EL IDEAL DE LAS FINANZAS PÚBLICAS MUNICIPALES 
Una propuesta desde una perspectiva estratégica

EL IDEAL DE LAS FINANZAS PÚBLICAS MUNICIPALES UNA PROPUESTA DESDE UNA PERSPECTIVA ESTRATÉGICA

Luis Alfonso Moreno Corredor

Volver al índice

 

 

1.2 LAS NUEVAS FINANZAS MUNICIPALES

En el nuevo contexto Constitucional, en donde las entidades territoriales gozan de los derechos de gobernarse por autoridades propias, ejercen las competencias que se le han asignado, administran sus recursos, establecen los tributos necesarios para el cumplimiento de sus funciones y participan en las rentas nacionales, el municipio tiene que desempeñar el papel que le corresponde de la estructura del Estado, a través de:

- La prestación de los servicios públicos que le señale la ley. ( Ley 142 de 1.994)

- La construcción de las obras que exija el progreso y el desarrollo local.

- El ordenamiento de su territorio.

- La promoción de la participación comunitaria.

- El mejoramiento social y cultural de sus habitantes.

- La promoción y ejecución de programas para la conservación y mejoramiento del medio ambiente.

Para el Cumplimiento de estas funciones y las demás que le pueda establecer la ley, hoy el municipio cuenta con herramientas también Constitucionales como la elaboración de planes de desarrollo que deben estar estrechamente vinculados con el sistema presupuestal.

1.2.1 El plan de Desarrollo

De acuerdo con las normas Constitucionales y legales los planes de desarrollo deberán adoptarse para garantizar el uso eficiente de los recursos y el desempeño adecuado de las funciones que les corresponde a los municipios.

El plan de desarrollo está compuesto por un diagnóstico, una parte estratégica y por otra de inversiones a mediano y corto plazo. Las aplicaciones de estos planes son los instrumentos que posibilitan las decisiones racionales del gasto.

La parte estratégica es la que define los objetivos tanto generales como específicos en el mediano y largo plazo, al igual que las metas generales y los procedimientos y mecanismos para alcanzarlas.

Allí se señalan las políticas y estrategias en materia económica, social, financiera, administrativa y ambiental que serán las que guíen a la administración en su acción para lograr los objetivos y metas que previamente se han señalado. En fin, esta parte del plan es la brújula que orienta la selección de programas, subprogramas, proyectos y el gasto público.

El componente del plan de inversiones de corto y mediano plazo se define como la descripción de los programas y subprogramas con sus metas y objetivos así como los proyectos prioritarios de inversión o gasto público junto con la proyección de recursos financieros disponibles para su ejecución.

Aquí se determinan los presupuestos plurianuales con los cuales se proyectan los costos del gasto público, cuando se requiera más de una vigencia para su ejecución. El instrumento fundamental para la evaluación y preparación del plan de desarrollo es el banco municipal de programas y proyectos.