POTENCIALIDADES Y PROBLEMAS EN EMPRESAS DE PARTICIPACIÓN FAMILIAR EN LAS MIPYMES
(ESTUDIO LOCAL EN CELAYA GUANAJUATO)

POTENCIALIDADES Y PROBLEMAS EN EMPRESAS DE PARTICIPACIÓN FAMILIAR EN LAS MIPYMES (ESTUDIO LOCAL EN CELAYA GUANAJUATO)

Ricardo Contreras Soto y Rafael Regalado Hernández

Volver al índice

 

 

Otros problemas

Hay una dimensión que casi no pudimos detectar de manera clara con nuestro instrumento dentro de los problemas de las empresas de relación familiar, pero que sabemos que existe los relacionados a la sexualidad: extra marital, de” infidelidad”, el acoso y otras cuestiones derivadas de ellas en las empresas.

En el siguiente caso, deja ver de cómo un cuñado en una empresa familiar anda cortejando a las clientas, en la cultura machista quizá para algunos miembros haya cierta complicidad (hermanos, hijos, etcétera), pero para el cuñado (no se puede ser alcahuete). Comento que con las mujeres, los hombres familiares tienen más intolerancia de una infidelidad.

Pues al principio trabajaba con mi cuñado, el “chepe” tú sabes cual, pero siempre trataba de cortejar a las clientas y luego mejor contrate gente de fuera de la casa. . (Entrevista 401) (Micro) (Fabricación y distribución de tortillería, 3 personas, 5 años).

En la división de trabajo, en algunas empresas familiares hay problemas de celos entre los maridos cuando las mujeres trabajan en ciertas actividades, como se ve en el caso siguiente:

Hasta ahorita hemos resuelto todos los problemas de la panadería a base de puros sacrificios, porque si hemos batallado muchísimo. Familiares no he tenido. Problemas, pues tengo una muchacha que levanta a todos a trabajar, bueno cuando se hacia más pan, ahorita ya se hace poquito. A ellas les pago y ahorita no quiero meter panaderos porque sus esposos de mis hijas se enojan.. (Entrevista 282) (Micro) (Producción de pan, 6 personas, 23 años).

El Dr. Luís Fernando Macías hace tiempo me comento que en algunas empresas micro, pequeñas o medianas zapateras de León Guanajuato, no podían reproducirse económicamente, es decir que los dueños, por mantener a sus amantes, los pocos ingresos que tenían, se los gastaban en comprarles casa, autos, y cuando tenían niños en mantenerlos, eso desviaba la capacidad de reinvertir en la empresa de manera adecuada. Por otro lado, una asesora de empresas comentó que en cierta empresa en Celaya había un problema donde el ingeniero de producción tenía de amante a una de las trabajadoras, y que poco a poco la influencia de ella iba perneando en la empresa, en cuanto a la selección del personal, ya que exigía que se contrataran a familiares y amigos, de esta manera se fue posesionando en la estructura de poder de cierto ámbito generando problemas.

En una empresa en Celaya está prohibida la relación afectiva sexual entre sus miembros (no marital), como política.

Recuerdo a propósito que hace tiempo realice una investigación de mercado en San Juan del Río Querétaro, en donde se instalaron muchas empresas (hablo aproximadamente de 1983), en aquel entonces muchas de las mujeres rurales trabajaban tradicionalmente en actividades agrícolas en esa región y recientemente se incorporaban en las empresas, donde se trabajaban dos turnos y de manera mixta (hombres y mujeres), esto cambió el sistema de régimen de trabajo a las que ellas estaban acostumbradas (en el campo solo en el día, separadas del trabajo de los hombres, solas o acompañadas de otras mujeres, como en el caso de obreras de campo “jornaleras”), en el proceso de proletarización en la zona industrial. Estas empresas cambiaron los procesos de resocialización, que por cierto platiqué con algunas de ellas (y les gustó la idea del trabajo mixto), pero se incrementó el número de embarazos y de madres solteras (entre otros también, al no tener información en la educación sexual).

También hubo respuestas que no encajaron en los criterios clasificatorios, a continuación señalamos algunos de ellos.

En el entramado simbólico de los oficios y profesiones en el mercado laboral, aún hay estratificación y subestimación por algunos de ellos, como lo señala la siguiente respuesta:

No hemos tenido problemas, solo que en la escuela de mis hijas se burlan porque su padre es un artesano, y no un obrero, o un albañil, o un maestro, o algo mas. (Entrevista 110) (Micro) (Venta de artesanías, 5 personas, 4 años).

Por otro lado, está la violencia familiar en las empresas, esta puede ser física o simbólica, en las empresas generalmente se muestra más la violencia simbólica, que se trata de “naturalizar” como estilo gerencial o carácter del empresario, que hace de su organización una olla de presión que gasta mucha energía en la tensión de las relaciones sociales al interno, dispersa la concentración y aniquila la participación madura de las personas en las organización.