DE LOS RELATOS QUE SORPRENDEN A LOS HECHOS QUE INDIGNAN. ACERCAMIENTO A LA HISTORIA CULTURAL DEMOLÓGICA DE CELAYA

DE LOS RELATOS QUE SORPRENDEN A LOS HECHOS QUE INDIGNAN. ACERCAMIENTO A LA HISTORIA CULTURAL DEMOLÓGICA DE CELAYA

Ricardo Contreras Soto

Volver al índice

 

 

La pobreza en el campo

En este tercer bloque de testimonios nos hablan de las actividades económicas que se realizaban en aquel entonces:

“La mayoría de la gente se dedicaba al campo, porque había mucha tierra para sembrar, y pues la gente de ese entonces era humilde, caritativa, así como cuando salías a la calle a caminar un rato te saludaban aún sin conocerte te daban los buenos días”. (Entrevista 105) (Francisco Mandujano, 60 Años, Masculino, Panadero, Paletero, Pintor, Rotulista, Ceramista, Celaya, Gto.).

“Mi familia era humilde, tenían animales, terrenos, trabajaban cosechando el maíz, fríjol, mis amigos eran amigos que tomaban”. (Entrevista 124) (José Gómez, 62 años, comerciante).

“Pues la gente de ese entonces era muy pobre, mi papa se dedicaba a la agricultura, pues yo pienso que casi todos se dedicaban a eso, y pues no salía mucho de mi casa. También uno hacia su fogón en el suelo con leña o con olotes de maíz y pues si uno era pobre”. (Entrevista 113) (María López Sánchez, 62 Años, Femenino, Primaria, Ama de Casa, Celaya).

“Mi familia en ese tiempo pues era pues muy numerosa y la falta de que no había mucho trabajo ahí no había ni fabricas, ni industrias solo había comercio y el campo y la familia pues era pues pobre…” (Entrevista 51) (Rubén Galván Miranda, 60 años, masculino, contador publico).

“¿A que se dedicaba la gente? “Trabajaba en el campo se dedicaban a cultivar, ajo, cebolla, jitomate, trigo, y maíz…Era la gente muy humildemente pobre, muy pacifica, tranquila y estaban de su casa al trabajo por que llegaba uno rendido…No había tiempo de nada puro trabajo, vivir en la vil pobreza por que solo había para comer…” (Entrevista 101) (Delfino Hernández, 73 años, Masculino, Lechero, Celaya)

En las descripciones anteriores podemos observar que hacen referencia a que algunas de las familias se dedicaban a las actividades agrícolas y ganaderas en pequeña escala, ejidatarios, peones, trabajadores. Recordemos que todavía para 1945 aproximadamente las actividades económicas principales en esta región (y en el país) eran agrícolas, muchas de las personas se dedicaban al campo. También que a través de las reformas agrarias permitieron después de la revolución mexicana (para que no se olvide, producto de una lucha social contra desigualdades e injusticia), hubo una redistribución para que muchas personas tuvieran medios (tierra) para producir la subsistencia, principalmente se impulsó el ejido.