LA PRÁCTICA EDUCATIVA EN UN CENTRO UNIVERSITARIO PÚBLICO


Marcia Leticia Márquez Hernández
ixcoatl1@hotmail.com

 

 

1.8 ESTADO DEL CONOCIMIENTO

La Dinámica de grupos es “ un modelo o paradigma de aprendizaje específico, justificado y fundamentado, con diferentes métodos y procedimientos, en orden a la intervención en grupos cuyo objetivo principal es la conversión de los procesos grupales en situaciones de aprendizaje y aprovechando esos procesos grupales como posibilidades de aprendizaje Karlheinz (1997).

Se considera que la década de los años setenta es particularmente significativa debido a la interpretación e incorporación del pensamiento grupal en nuestro medio, aunque ya desde finales de la década de los años sesenta se empezaron a aplicar en el ámbito escolar algunas concepciones fundamentadas en la dinámica de grupos.

La política educativa del sexenio que se inició en 1970 establecía una serie de líneas de acción, entre las que se destacan la expansión acelerada de la educación superior y la diversificación de sus opciones; el establecimiento de una reforma educativa que implicaría la modernización de teorías, técnicas y métodos en la escuela. En particular, se pretendía una modernización del escenario universitario Díaz A.(1998).

Para ello se aplicaron propuestas ligadas a concepciones humanistas de la educación, como la dinámica de grupos, pero ésta fue interpretada y disminuida sólo a su expresión técnica y las problemáticas grupales se redujeron a discutir temas básicos como: liderazgo, meta común de la organización y la cohesión del grupo en torno a ella, tratando de mejorar las relaciones humanas, incrementar los procesos de percepción, comunicación y retroalimentación para buscar una vida más plena.

En 1983, Margarita Baz realizó el estudio “ Procesos grupales y cambios en la institución universitaria”, donde investigó la inserción del docente en la experiencia de la UAM Xochimilco.

Como resultado de dichos estudios el pensamiento grupal influyó definitivamente en el trabajo educativo de la Universidad, donde se estableció la concepción operativa de grupo como modalidad de trabajo, además de formularse un proyecto de maestría en psicología social y grupal.

A partir de entonces, se han producido innumerables análisis y propuestas de nuevas técnicas grupales como una alternativa para modernizar la educación y renovar el sistema educativo.

Por consiguiente, es de suma importancia en primer lugar, comprender cómo se dan las interacciones en un grupo y que importancia guardan éstas con el proceso de enseñanza aprendizaje y, en segundo lugar, analizar y aplicar estrategias de enseñanza adecuadas para el logro y aplicación del programa de estudios de las asignaturas que se imparten.

Se dice que se aprende a pensar en grupo, y dependerá justamente de las interacciones que ahí se efectúen y de la habilidad de enfrentar y resolver las dificultades que surjan, el éxito o fracaso para la construcción de conocimientos. “Estas dificultades en el proceso de aprendizaje deben ser tomadas como un aspecto esencial del mismo, ya que su desconocimiento oculta la posibilidad de llegar a descubrir que el aprendizaje es un acto de permanente cuestionamiento, ceguera ésta que no se da solamente entre el educador y el educando, sino que ya está instituida por la institución educativa de la que forman parte” (Pansza 1996:84).

Y, si bien es cierto que el sistema educativo mexicano promueve un aprendizaje individualista y competitivo plasmado en el currículo, el trabajo en clase y la evaluación, la Universidad de Guadalajara da el derecho de libertad de cátedra, y en los últimos años ha venido impulsando programas de actualización docente que tienen como objetivo principal la preparación y enseñanza a los profesores de temas pedagógicos y didácticos que pueda incorporar a su práctica.

Hablar de aprendizaje grupal implica, a su vez, ubicar al docente y al estudiante como seres sociales, integrantes de grupos; buscar el abordaje y la transformación de conocimientos desde una perspectiva de grupo, valorar la importancia de aprender a interaccionar en grupo y a vincularse con los otros; aceptar que aprender es elaborar el conocimiento, ya que éste no está dado ni acabado; implica igualmente, considerar que la interacción y el grupo son medio y fuente de experiencias para el sujeto que posibilitan el aprendizaje; reconocer la importancia de la comunicación y de la dialéctica en las modificaciones sujeto-grupo. Chehaybar (1982).

Aprender en grupo implica cambiar, partiendo del modelo de aprendizaje basado en el proceso de cambio, el cual contempla 3 fases: la primera fase la denomina “deshielo”, en ésta se puede percibir una fuerte resistencia al cambio, resultado de miedos e inseguridades al pertenecer a un nuevo grupo, y dependerá de cómo se maneje la primera información que se transmita para lograr la confianza y la participación de los alumnos en la clase y el tiempo que tarden los miembros del grupo en adaptarse. La segunda fase es llamada cambio. En esta fase se muestran conductas y actitudes nuevas tales como una redefinición o una nueva definición de la situación, una extensión de la percepción y una reestructuración de las categorías valorativas). Cuando ya se ha creado un clima de confianza entre los miembros del grupo, estos se muestran más dispuestos en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Por último, la tercera fase es llamada de consolidación y estabilización e implica de redefinición de las identidades de cada miembro del grupo que se da por medio de la activa reorganización y remodelación del entorno social.

El modelo anterior establece de manera clara el proceso de cambio que se vive en los grupos así como la resistencia y los motivos principales de ella.

Una de las acciones que podemos aplicar para el involucramiento de todos los alumnos en el proceso de enseñanza aprendizaje es la dinámica de grupos. Ésta fue empleada en los años treinta para la investigación sobre pequeños grupos, en busca de aumento de productividad que también fue dirigida al ámbito social, por medio de la cietifización de las organizaciones laborales y de la organización social.

El modelo de dinámica de grupos prevalece la consideración histórica de aquellas actividades y cursos formativos que tienen como finalidad el desarrollo de orientaciones conceptuales para realizar modificaciones o cambios en grupos.

1.9 DELIMITACIÓN DEL PROCESO DE INTERVENCIÓN

Uno de los compromisos como docentes es la facilitación en la apropiación del conocimiento, y las estrategias de enseñanza así como las dinámicas grupales tienen un papel insustituible.

El propósito fundamental del proyecto es precisamente el proceso de transformación de conocimientos dentro del aula con la participación de todos los integrantes del mismo, ya que se considera indispensable para la formación de los alumnos en el ámbito social, así como también fomentar la interacción mediante la colaboración y comunicación.

Se propone por tanto que, aunado con la participación de los alumnos y como propósito fundamental de la práctica educativa debe propiciarse un aprendizaje significativo, que se manifieste en lo futuro como productividad y calidad humana y profesional de los alumnos.


Volver al index

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga