LAS MATEMÁTICAS DE LA CIENCIA REGIONAL

LAS MATEMÁTICAS DE LA CIENCIA REGIONAL

Andrés E. Miguel Velasco y otros

Volver al índice

 

 

CAPÍTULO VI. LA METAMORFOSIS DE LAS CLASES SOCIALES EN LA REGIÓN

A diferencia de los Niños Corsarios que habían luchado por el Bienestar de sus habitantes, los Rubicundos tenían muchas desigualdades sociales. En su ciudad más importante, especialmente en los tiempos que sucedieron a la llegada de la Ciencia Regional, los Niños de la Ciencia habían atesorado en ella lo mejor de su conocimiento científico y tecnológico, pero con una división clasista de su sociedad, en la que los beneficiarios eran los grupos de poder, especialmente quienes rodeaban al Gran Rubicundo, que junto con sus administradores principales Muratl, Marín y Ruiz, repartían los favores según su voluntad.

Habían optado por un desarrollo basado en el dominio de los “capitalistas”, pues en esta ciudad el 10% de los Niños de la Ciencia controlaba el 90% de la riqueza. Los mismos Rubicundos repetían con pesar:

“—Jamás había existido tanta riqueza, y nunca como ahora ha habido tanta pobreza”

Así, el sistema creado continuamente destruía las fuentes principales de su propia riqueza: el hombre y la naturaleza. Para enriquecerse más, los dueños del capital habían inventado mecanismos de deuda cuyos pagos aumentaban continuamente; también habían favorecido la transferencia de recursos del campo a la ciudad; y sobre todo, para asegurar las ganancias de las grandes empresas. Culminaba este proceso con el derecho a decidir en los organismos públicos: quién tenía más capital poseía más capacidad de decisión.

Por eso el comentario de Prometeo se refirió a esta situación existente entre los Niños de la Ciencia.

a. El modelo general

El pequeño Corsario inició su disertación diciendo:

--Existe una inter-relación entre las clases sociales y las regiones de los Niños de la Ciencia (nuevamente, el pequeño Corsario dibujó en la pared de su celda un esquema como el que se indica a continuación):

Las ideologías y prácticas políticas como el “nacionalismo”, y las alianzas políticas entre grupos sociales diversos, descansan en los intereses que favorecen parcial o totalmente la legitimación del orden social existente (es decir, el conjunto S en el razonamiento de Prometeo. Por otra parte, la imposición al resto de la sociedad de intereses parciales e incompatibles están representados por S').

La integración de los principios y prácticas ideológico-políticas capaces de favorecer la reproducción de la estructura social, se fundamenta en una serie de relaciones e intereses entre las organizaciones de las diversas fracciones de clase y categorías sociales, que logran integrarse como fuerza social. En las relaciones que mantienen éstas, el contenido es lo económico, lo subjetivo, lo ideológico. Lo político resume ambos aspectos. A través de la política se mantiene, perpetúa, y es posible, el dominio de los intereses de una fuerza social, pero todos estos elementos confluyen en la región.

De ahí que toda fracción de clase, categoría social, grupos o incluso individuos aislados que aspiren a imponer su dominación social deba pugnar al mismo tiempo por la creación de los organismos, ideologías e intereses capaces de garantizar tal imposición, dentro de los cuales, el Estado y los Partidos Políticos constituyen las expresiones más acabadas en el terreno práctico de la acción y de la toma de decisiones. En el contexto de las ideologías globales este papel lo representa el nacionalismo o el regionalismo.