentado por la UM.


 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet