DE LOS RELATOS QUE SORPRENDEN A LOS HECHOS QUE INDIGNAN. ACERCAMIENTO A LA HISTORIA CULTURAL DEMOLÓGICA DE CELAYA

DE LOS RELATOS QUE SORPRENDEN A LOS HECHOS QUE INDIGNAN. ACERCAMIENTO A LA HISTORIA CULTURAL DEMOLÓGICA DE CELAYA

Ricardo Contreras Soto

Volver al índice

 

 

Las personas y los cambios tecnológicos en la vida cotidiana

En este pequeño apartado se muestra el encuentro de las personas comunes con los grandes cambios tecnológicos del siglo XX (la luz, la radio, la televisión, el refrigerador, etcétera), que hacen referencia en su discurso a cuestiones de cambios tecnológicos. Reconstruimos la experiencia cotidiana en el pasado que han tenido las personas en Celaya con la tecnología, las personas comparten lo vivido, en este breve catálogo de anécdotas sorprendentes de ese encuentro inmediato, que tiene un trasfondo social - cultural - histórico.

Cultura: percepción

La cultura es un basto mundo de significados articulados en sistemas simbólicos: “semiosfera” (como le llamaba Lotman 1996), es decir todo un mundo de símbolos y sentidos concatenados, en las cuales los miembros de la sociedad estamos constituidos, participamos en esas mallas de significados, en los entramados de simbólicos en la idea de Weber y que retoma también Geertz (1973).

Nuestras preocupaciones políticas actuales se manifiestan ante la baja atención pública que hay en los proyectos culturales (sobre todo, aquellos ante la carencia de visión global que construye de manera integral con la ciencia y la tecnología ), en la época neoliberal (donde se recorta toda inversión social, así por lo tanto fomentándose la ignorancia en los países periféricos), hay una visión reducida y errónea sobre la concepción de “cultura” como aquella que se refiere a las bellas artes. Por el contrario vemos la importancia del concepto Thompson (1993: 169) parte de una concepción simbólica de la cultura desde un enfoque estructural. En su análisis nos dice que:

“el estudio de las formas simbólicas – es decir, acciones, objetos y expresiones del más variado tipo en relación con contextos y procesos históricamente específicos y socialmente estructurados, en virtud de los cuales dichas formas simbólicas son producidas, transmitidas y recibidas”.

De esta manera, es necesario contextualizar social e históricamente la producción, distribución y consumo de las formas simbólicas. En tales contextos se estructuran de diversas maneras las relaciones sociales, en cuanto a las diferencias “asimétricas”, de los ejercicios, condiciones, situaciones y posesiones de recursos, así como el acceso a la información y formación; es decir, en estos contextos se estructuran, en definitiva, las relaciones de poder.

La labor crítica nos permite en el análisis tomar distancia ideológica e instrumental, para ubicar su importancia relativa de las distintas formas, expresiones, tendencias y resultantes en contextos amplios y complejos dentro de los procesos sociales e históricos en cuanto a la generación de las ciencias.