LA GESTIÓN DE LAS RELACIONES Y LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL

LA GESTIÓN DE LAS RELACIONES Y LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL

Emeterio Guevara Ramos

Volver al índice

 

 

11.2. Características de la administración japonesa

Existen un sin fin de características de las cuales destacamos las más importantes y significativas para comparar esta orientación con la occidental.

• Una de las principales características de su orientación grupal y el énfasis en harmonía grupal. El interés de un grupo esta ubicado sobre el del individuo. El individuo es cuerpo y alma y leal al grupo. Una responsabilidad del jefe es construir, fomentar, consolidar y fortalecer la harmonía.

• Otra es la orientación a la comunidad y la preocupación total por las personas. La empresa se preocupa ella misma por la vida privada de sus empleados, al mismo tiempo que se ocupa de sus resultados en el trabajo.

• La decisión colectiva por consenso es uno más de los pilares de la organización. La empresa esta dispuesta a compartir una gran cantidad de información con todos los empleados y permitirles integrarse al proceso de toma de decisiones.

• La harmonía no podría conseguirse sin la asignación de tareas y responsabilidades grupales, esta juega un papel importante en la cohesión del grupo. Un puesto de trabajo individual no se define claramente, tampoco las tareas se encuentran por escrito, la responsabilidad es altamente difusa, los miembros del grupo deciden como le dan forma individual.

• La lealtad de los trabajadores se logra con el sistema Nenko que significa empleo de por vida. Los trabajadores tienen garantizado un puesto hasta su retiro. La empresa no despide a sus trabajadores, aún cuando ya no sean productivos y útiles en un puesto especifico. Siempre existirá una actividad que puedan realizar, conseguírselas es responsabilidad de la administración.

• Los programas comprensivos de bienestar son otro elemento par mantener satisfechas la mayoría de las necesidades del trabajador y su familia. La empresa provee a todos sus trabajadores de programas totales de bienestar, incorporando facilidades recreacionales y médicas, vivienda, préstamos y otros más.

• La promoción y sueldo basado en antigüedad sólo puede ser bien entendida cuando dejamos en manos de la administración la responsabilidad de ubicar al trabajador en el puesto en el cual sea más productivo. La determinación de las promociones y los niveles salariales está relacionado con la antigüedad de los trabajadores, y no con la habilidad o los resultados.

• Sin embargo, aunado a lo anterior también existe el entrenamiento en el trabajo como una forma de desarrollo del empleado. La empresa provee de programas de entrenamiento, que continúan más tarde en su carrera, a todos sus trabajadores, para el desarrollo de habilidades útiles a la compañía.

• Otro de los elementos es la rotación de puestos. La compañía promueve la rotación de puestos para que los empleados realicen diferentes puestos dentro de la misma, para que se desarrollen como generalistas y no como especialista (Iwata, 1982, p1-19).

En los grupos existen tres capas de relaciones interpersonales dependiendo del tamaño de la empresa y antigüedad de los integrantes del grupo. Las relaciones humanas están fundamentadas en las relaciones de familiaridad lo cual produce, en el largo plazo, relaciones estables que se prefieren a las relaciones armoniosas y confortables (Iwata, 1982, p21-46).

Con estas y otras características Japón ha logrado el liderazgo en el mundo de la administración por la eficiencia y eficacia de sus programas. Fue esta forma de administrar que hizo renacer el enfoque de las relaciones humanas que hoy más que nunca esta vigente y es una tendencia actual en las organizaciones de todo el mundo. Desgraciadamente, el éxito japonés no puede replicarse fácilmente en otros países debido a las características culturales tan especiales de ese país.