LAS MATEMÁTICAS DE LA CIENCIA REGIONAL

LAS MATEMÁTICAS DE LA CIENCIA REGIONAL

Andrés E. Miguel Velasco y otros

Volver al índice

 

 

CAPÍTULO VII. EL LENGUAJE DE PROMETEO

a. Los íconos de Prometeo

Esa tarde, Prometeo se acercó a mí diciendo:

--Trinquete Secundino, sé que el día de ayer te quedaste con una duda, cuando te pregunté en que casillero te ubicas en tu sociedad. Te explicaré el por qué de mi pregunta. Mira, existen diversos tipos de sociedades regionales. Te mostraré esta idea, pero primero deseo que establezcamos un lenguaje básico, como el siguiente (y Prometeo dibujó los siguientes símbolos):

Prometeo agregó:

--El círculo significa igualdad, en tanto que el rectángulo desigualdad. Si notas, éste último posee varios “casilleros”, pero éstos son de diferente tamaño. Entre más arriba, menor es el casillero. Podemos agregar otros símbolos como los siguientes (prometeo continuó dibujando):

Ya encarrerado, Prometeo dijo:

--Podemos agregar otros símbolos como los siguientes:

Además, se pueden combinar nuevos símbolos como los siguientes:

--Y entonces tendríamos:

--Puede haber sociedades clasistas “autoritarias”, o sociedades “democráticas jerárquicas”, y se representarían de esta manera agregó Prometeo:

--Si lo notas, en la representación de la “sociedad clasista autoritaria” todo el peso del autoritarismo recae sobre el casillero de abajo. Prometeo se detuvo un instante, y luego dibujó el esquema que presento a continuación:

Prometeo razonó:

--En este modelo de estructura social, la “clase alta” es la mejor ubicada, pues tiene acceso al poder económico, político y cultural. La “clase media” es la que a través de su consumo facilita la valorización del capital de la clase alta. Las “clases populares” son las menos favorecidas en este tipo de sociedad: incluso pueden ser explotadas y manipuladas como lo previó Marx.

Luego insistió:

--Trinquete Secundino; ayer te pregunté ¿en qué “casillero” te ubicas?, pues en la sociedad del Rubicundo a la cual perteneces, quienes tienen el poder bien que disfrazan los intereses de las clases sociales que representan...

--Miré el esquema, y con el dedo señalé el casillero inferior.

Prometeo sonrió y me dijo:

--Sinceramente deseo que el futuro te depare una sociedad donde sea derribado el casillero que hoy te encajona...

De pronto se escuchó una algarabía en la proa de la nave, por lo cual me vi en necesidad de abandonar momentáneamente a Prometeo.