EL IDEAL DE LAS FINANZAS PÚBLICAS MUNICIPALES 
Una propuesta desde una perspectiva estratégica

EL IDEAL DE LAS FINANZAS PÚBLICAS MUNICIPALES UNA PROPUESTA DESDE UNA PERSPECTIVA ESTRATÉGICA

Luis Alfonso Moreno Corredor

Volver al índice

 

 

1.1.3 Descentralización

Para Jordi Borja la descentralización es " un proceso de carácter global que supone por una parte el reconocimiento de la existencia de un sujeto o una sociedad, o una colectividad de base territorial, capaz de asumir la gestión de intereses colectivos y dotado a su vez de personalidad sociocultural y político-administrativa y por otra parte las transferencias a este sujeto de un conjunto de competencias y recursos (financieros, humanos, materiales ) que ahora no tiene y que podrá gestionar automáticamente en el marco de la legalidad vigente"

La aparición de un cambio en la relación dinámica del Estado Central y local se ha originado producto de " Las crisis económicas, a su manera han contribuido a las tendencias descentralizadoras de los corporativismos sociales y territoriales. La devaluación del Estado conduce a revalorizar a los poderes locales representativos, en la medida que en ellos pueda darse una relación más directa de carga fiscal-acción pública y a una mayor agilidad y adecuación a las situaciones concretas, poniéndose en cuestionamiento el protagonismo estatal tanto por su relativa ineficacia como por su fuerte déficit fiscal."

La descentralización en Colombia es consecuencia principalmente de un efecto mundial que se produjo en esa época como fue la crisis de endeudamiento de los países de América Latina en la década de los ochenta; estos países deberían desembolsar grandes sumas en dólares a los bancos comerciales por concepto de amortizaciones e intereses. Sus economías que no generaban suficientes divisas y con problemas de empleo, producción e inversión, acompañadas de presiones inflacionarias y grandes déficit fiscales que al no ser controlados se traducen en excesivos aumentos de los medios de pago y desequilibrios en la balanza de pagos, tuvieron que recurrir al crédito externo ; " El PIB de América Latina en 1.982 bajó en un -1.0%, es decir tuvo un comportamiento negativo por primera vez en cuatro años y aunque Colombia poseía una bonanza cafetera la situaba también en la crisis "

Aunque todos los países de América Latina se sometieron a la moratoria impuesta por el FMI y el Banco Mundial, Colombia decidió renegociar su deuda con unos ajustes macroeconómicos e institucionales para poder conseguir créditos nuevos.

Uno de estos ajustes institucionales fue la disminución del déficit fiscal vía recorte en inversión social y traslado de competencias a las entidades territoriales (departamentos y municipios).

En esta misma década se impulsa la descentralización en nuestro país, de un lado, por la presión de movimientos regionales de acceder al control del poder público y de otro, parte por la necesidad de adecuar las relaciones Estado-economía a las exigencias de la globalización y apertura.

En estos años se promueve en el país la modernización de los tributos municipales (ley 14/83 o ley de fortalecimiento de los fiscos territoriales) y la descentralización administrativa, asignando funciones a las regiones y a los municipios, que hasta el momento realizaba la nación, complementada con la descentralización fiscal, con el fin de situar recursos provenientes de la distribución del IVA (ley 12/86), para que los municipios pudieran atender, precisamente, sus nuevos deberes.

Una tendencia posterior promueve la descentralización como instrumento de modernización ligado al concepto de eficiencia y a los propósitos de intervención estatal, es decir como respuesta a la crisis del modelo centralista sumido en una estructura erosionada por el clientelismo, la corrupción y la ineficiencia.

Finalmente se puede decir que la descentralización se impulsó con la convicción que se disminuiría la dependencia fiscal de los municipios frente a la Nación. Los resultados hoy nos muestran que ha ocurrido todo lo contrario.