LA ECONOMÍA DEL FIN DEL MUNDO
CONFIGURACIÓN, EVOLUCIÓN Y PERSPECTIVAS ECONÓMICAS DE TIERRA DEL FUEGO


Miguel A. Mastroscello

Volver al index

 

 

2.3. EL SECTOR SECUNDARIO

2.3.1. Industria manufacturera

Las ramas más importantes de la industria manufacturera fueguina son aquellas que colocan su producción fuera del ámbito provincial, usufructuando las posibilidades que les otorga el régimen promocional de la ley 19.640, con lo cual logran un aprovechamiento de las economías de escala que de otro modo el reducido tamaño del mercado local no les permitiría alcanzar.

Se trata de industrias dinámicas, ya que reúnen la mayoría de los atributos básicos que distinguen a estas últimas de las que conforman el grupo de industrias vegetativas, a saber:

 se expanden a un ritmo más rápido que el crecimiento vegetativo de la población y que la tasa de aumento del producto global.

 utilizan insumos elaborados por otras industrias (en su mayor proporción establecidas fuera de la Provincia)

 trabajan con tecnología compleja

 producen principalmente insumos básicos y bienes de consumo durable

La rama fabril más importante, tanto si se mide en términos de valor de producción como de puestos de trabajo, es la dedicada a la fabricación de equipos electrónicos, que elabora tanto bienes finales —televisores, videograbadores, videocámaras, reproductores de DVD, teléfonos celulares, hornos a microondas y acondicionadores de aire de uso comercial y familiar— como intermedios (estéreos y equipos de aire acondicionado para automotores). Además, funcionan plantas textiles y de las industrias plástica y química, entre otras ramas. En su gran mayoría transforman insumos extrarregionales, de origen importado.

Las preponderantes ramas electrónicas conforman una industria terminal, lo que significa que su esquema de producción es similar, por ejemplo, al de la rama automotriz. Dado que la mayoría de sus insumos críticos no se fabrican en el país, usufructúan las exenciones impositivas y las franquicias arancelarias contempladas en el sistema de promoción antes aludido para adquirir sus materias primas en el exterior. Por otra parte, han generado ciertos eslabonamientos locales , si bien no muy significativos, como consecuencia de los cuales en la provincia se elaboran algunos insumos, tales como los gabinetes plásticos para televisores y las almohadillas de poliestireno expandido para embalaje .

El proceso productivo emplea —como lo exige la clasificación detallada más arriba— tecnología de punta, incluyendo la utilización de la robótica en la etapa de inserción y soldado de componentes sobre plaquetas desnudas; este conjunto avanza luego en la línea de fabricación, donde se van ensamblando los restantes insumos hasta el armado final y el embalaje del aparato.

Se trata de firmas que por lo general explotan licencias de fabricación de marcas internacionales; en muy pocos casos, están asociadas con empresas extranjeras mediante mecanismos de “joint-venture” o similares. El principal destino de su producción es el mercado interno argentino, donde en los años noventa han debido afrontar la dura competencia de la importación proveniente, en su mayor parte, de los países del oriente asiático. Como resultado de ello, hubo una reducción del número de plantas y de puestos de trabajo, no obstante lo cual el sector logró importantes mejoras en la productividad. De tal modo, estas empresas pudieron disminuir en forma significativa sus precios de venta y competir con éxito.

Los aspectos instrumentales del sistema de promoción que favorece a estas ramas dinámicas —aunque el alcance de aquél, como se verá más adelante, no está restringido sólo a la actividad industrial— son monitoreados por la Comisión para el Área Aduanera Especial (CAAE), organismo del que participan el gobierno provincial, reparticiones nacionales como la Administración de Aduanas, cámaras empresarias y entidades sindicales. De todos modos, es necesario recordar que las decisiones de fondo en esta materia competen, según la legislación, a las autoridades nacionales.

Las manufactureras de más larga tradición en la isla son las madereras, que pese a ello no han alcanzado un grado de desarrollo significativo. Su desenvolvimiento está regulado por la ley provincial Nº 145, que determina un régimen de aprovechamiento del bosque productivo basado en criterios de sustentabilidad. La madera de lenga es apta para el debobinado y el aserrado, y aplicable tanto a la construcción y la carpintería de obra como a la elaboración de muebles y pisos, así como a la carpintería naval. Su coloración y la escasa o nula presencia de nudos, la tornan muy apreciada para revestimientos.

Funcionan en la provincia menos de 20 aserraderos, casi todos propiedad de empresarios locales, ubicados en el ecotono y la zona cordillerana, de los cuales sólo dos pueden ser considerados de alta producción (elaboran más de 1.000.000 de p²/año) .

El manejo del bosque o silvicultura, influye tanto en las posibilidades de su aprovechamiento industrial como en su preservación, por lo cual la Dirección de Bosques de la Provincia tiene asignada la facultad de adjudicar superficies boscosas mediante sistemas de permisos anuales (hasta 2.500 m3 por permisionario), concesiones directas (hasta 1.000 hectáreas y por períodos máximos de 10 años) y concesiones por licitación (de 1.001 a 5.000 ha. y hasta 20 años de duración). Además, debe controlar in situ la selección de los ejemplares aptos para el corte o apeo.

Las prácticas más usuales establecen el volteo de los ejemplares que poseen un d.a.p. medio de 40 a 60 cm., de cada uno de los cuales se obtiene in situ un promedio de 2 a 2,5 rollizos, lo que equivale aproximadamente a 1 m³. Luego se trasladan los rollizos, mediante motoarrastradores, hasta los canchones —sectores abiertos del monte, destinados a su acopio— desde donde son transportados por camiones hasta las proximidades de las plantas elaboradoras. También hay aserraderos móviles, que desplazan su personal y maquinaria a medida que van talando árboles. Por lo general, la actividad se lleva a cabo entre los meses de octubre y julio, lo cual está determinado por las condiciones climáticas. Los establecimientos producen bienes intermedios —tablas, tablones y tirantes, así como maderas machihembradas de distintos tipos— que se vuelcan en su mayor parte a satisfacer una demanda provincial cuyo volumen depende, en modo principal, de la evolución de la construcción. Las ventas al sector argentino continental representan un bajo porcentaje del total, en tanto que en años muy recientes se registraron algunas exportaciones a Europa, aunque en volúmenes reducidos y sin alcanzar continuidad.


Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga