DE LOS RELATOS QUE SORPRENDEN A LOS HECHOS QUE INDIGNAN. ACERCAMIENTO A LA HISTORIA CULTURAL DEMOLÓGICA DE CELAYA

DE LOS RELATOS QUE SORPRENDEN A LOS HECHOS QUE INDIGNAN. ACERCAMIENTO A LA HISTORIA CULTURAL DEMOLÓGICA DE CELAYA

Ricardo Contreras Soto

Volver al índice

 

 

Mito

Un mito (lo define Ruck en Barfield 2000: 358) “Con frecuencia se le usa como término para designar una narrativa puramente ficticia, que muchas veces involucra personas, acciones o acontecimientos sobrenaturales, pero que también encarna ideas populares acerca del mundo natural y de los hechos históricos en una cultura determinada.”

Mito fundacional

La historia ha estado llena de mitos y estos tienen una función cultural.

Mientras el mito fundacional permita a una comunidad representar (se) elementos constitutivos o características valorativas que ese grupo desea tener o conservar. Recordemos los mitos fundacionales de Roma con Rómulo y Remo que son amamantados por una loba. Los hijos del sol del imperio Inca. Los aztecas que siguieron por mucho tiempo hasta encontrar a un águila devorando una serpiente, donde posteriormente la serpiente simboliza al intruso.

Los mitos no son del pasado, la Alemania de Hitler contaba con todo un aparato de propaganda nazi, actualmente los norteamericanos tienen mitos fundadores en la tentación de instaurar un imperio en nombre del paraíso.

Los mitos fundacionales tienen efectos culturales en la auto percepción de las identidades, también pueden ser etnocéntricos para fortalecen de manera supra humana la identidad de sus miembros (Fromm en el Miedo a la libertad se refería a ellos como elementos del narcisismo social).

En otros de los casos tienen un efecto político ideológico en la percepción de las otras culturas (alteridad) como amenazantes, legitimizadores, dominantes, etcétera.

Al interno pueden generar según el caso, elementos valorativos de ciertas características “positivas” de sus miembros: democráticas, creativas, participativas en una especie de aspiración social deseada. Uno de los problemas del mito fundacional es que hace una especie de tabla rasa con el pasado histórico, es decir genera la sensación de que a partir de la fundación empieza realmente a vivir una sociedad, este es uno de los problemas graves que veo en toda esta disputa, el desconocimiento de otros actores y procesos sociales.

Mito fundacional de Celaya

Pensaríamos que unos pobladores de buenas intensiones fundan la villa de nuestra señora de la Concepción de Zalaya, y que en comunión se ha vivido armónicamente, sin conflictos, ni desigualdades, por los siglos de los siglos… La iconografía es más sugestiva se ven los nuevos pobladores y sacerdotes de la ciudad, debajo de un mezquite y arriba la virgen. Si nos atenemos solo a estos elementos (el nombre y el blasón, la firma de la fundación por parte del virrey, los primeros pobladores, etcétera, desconoceríamos el contexto – entramado histórico de esta “fundación”.