ANÁLISIS DE LA POBLACIÓN ECONÓMICAMENTE ACTIVA DE LA PROVINCIA DE AREQUIPA - 2004

ANÁLISIS DE LA POBLACIÓN ECONÓMICAMENTE ACTIVA DE LA PROVINCIA DE AREQUIPA - 2004

Luis A. Arrieta Muñoz Najar y Deymor B. Centty Villafuerte

Volver al índice

 

 

3. EL EMPLEO

Hemos comenzado nuestro análisis primero conceptualizando a la PEA, pero dentro de la naturaleza y objeto de nuestra investigación es necesario definir y poder analizar el concepto de empleo y pleno empleo para y así determinar algunos indicadores importantes.

Ramón Tamames y Santiago Gallegos (Diccionario económico y finanzas), Conceptualizan al empleo como una de las variables fundamentales en el análisis macroeconómico, significativa de la situación del mercado laboral, en el que los trabajadores aspiran a ocuparse en una actividad remunerada con un salario. La insufiencia de puestos de trabajo origina el desempleo o paro, la total satisfacción de la demanda se traduce en pleno empleo; la ocupación múltiple en dos o mas nominas a la vez constituye el pluriempleo. Se considera situación de sobreempleo, cuando la oferta de trabajo supera a la demanda de empleo.

Por otro lado Carlos Parodi Trece en su trabajo: “Una Incorporación de Objetivos Sociales al Desarrollo”, cita a David Murse; Director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que en 1970 se hizo famoso por el siguiente slogan: “Destronemos al PBI para hacer del Empleo el objetivo y el criterio principal del desarrollo”. Además menciona que misiones enviadas a siete países encontraron que incluso en los países en desarrollo que habían tenido notables tasas de crecimiento, las tasas de desempleo habían aumentado; esto fue reforzado por los estudios de Seers sobre Colombia y Sri Lanka, y los de Finger y Jolly en Kenia. Los resultados de estas investigaciones se plasmaron en el Informe de Colombia, publicado en 1970 cuya conclusión central fue la “Significación Limitada del Crecimiento Económico”; así de la orientación teórica se pasó al diseño de estrategias de desarrollo, en las cuales la reducción del desempleo paso a ser el objetivo principal. Finger descubrió que la clave no es el empleo absoluto, sino la escasa productividad, por eso la estrategia de desarrollo no sólo debe buscar, crear empleo, sino contemplar el diseño de medidas para aumentar la productividad de los trabajadores, es decir: “Crear oportunidades de empleo más productivo”.

En esa misma línea de pensamiento Streeter sostiene: que este vuelco hacia la necesidad de crear empleo incurrió como reacción al dualismo que había resultado del crecimiento industrial moderno. Los conceptos de empleo y desempleo tal como se definen en los países desarrollados no son derivados a la realidad de los países en desarrollo. En los países industriales, empleo y desempleo tienen como base institucional mercados de trabajo organizados e informados, bolsas de trabajo, servicios crediticios y beneficios de seguridad social para los desempleados que sean trabajadores calificados, con deseos y capacidad de trabajar, pero temporalmente cesantes. Como en la mayoría de los países en desarrollo estas instituciones no existen, el problema de la pobreza no es el desempleo; la gente pobre está empleada pero en actividades en las cuales reciben poca remuneración y hacen larguísimas jornadas de trabajo; como el vendedor ambulante, los carpinteros, los gasfiteros, los vigilantes de automóviles en las calles, etc. Estos trabajan ardua e independientemente, sin contrato y son a menudo muy pobres. Así el problema se redefinió como de los “Trabajadores pobres”. El problema no era sólo aumentar el empleo, sino elevar el ingreso de los pobres, tanto en relación con el de los ricos como en términos absolutos.

Mientras en un trabajo reciente: La Investigación Económica y Social en el Perú se analiza la Calidad del Empleo, en el se menciona lo siguiente:

Que la sobrepoblación laboral propia del subdesarrollo, la transición demográfica, las crisis económicas y sus correspondientes políticas de estabilización, y la legislación laboral de los años noventa constituyen cuatro de los principales factores de la reducida calidad del empleo en el Perú.

En este estudio también se menciona que normalmente se sobreestima de manera importante la verdadera ocupación creada en el sector independientes y quizá también la creada en las PYMES. En particular, la medición estadística de las horas trabajadas en este sector de independientes no registra la subutilización de mano de obra que se produce durante las recesiones.

Esto implica que las estadísticas laborales subestiman de manera notable el empleo agregado generado por el sector privado en la economía de Lima.

Por otro lado para Michael Parkin (Macroeconomía), cuando aborda el tema del Pleno Empleo considera que este es una situación en la que el numero de personas que buscan empleo es igual al número de vacantes. En forma equivalente, el pleno empleo se da cuando el desempleo es por fricción y estructural y no hay desempleo cíclico.

De lo anteriormente mencionado es necesario aclarar varios aspectos respecto al concepto y a la situación del Empleo en el Perú; en primer lugar la gran mayoría de los intelectuales y especialistas en el tema reconocen que la calidad del empleo en el Perú esta muy por debajo de los países desarrollados y que lo que falta generar en nuestro país es empleo digno y bien remunerado es decir acabar con el subempleo. Fritz Du Bois gerente del IPE sostuvo recientemente que el 35% de la PEA en el país se encuentra en planilla de la cual 1/3 pertenece al Estado, Estado que hoy absorbe casi a 1 millón de personas que trabajan en el sector publico.

Por otro lado además es necesario diferenciar el concepto de Empleo y Trabajo que muchos consideran como sinónimo pero que en verdad resultan siendo hasta antónimos dentro de una concepción filosófica dialéctica; cuando nos referimos al Trabajo es obvio que este es intrínseco a la naturaleza del ser humano y que es fuerza motriz del desarrollo de la inteligencia, de la fuerza productiva y de la sociedad; y en nuestro país trabajo es lo que mas abunda puesto que nadie negara que hasta los niños trabajan para ganar algunos soles que colaboren con su alicaída economía familiar, las amas de casa trabajan, los estudiantes y hasta los jubilados encuentran una actividad en la cual exponer su fuerza transformadora de riqueza en practica.

Sin embargo lo que escasea en nuestro país es el Empleo que día a día desaparece como el viento producto de un sistema de producción poco intensivo en el uso de la mano de obra y que depende cada vez mas de las decisiones económicas y políticas que a nivel mundial se dictan a favor de una clase dominante; El Empleo para clarificar nuestra reflexiones vendría a ser: “El trabajo asalariado que un trabajador recibe a cambio de la enajenación de su fuerza productiva a un propietario de los medios de producción que deberá garantizar a cambio un salario digno que en términos del INEI seria mayor al mínimo de referencia, donde se utilice las capacidades propias del trabajador y su nivel de especialización en el trabajo, se cumplan con las jornadas de horas de trabajo (8 horas diarias), el pago de beneficios, la seguridad social y el respeto a la sindicalización para la defensa de los derechos laborales que la clase trabajadora tiene derecho de gozar.