ANÁLISIS ORGANIZACIONAL Y DE IMAGEN DE ASOCIACIONES NO LUCRATIVAS

ANÁLISIS ORGANIZACIONAL Y DE IMAGEN DE ASOCIACIONES NO LUCRATIVAS

Raymundo Castillo Bautista y Alejandra Juárez Anguiano

Volver al índice

 

 

3.1.2 Esbozo histórico de la filantropía en México

Si bien es cierto que “la filantropía y la sociedad civil en México tienen profundas raíces históricas que datan desde la organización de las tradiciones prehispánicas de la auto-ayuda comunal” , como tal, la filantropía en México se desarrolla en cuatro grandes momentos, planteados de la siguiente manera:

a) Durante el siglo XVI y XVII, como resultado al maltrato durante y después del proceso de conquista sobre los indígenas, las órdenes religiosas, principalmente los franciscanos, agustinos y dominicos, los protegen a través del ejercicio de la caridad cristina. A través de los conventos, cofradías y la creación de hospitales que funcionaban además como lugares de hospedaje y centros de enseñanza.

Entre las instituciones que se edificaron se encuentran:

Hospital de la Inmaculada Concepción o de Jesús, fundado por Hernán Cortés

Hospital Real de Indios o de San José

Hospital del Amor de Dios, creado por Fray Juan de Zumárraga

Hospital de San Lázaro, para leprosos

Hospital de San Hipólito, fundado por Bernardino Álvarez

Hospital de la Mujer

Patronato de las Vizcaínas, para apoyar a los niños huérfanos

Montepío, fundado por Romero de Terreros

Colegio de San Juan de Letrán

Colegio de Nuestra Señora de la Caridad

b) En las primeras décadas del México independiente, la Iglesia se mantuvo a cargo de la asistencia; sin embargo, después de las Leyes de Reforma el gobierno mantiene el control sobre algunas de las instituciones de beneficencia y crea la Dirección de Fondos de la Beneficencia Pública. Como consecuencia, “surgió la división entre la beneficencia pública y la privada”, lo cual crea un colapso, “ya que el gobierno no contaba con la capacidad para atender a este sector y la Iglesia, por la desamortización de sus bienes junto con la orden de que tenía prohibido participar en dicho sector, tampoco contaba con los recursos y facilidades para hacerlo”.

c) Durante la segunda mitad del siglo XIX se establecen la Beneficencia Española y la Beneficencia Francesa.

Pedro Munguía es considerado como uno de los primeros en impulsar la filantropía como particular, en 1940, con su fábrica de cigarros “La bola sin Rival”, y más tarde, en 1874, con la fábrica de chocolates “La Cubana”.

En el gobierno de Benito Juárez se crea la Lotería Nacional, además, en 1873 había 32 loterías organizadas por la Iglesia.

En 1891 Porfirio Díaz decretó “que como actos de beneficencia privada debían considerarse todos aquellos que se realizaran con fondos particulares cuyos objetivos fueran de caridad o de instrucción”. Durante su gobierno, la beneficencia pública y privada experimentan un importante crecimiento: se fundan instituciones hospitalarias, casas hogar, clubes maternales y hospicios. También proliferan las loterías para la beneficencia pública, las sociedades mutualistas para el apoyo de sus miembros en necesidades de salud, desempleo, vejez, invalidez y muerte.

d) En 1911 se forma en el Distrito Federal la Cruz Blanca, Francisco I. Madero, ya como presidente, la declara “institución nacional”, sus funciones consisten en: atender a los revolucionarios heridos, recabar fondos de ayuda para combatir las enfermedades, formar cajas de ahorro y cooperativas, fundar escuelas, asilos y orfanatos.

El número de instituciones de asistencia social aumenta cerca del 400% durante el transcurso de cuatro décadas: en 1904, 16; en 1921, 33; y en 1937, 54. Durante el gobierno del Partido Revolucionario Institucional se desalienta la formación de asociaciones autónomas y voluntarias.

Para mediados de la década de 1980 se cuenta con 164 instituciones de asistencia privada en el Distrito Federal que realizan actividades de: a) asistencia a ancianos, b) albergues para niños y jóvenes, c) instituciones educativas, d) asistencia médica, e) ayudas económicas, d) comités de damas voluntarias, y e) promotores de programas y centros sociales.

En esa misma década, en el primer simposio de la Asistencia Social Privada se señalan los tres principios fundamentales en que se debe sustentar la asistencia social:

a) organización de la comunidad, entendida como la participación activa en los programas de los miembros de la comunidad;

b) compromiso de corresponsabilidad, a través de la coordinación del esfuerzo conjunto de los sectores público y privado;

c) la reorientación de la asistencia social, pasando del proteccionismo a la prevención, la rehabilitación y la promoción, para favorecer el desarrollo y mejora del nivel de vida de los sectores sociales que padezcan carencias.

Durante el mismo período, se comienzan a crear fundaciones como son: la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud), la Fundación Miguel Alemán, la Fundación Herdez, y el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi).

De tal manera que, durante los 70 años del gobierno del Partido Revolu¬cionario Institucional, PRI, se genero el llamado “Ogro Filantrópico” consistente en:

“el Estado en lugar de los ciudadanos mismos se encargaba de asegurar el bienestar de la gente y todos los grupos –los sindicatos, las asociaciones profesionales y los clubes dependían del Estado. Así, no existía la necesidad de un sector filantrópico dado el alcance de lo que Octavio Paz denominó como el ‘Ogro Filantrópico’.”

Una vez que cambia el partido en el poder, inicia, durante la administración de Vicente Fox, perteneciente al Partido Acción Nacional, PAN, una atención y apoyo a las organizaciones no lucrativas que no se había dado anteriormente .