ANÁLISIS ORGANIZACIONAL Y DE IMAGEN DE ASOCIACIONES NO LUCRATIVAS

ANÁLISIS ORGANIZACIONAL Y DE IMAGEN DE ASOCIACIONES NO LUCRATIVAS

Raymundo Castillo Bautista y Alejandra Juárez Anguiano

Volver al índice

 

 

3.3 Organizaciones no lucrativas en México

Si los trabajos académicos sobre organizaciones no lucrativas son escasos de manera general, estos se reducen aún más cuando se llevan a un país específico, como es México . Además, de acuerdo al documento de trabajo (white paper) del Tides Center, el sector de las organizaciones no lucrativas en México se encuentra en una etapa de infancia por lo cual aun cuenta con un “gran potencial de crecimiento”. Respecto al tamaño del sector varían los datos dependiendo de la fuente, por ejemplo de acuerdo al Sistema de Administración Tributaria (SAT) existen 5,600 organizaciones con datos del 2005, una caída en su número respecto al 2003 cuando había 7,000 organizaciones; de donde la mayoría se dedica a la educación . Con datos de la SEMEFI son 2991 organizaciones al 2003, para la SEDESOL son 1819 organizaciones, mientras que para las Fundaciones Comunitarias son 2777 al 2005 . Y para Verónica Zúñiga Pulido, existen alrededor de 20 mil organizaciones no lucrativas, de las cuales menos de 6 mil tienen autorización del gobierno para recibir fondos deducibles de impuestos, y menos de 80 fundaciones realizan donaciones . De igual manera, el número de organizaciones exentas de pago de impuestos, varia dependiendo de la fuente, para el SAT son 2212, y de acuerdo a entrevistas realizadas por el TIdes Center son 351 organizaciones . En relación a su tamaño, tienden a ser pequeñas en términos de trabajadores y de miembros .

Vale la pena comentar, que de acuerdo a la investigación realizada por Verónica Zúñiga, no existe la figura jurídica de “Organizaciones no lucrativas” como tal en México, más bien de “organizaciones de la sociedad civil” . Por lo mismo, por sociedad civil se entiende como aquel “conjunto social de individuos, instituciones y organizaciones que no forman parte del aparato de gobierno” .

Sin embargo, a diferencia de la clasificación de las organizaciones, realizada en un capítulo anterior, al hablar de sociedad civil, se refiere a la integración tanto de los lucrativos, como de los no lucrativos; tal diferencia en la clasificación parece tener su origen en la perspectiva teórica desde donde se observa este objeto de estudio, mientras una se enfoca más al proceso de organización de los individuos, la otra se enfoca en la resultante de este proceso, esto es una sociedad civil organizada. Además, el término de “sociedad civil” termina siendo ambiguo , debido a que en un inicio “el concepto de ‘sociedad civil’ se contraponía al concepto de ‘sociedad natural’ (societas civilis y societas naturalis)” .

Respecto al empleo que ofrecen las Organizaciones sin fines de lucro en México, corresponde al 0.3% las personas remuneradas de la población económicamente activa (PEA) y al 0.1% de voluntarios de la población económicamente activa; teniendo un total de 0.4%. Siendo el ultimo lugar en un ranking de 39 países, ocupando los principales lugares Holanda y Canadá, con 9.2% y 8.4% de personal remunerado respecto a la PEA y 5.2% y 2.7% de voluntarios respecto al PEA; dando como total un 14.4% Y 11.4% del PEA respectivamente; a su vez resalta el caso de Chile quien ocupa el mayor número de empleo voluntario y empleo remunerado . El monto que se obtiene en donativos es de $318, 905, 783.70 pesos .

En cuanto a su distribución, según Verónica Zúñiga, este tipo de organizaciones se concentran principalmente en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey . Comparando con los datos de la investigación que presenta Tides Center, el Distrito Federal es quién concentra la mayor cantidad de organizaciones con estatus legal, variando de 1399 a 2084 dependiendo de la fuente.

Los ingresos de las organizaciones no lucrativas en México tienen su fuente en primordialmente en los fondos del gobierno, de las empresas y de sus propias fundaciones, así como de fundaciones internacionales, y de empresarios filantrópicos .

Administrativamente “el sector prefiere soluciones informales en lugar de soluciones institucionales; [y además] existe una falta de datos y análisis” . De manera más específica:

1) Los procesos generales de administración son deficientes y es difícil encontrar definiciones institucionales claras sobre ciertos elementos como son la planeación, la organización, la integración de recursos humanos, la administración, el monitoreo y la evaluación. Además se concentran en proyectos individuales en lugar de desarrollar una visión a largo plazo y fortalecer a sus organizaciones.

2) Las organizaciones no lucrativas no han establecidos “procesos formales de planeación estratégica”.

3) Las instituciones carecen de un sistema interno organizacional que integra los roles y las responsabilidades. A pesar de que los individuos siguen cierta jerarquía y cumplen con ciertas funciones, no se delimitan en un manual organizacional.

4) Es deficiente la integración integral de recursos humanos puesto que no seleccionan adecuadamente a su personal y se ignoran las descripciones de puesto debido a que se contrata con base en recomendaciones.

5) El director administrativo se encarga de la responsabilidad y funciones de la organización, ya sea a través de la centralización de las actividades o compartidas entre el director administrativo y ciertos miembros del consejo.

6) Son deficientes los procesos de monitoreo y evaluación.

7) Las decisiones se toman con base en contingencias y emergencias.