PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO ECONÓMICO LOCAL DE LA PROVINCIA DE ESPINAR PARA EL MEDIANO PLAZO 2006-2010

PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO ECONÓMICO LOCAL DE LA PROVINCIA DE ESPINAR PARA EL MEDIANO PLAZO 2006-2010

Percy Mosqueira Lovón

Volver al índice

 

 

CAPITULO I: MARCO TEÓRICO, LEGAL Y METODOLÓGICO

1 MARCO TEÓRICO, LEGAL Y METODOLÓGICO

1.1 MAPA CONCEPTUAL

El marco teórico en que se sustenta el desarrollo económico local, proviene de varias vertientes, de ellas y a manera de un mapa conceptual se presentan las definiciones que se han glosado, con la finalidad de que sirva de referencia, facilite su lectura y comprensión y permita manejar un lenguaje operacional uniforme sobre el tema, entre los actores locales .

Estos conceptos son: Desarrollo, desarrollo económico local, competitividad territorial, capital social y para despejar lógicas dudas surgidas durante el proceso, se hace una clara diferenciación entre Plan de Desarrollo Concertado de Largo Plazo y Plan de Desarrollo Económico Local. Adicionalmente, se incorporan dos aspectos concurrentes con el desarrollo económico local como concepto y como proceso social, que no pueden estar ausentes: los sistemas de apoyo y el rol de autoridades institucionales en el desarrollo económico local.

1.1.1 Concepto de Desarrollo

Desde los últimos años de la década del 80 y más propiamente del inicio de los noventas, el desarrollo exige una perspectiva más integral, donde se valora principalmente al ser humano.

El desarrollo –sostenía el PNUD en 1990- es fundamentalmente un proceso de ampliación de oportunidades del ser humano y que la verdadera riqueza de una localidad es su gente. El desarrollo tiene dos aspectos: la formación de capacidades –acceso a la información, al conocimiento, a recursos necesarios para lograr un nivel de vida y bienestar decentes- y el uso que la gente hace de dichas capacidades adquiridas –para la producción, para proveerse de recursos, para las actividades culturales, sociales, políticas y para el descanso y retiro oportuno y decoroso .

Doce años después, el mismo PNUD , considera que el desarrollo se verifica básicamente en las siguientes cuatro dimensiones:

o Si se disfruta una vida prolongada y saludable,

o Si se tiene acceso al conocimiento,

o Si está al alcance los recursos necesarios para lograr una vida decente, y

o Si se es libre y se vive en democracia.

Ahora bien, según esta concepción de desarrollo, los aspectos vinculados a la dimensión económica en general, a pesar de aparecer como una más de las aspiraciones y oportunidades que la gente desea tener, es ciertamente la más importante, porque si el conocimiento y las capacidades adquiridas no son utilizados para resolver sus necesidades básicas y de empleo e ingresos, no se resolverán los problemas de pobreza y exclusión ni se cerrarán las brechas que caracterizan nuestra realidad actual.

Por lo tanto, si el objetivo central del desarrollo es el ser humano, es necesario crear las condiciones para que éste, tenga oportunidad de acceder al conocimiento y a contar con las capacidades necesarias que le permitan generar sus propios ingresos; dejando de ser sujeto de la ayuda humanitaria y/o el asistencialismo.