DESARROLLO Y COMPORTAMIENTO DE LA MOTIVACIÓN EN EL TRABAJO

DESARROLLO Y COMPORTAMIENTO DE LA MOTIVACIÓN EN EL TRABAJO

Ma. Teresa Uscanga Guevara y Arturo García Santillán

Volver al índice

 

 

CAPÍTULO V. Análisis de los Datos

La representación del modelo teórico de estudio definitivo, queda establecido de la siguiente forma:

A partir de este modelo, se derivaron 5 constructos, en los cuales quedaron integradas las variables implicadas, en cada una de las relaciones causales que se pretenden probar, a partir del procedimiento estadístico del Análisis Canónico. Para medir la correlación entre las VI versus VD, se utiliza la correlación canónica entre X1, X2, X3 y Y1, Y2, Y3., en cada constructor. El procedimiento estadístico de prueba se define en los siguientes términos:

El formato de la hipótesis es invariante y su representación es de la forma: Ho: ρxy = 0 Ha: ρxy ≠ 0 X2, gl (n-1), con .α/2 =.0025

La correlación canónica, establece como ρ (rho) entre las X y Y:

HO1: ρX1..n; Y1..n = 0 HA1: ρX1..n; Y1..n ≠ 0

Del análisis canónico, primeramente se obtienen las correlaciones lineales (Pearson) de los conjuntos X y Y , los coeficientes de correlación canónico, los valores p-value, la varianza extraída y redundancia total de los conjuntos X y Y, así como el valor de Ji-Cuadrada. Además la hipótesis se prueba mediante la Lambda de Wilks. Esta última toma el siguiente valor

El valor obtenido de la Lambda (Л) que sea cercano a 0, apoya el rechazo de Ho. Posterior a este procedimiento, y toda vez si se rechaza Ho, la interrogante que surge ahora es: ¿sobra la significancia de la máxima raíz característica λ1? Esto es, que la primera raíz característica realmente representa el cuadrado de la correlación canónica entre las dos primeras variables canónicas, refiriéndose a las combinaciones lineales de las variables de origen y las sucesivas raíces características (λ1= ρ21)

Con el procedimiento de análisis canónico además se obtienen los Eigenvalues o raíces características (λ) para obtener el cuadrado de las correlaciones existentes entre las variables canónicas U y V y los CCC (coeficientes de correlación canónica) que son coeficientes simples de correlación de las propias variables canónicas. Por último se obtienen los pesos canónicos para construir las combinaciones lineales que dan origen a las variables canónicas. (García, 2004)

Los resultados para cada uno de los constructos es el siguiente: