LA ECONOMÍA DEL FIN DEL MUNDO
CONFIGURACIÓN, EVOLUCIÓN Y PERSPECTIVAS ECONÓMICAS DE TIERRA DEL FUEGO


Miguel A. Mastroscello

Volver al index

 

 

3.3. LA POLÍTICA FISCAL

Más allá de las polémicas, hay consenso en que las herramientas al alcance de los gobiernos para influir en los asuntos económicos se pueden reunir en tres agrupamientos: la práctica de las regulaciones, la política monetaria y la política fiscal. La primera surge del ejercicio del poder de coerción del Estado y se ejecuta a través del conjunto de normas de distinta jerarquía —leyes, decretos y resoluciones administrativas— mediante las cuales se imponen pautas de comportamiento a los particulares. La segunda tiene el objetivo principal de garantizar la estabilidad monetaria, además de entender acerca de la circulación de dinero, ejercer la superintendencia de los bancos y administrar las reservas de divisas del país.

La política fiscal, por su parte, deriva de la necesidad del Estado moderno de realizar erogaciones monetarias para alcanzar sus fines, lo cual exige la obtención de recursos para hacer frente a las mismas. La forma concreta en que el Estado determina el monto total y la composición de sus erogaciones y de los recursos que utilizará para atenderlas expresa la política fiscal adoptada.

Por el lado de las erogaciones, son instrumentos de la política fiscal el gasto del gobierno en los bienes y servicios —lo que comprende a los salarios de su personal— requeridos para el funcionamiento de sus distintas dependencias y organismos (gastos de operación); los pagos a terceros sin contraprestaciones, como las jubilaciones y los subsidios (transferencias); y la ejecución de obras de infraestructura, la compra de equipos y otros mecanismos de inversión (gastos de capital). Por el flanco de los recursos encontramos a los impuestos o tributos, a los que —como se detallará más adelante— se agregan otros rubros, denominados “no tributarios”. Cuando el presupuesto no está equilibrado, por existir una discrepancia entre el total de erogaciones y el de recursos, se dice que presenta superávit, si esa diferencia es positiva; en el caso contrario, se la denomina déficit. En esta última instancia aparece la controversial cuestión del financiamiento del déficit fiscal, que es además inevitable debido a que las distintas dependencias públicas no pueden dejar de funcionar. De ello deriva a su vez el problema de la oportunidad y cuantía de la emisión monetaria y el endeudamiento público, que son los instrumentos con que se puede atender el déficit.

El análisis pormenorizado de estos aspectos excede de modo amplio el propósito de esta obra. Pese a ello, podemos agregar que, en términos generales, para combatir los ciclos recesivos los gobiernos nacionales suelen emplear políticas fiscales expansivas, lo que significa combinaciones de bajas tasas impositivas con altos niveles de erogaciones fiscales; mientras que en el caso contrario, pueden acudir a políticas fiscales contractivas (elevación de las alícuotas tributarias y reducción del gasto estatal) para moderar el crecimiento controlando la inflación.

Asimismo diremos que abundante evidencia empírica muestra una correlación directa entre una emisión monetaria poco prudente, por lo general inducida por las necesidades de financiamiento estatal, y el aumento continuo y generalizado del nivel de los precios de la economía.

Recapitulando lo dicho hasta aquí, los principales instrumentos de la política fiscal están conformados por el diseño y el volumen del gasto público, así como por la definición de los impuestos y tasas que constituyen su fuente genuina de ingresos. Además, y aunque desde un punto de vista teórico pertenece al campo financiero, la cuestión de la deuda pública conforma un aspecto importante de esta política. Estos medios están documentados en el Presupuesto público, que con el carácter de ley rige todos los actos del gobierno que requieren un movimiento monetario; de allí que se la considere como la ley de leyes, al ser nada menos que la expresión financiera del plan del gobierno.

En la República Argentina, las provincias no tienen injerencia alguna en la política monetaria —atribución exclusiva del Banco Central— y poseen una reducida capacidad de regulación de las actividades económicas, ya que las principales herramientas de esta índole pertenecen a la órbita del gobierno nacional. Por lo tanto, resulta de especial interés el análisis de la estructura presupuestaria, expresión de la política fiscal e instrumento primordial —por no decir único— de que se dispone en este nivel de gobierno para influir en la economía local.


Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga