DESARROLLO Y COMPORTAMIENTO DE LA MOTIVACIÓN EN EL TRABAJO

DESARROLLO Y COMPORTAMIENTO DE LA MOTIVACIÓN EN EL TRABAJO

Ma. Teresa Uscanga Guevara y Arturo García Santillán

Volver al índice

 

 

2.2 Fundamentos Teóricos y empíricos

En este apartado se analiza y discute la fundamentación teórica y empírica de las variables que integran el modelo de estudio, siendo estas: Incentivos, Integración, Comunicación, Liderazgo, Motivación y Satisfacción Laboral.

2.2.1.- Variable Incentivos:

Discusión Teórica: Los incentivos son considerados como retribuciones por la realización de algún acto, en este caso por las actividades laborales que desempeña el trabajador dentro de la organización. Al hablar de incentivos no solo nos referimos a una contribución económica, un incentivo puede ser una recompensa o estímulo que permite que el trabajador realice su trabajo con mayor intensidad.

“Incentivos son “pagos” y/o alicientes dados por la organización a sus trabajadores, ya sean salarios, premios, beneficios sociales, oportunidades de progreso, estabilidad en el cargo, supervisión abierta, elogios, reconocimiento, por lo que a cambio de las contribuciones, cada incentivo tiene un valor de utilidad que es subjetivo, ya que varía de un individuo a otro: lo que es útil para uno puede ser útil para otro. Los incentivos se llaman también alicientes, recompensas o estímulos.” (Chiavenato, 2000: 117)

Si se ubica esta forma en la organización, aparece entonces, una vinculación inmediata entre la organización y la persona; una relación de intercambio de recursos en los que prevalece el sentimiento de reciprocidad, en donde ambas partes evalúen lo que están ofreciendo y lo que están recibiendo a cambio (Chiavenato, 2000).

Los incentivos por ende, corresponden a un elemento variable de la compensación total, ya que están asociados directamente con el desempeño o productividad, es decir, existe una relación directa entre lo que el trabajador hace (sus resultados) y los incentivos que obtiene. Se debe considerar que existe otro elemento que se puede plantear como incentivo, estos son, los sistemas formales de reconocimiento que están enfocados al sentido humano, ya que reconocen la labor desempeñada por los trabajadores, por lo que no propiamente deben ser monetarios.

Los incentivos son un medio significativo para asociar las metas y los valores de las organizaciones directamente con la motivación y desempeño de los trabajadores (Fernández 2002). Ello debido a que los incentivos son un medio de comunicación incuestionable entre los empleados y la organización, ya que son capaces de comprender por qué se les está pagando y qué se espera de ellos, apreciando claramente que valora la empresa mediante lo que se les está pagando.

Dando continuidad a esta idea, podremos decir que si los incentivos están diseñados adecuadamente, indicarán qué busca la organización, y los trabajadores por ende ajustarán su desempeño a dicha expectativa, en la medida que su trabajo sea coherente con las metas de la organización, y además sea recompensado, por lo que la relación entre las metas de la organización, la motivación y el desempeño de las personas, unidas mediante los incentivos, es la función de alineamiento estratégico de recursos humanos.

Se considera entonces la existencia de incentivos individuales para pequeños grupos, así como los incentivos a largo plazo, los cuales dependen de la estrategia de cada organización, en función de sus planes financieros, estándares de servicio, número de empleados, valores, entre otros, impulsando con ellos no sólo las metas financieras, ya que también los valores de la productividad, la satisfacción, el servicio y la calidad son importantes para su buen funcionamiento. Usualmente los programas de reconocimiento que son utilizados como incentivos, son citados como de reconocimiento monetario y no monetario, y las organizaciones lo toman como un último recurso, sin embargo si esta estrategia es planeada y aplicada correctamente, pueden ser muy funcionales, esto depende ciertamente de las necesidades identificadas dentro de la propia organización, obteniendo resultados que motiven a las personas a dar su mayor esfuerzo.