LAS MATEMÁTICAS DE LA CIENCIA REGIONAL

LAS MATEMÁTICAS DE LA CIENCIA REGIONAL

Andrés E. Miguel Velasco y otros

Volver al índice

 

 

a. Planteamiento general

Normalmente, en el análisis de las regiones se hacen consideraciones que dan por sentada la problemática referente a las clases sociales o a la estructura social en general, ya que el problema del desarrollo tiende a considerarse una manifestación de la asignación de recursos escasos entre fines alternativos que en el último de los casos, se presupone beneficiará a la sociedad en su conjunto.

Si bien las propuestas del campo del desarrollo han podido predecir determinada problemática y subsanar ciertas necesidades materiales, también han dado origen a determinados problemas sociales, paradójicamente, muchos de ellos relacionados con la asignación de recursos prevista. La deficiencia en la asignación se considera resultado de la mala distribución, y así se hace una diferenciación entre desarrollo y crecimiento. La falta de desarrollo se atribuye a la nula o mala distribución de la riqueza en la sociedad. Pero ¿puede atribuirse la problemática de la distribución de la riqueza solamente a la economía?

Metodológicamente, existe una justificación para concebir el desarrollo al margen de un análisis de la estructura social en la cual se pretende inscribir. Las técnicas modernas del desarrollo, a diferencia de las vertientes derivadas de la Economía clásica y las visiones marxistas y Kaleckiana existentes en la Economía clásica, han sistematizado su análisis al margen de la problemática de las clases sociales o de cualquier otra estructura social estratificada. Cuando más, se posee una visión de sociedades plurales, donde los individuos poseen iguales derechos y las mismas oportunidades para acceder a la riqueza material y cultural.

El análisis referente a las clases sociales se ha centrado en una visión estática de la estructura social. Sin embargo, el análisis social no está plenamente acabado, ni puede concebirse únicamente como un patrón capaz de encajonar en él a todo individuo según determinadas características preconcebidas; sino que debe entenderse como algo que trata de explicar el comportamiento de sociedades en constante interacción. En este sentido, el análisis de la problemática relativa a las clases sociales, y sus implicaciones, puede ser desarrollado dentro de una concepción más dinámica, a través del uso de nuevos instrumentos analíticos que faciliten la interpretación y el significado de sus relaciones, haciendo más operativas sus conclusiones para la planificación.

La sistematización del análisis de las clases sociales debe ligarse a las estructuras sociales más complejas, como las regiones o el Estado, sobre las cuales se conciben y se intentan implementar las estrategias del desarrollo.