LA GESTIÓN DE LAS RELACIONES Y LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL

LA GESTIÓN DE LAS RELACIONES Y LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL

Emeterio Guevara Ramos

Volver al índice

 

 

10.2. El Instituto Tavistock de Relaciones Humanas

Al mismo tiempo que el Proyecto Tecnológico de Yale se ejecutaba en Estados Unidos, el Instituto Tavistock de Gran Bretaña patrocinaba una serie de estudios de las consecuencias sociales del cambio tecnológico. Mientras el Proyecto de Yale se enfocaba en el efecto de la tecnología sobre el trabajador individual, los estudios de Tavistock tendían a orientarse hacia la influencia de la tecnología sobre la organización social, tanto en el nivel del grupo pequeño como en el de la organización formal más amplia.

Una manera general de pensar en términos de sistemas parece lo más apropiado respuesta conceptual disponible cuando el fenómeno bajo estudio –a cualquier nivel y de cualquier dominio – despliega el carácter de estar organizado y cuando el entendimiento de la naturaleza de las interdependencias constituye la tarea de investigación. Una gran parte del pensamiento de la orientación está influenciado por la cibernética y la teoría de la información, aunque ha sido utilizada como sistemas abiertos (Trist y Emery, 1973, p165).

Es en este entorno donde tendrán lugar las primeras experiencias y los trabajos del Instituto de Tavistock de Inglaterra que dieron origen al enfoque de sistemas sociotécnicos, el cual generalmente se acredita a E. L. Trist y sus asociados. Para ellos, el principal problema de los estudios sobre cambio organizacional es que el contexto en el cual existen las organizaciones está cambiando al mismo tiempo a una tasa incremental y se mueven hacia una complejidad creciente (Trist y Emery, 1973, p165).

Antes de la introducción de las técnicas mineras de producción masiva en galería larga, la tecnología minera era esencialmente una actividad artesanal. Los grupos tendían a formar equipos autónomos muy unidos ya que la tecnología de la minería artesanal exigía gran habilidad individual, variedad de recursos e independencia. Al mismo tiempo, el equipo aportaba a sus miembros muchas satisfacciones sociales e interpersonales. Así, la estructura social y laboral, que se había creado en la minería muchos años antes de la mecanización, originó "un sistema de interrelación dinámica que permitió un duradero equilibrio social”.

En investigaciones que realizaron acerca de los problemas de producción de la industria minera del carbón basada en el enfoque de “longwall”, este grupo encontró que no era suficiente con meramente analizar los problemas sociales, sino que, al tratar los problemas de la industria minera, el sistema técnico (máquinas y métodos) tenía una fuerte influencia sobre el sistema social. Su descubrimiento fue el relacionar que las actitudes individuales y el comportamiento de grupo están influenciados en gran medida por los sistemas técnicos en los cuales las personas trabajan.

En estas minas después de un fuerte proceso de mecanización se estableció la definición estricta de tareas siguiendo el esquema taylorista. En contra de lo esperado, según el enfoque tradicional de la organización del trabajo, la productividad decreció y el instituto fue contratado para estudiar el problema.

Los investigadores del instituto indicaron que el proceso de mecanización había destrozado la estructura tradicional de equipos pequeños de mineros que llevaban a cabo todas las tareas de extracción del carbón, que habían sido reemplazados por equipos de especialistas que trabajaban independientemente.

La solución planteada por los investigadores fue una nueva forma de organización que denominaron enfoque de Diseño de Sistemas Sociotécnico basada en el desarrollo de grupos de trabajo relativamente autónomos donde los trabajadores poseen todas las habilidades esenciales para llevar a cabo las tareas y en base a las cuales es posible un intercambio de los puestos de trabajo, permitiéndoles con una supervisión mínima tomar sus propias decisiones en aquellos temas directamente relacionados con las actividades que realizan.

Estos grupos en comparación con los métodos convencionales fueron más efectivos, tanto en términos de productividad como en términos sociales y psicológicos. Eric Trist y sus colegas (1963) mostraron como los mineros podían escoger entre un tipo de trabajo especializado y fragmentado y una organización de grupos parcialmente autónomos.

Por lo tanto, la posición de esta escuela de pensamiento es que los sistemas social y técnico deben ser considerados conjuntamente y que es una labor importante del administrador asegurarse de que ambos sistemas trabajen armónicamente.

De este análisis surge la proposición de que una producción eficaz es función del ajuste u optimización conjunta del sistema social y del sistema técnico: el mejor desempeño del todo no puede reducirse a la suma de los mejores desempeños de sus partes tomadas por separado.

Como consecuencia de lo anterior, la mayor parte del trabajo desarrollado por esta escuela se ha concentrado en producción, operaciones de oficina y otras áreas en las que el proceso técnico tiene una fuerte vinculación con las personas y su trabajo; por consiguiente tiende estar fuertemente orientada hacia la ingeniería industrial (Koontz, 2000)

En su calidad de enfoque en el estudio de la administración esta escuela ha realizado contribuciones importantes para la práctica administrativa, a pesar de que no abarque como algunos de sus proponentes parecen creer, todo lo que es la administración. Además, es de suponerse que los administradores experimentaos se sorprenderían con el hecho de que una compleja tecnología en una línea de ensamble de una industria de punta afectara a los individuos, a los grupos y a sus patrones de comportamiento, así como a la manera en que las operaciones están organizadas y a las técnicas de administración requeridas. Igualmente, a pesar de que este enfoque sea prometedor y útil en ciertos aspectos de las operaciones de las empresas, se puede advertir sin temor a equivocarse que hay mucha más materia para el conocimiento administrativo pertinente de la que se puede encontrar en él.