ANÁLISIS ORGANIZACIONAL Y DE IMAGEN DE ASOCIACIONES NO LUCRATIVAS

ANÁLISIS ORGANIZACIONAL Y DE IMAGEN DE ASOCIACIONES NO LUCRATIVAS

Raymundo Castillo Bautista y Alejandra Juárez Anguiano

Volver al índice

 

 

6.4.8 Lectura de la imagen

Si bien es cierto que el staff y la fundadora coinciden en asignarle el valor de “ayuda” a la imagen, la lectura que cada uno le da es muy distinta, desde el simple gusto por la misma, pasando por la proyección de sus funciones y las labores operativas de la AMNRDAC, hasta llegar a un sentido emotivo y espiritual en la misma (ver tabla 6.7). Esta última lectura se relaciona en gran medida con la lectura realizada a partir de las figuras retóricas y de la heráldica. La lectura del nivel más bajo se puede ubicar en un lectura pragmática de la imagen, debido a que se queda en el placer que se genera la misma; mientras los siguientes dos se ubican dentro de la sintáctica, puesto que hacen referencia a las normatividad propias de su puesto y de la organización, mientras la más alta, corresponde a una lectura semántica, puesto que está interpretando y va más allá de los otros dos.

6.4.9 Inconsistencias en la imagen

1. Se emplean indistintamente el nombre completo de la Asociación y su acrónimo, en algunos casos ambos aparecen juntos y en otros solamente alguno de ellos. Cuando aparece el nombre completo de la asociación, no en todos los soportes aparece con la “y”.

2. La fuente tipográfica varia con el nombre completo, en ciertas ocasiones se emplea la perteneciente a la familia script, y en otras la romana.

3. El puntaje de la fuente también varía, cuando se emplea la familia script para el nombre completo de la Asociación, se dispone en una sola línea y corresponde a la mitad del tamaño aproximadamente del tamaño de la fuente empleada para el acrónimo; el largo de la línea sobrepasa el largo de la imagen. Mientras que, cuando se emplea la familia romana para el nombre, su tamaño es casi equivalente al que tiene el símbolo y el acrónimo juntos, y ocupa tres líneas.

4. El círculo que contiene las cuatro manos, en ocasiones, se distorsiona y es empleado como en un ovalo.

5. En ocasiones se emplea un círculo circunscrito en otro, tendido mayor grosor el interno respecto al externo, y se carece de algún tipo de relleno entre ambos. En otros casos, los dos círculos tienen el mismo grosor de línea y presentan un relleno del mismo color pero de menor saturación respecto al demás trazo.

6. La forma en la que están trazadas las cuatro manos varía, de tener trazos que tienden hacia las líneas rectas y empleo sutil de las curvas (solamente en la punta de los dedos), a una imposición de las líneas curvas sobre las rectas; lo cual incrementa el espacio del fondo, de manera que es posible ver los dedos de las manos que se encuentran en un tercer y cuarto plano.

7. El tono del color azul utilizado varía entre los soportes.

8. En pocas palabras no existe congruencia en el uso de la imagen respecto a familias tipográficas, usos, tamaños, colores, y proporciones de sus elementos y de su disposición como un todo en los soportes.