AGUAFUERTES II. RESUMEN Y CRÍTICA DE GENTES, CIUDADES Y RIQUEZA
 La transformación de la sociedad tradicional, del neomalthusiano Edward Arthur Wrigley

AGUAFUERTES II. RESUMEN Y CRÍTICA DE GENTES, CIUDADES Y RIQUEZA LA TRANSFORMACIÓN DE LA SOCIEDAD TRADICIONAL, DEL NEOMALTHUSIANO EDWARD ARTHUR WRIGLEY

Edgardo Adrián López

Volver al índice

 

 

6.4. Un modelo de cambio

Aunque no haya sido el único factor o el más decisivo, el crecimiento de Londres tuvo una importancia estratégica en la transición hacia un nuevo sistema económico (1992: 212). F. e., tener en cuenta ese “detalle” puede ayudar a responder la pregunta de si la Inglaterra de 1750 estaba en una posición mejorada en comparación con otras zonas del Imperio, que pueda explicar por qué la Revolución Industrial ocurrió según conocemos.

Aparte del crecimiento londinense, hubo mejoras sustanciales en la ganadería, lo que llevó a una mayor productividad agrícola y a una baja secular en el precio de los granos. A su vez, ello redundó en un mayor poder adquisitivo de los salarios. Sin duda, la necesidad de alimentar a Londres creaba las condiciones de un mercado más o menos unificado que estimuló el cambio agrícola (1992: 213).

En busca de un modelo complejo acerca de las causas del proceso industrializador, efectuaremos una “lista” de los que parecen ser las modificaciones más importantes.

6.4.1. Los cambios económicos

a- La constitución lenta, sinuosa, de un mercado nacional único o de mercados regionales para un vasto grupo de bienes y servicios, contribuyó a que puedan desplegarse la división del trabajo y las economías de gran escala.

b- La mayor productividad en el campo ocasionó que cierta proporción de fuerza laboral pudiera dedicarse a actividades de los sectores secundarios y terciarios, estimulando el crecimiento. Asimismo, el excedente agrícola contribuía a elevar los ingresos de la balanza comercial a través de las exportaciones (1992: 214, 221).

c- El desarrollo de nuevas fuentes de energía y de tecnología más eficiente.

d- El establecimiento del Banco de Inglaterra, supuso que emergieran una gran variedad de métodos comerciales y financieros que estimularon las fuerzas latentes de la economía.

e- La red de transporte incidía en las alteraciones descritas en a), disminuía el tiempo de circulación, la cantidad de capital inmovilizado en las mercancías trasladadas y posibilitaba una independencia respecto a las estaciones.

f- El crecimiento del poder adquisitivo impulsó la demanda efectiva en general y el consumo de productos industriales, lo que está muy vinculado con lo esbozado en el ítem b (1992: 214, 221).

6.4.2. Cambios demográficos

g- En las economías pre/industriales hubo con mucha frecuencia sustanciales mejoras, pero el ritmo demográfico fue malthusiano y el exceso de habitantes acabó por devorar los frutos del crecimiento (1992: 214, 221). Puesto que ello no aconteció en el siglo de la Revolución, cabe esperar que la interrelación entre fecundidad, mortalidad y nupcialidad fue tal que la población no se elevó de forma demasiado rápida, al menos hasta que las rentas per cápita pudieron sostener su tendencia al alza (1992: 215).