PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO ECONÓMICO LOCAL DE LA PROVINCIA DE ESPINAR PARA EL MEDIANO PLAZO 2006-2010

PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO ECONÓMICO LOCAL DE LA PROVINCIA DE ESPINAR PARA EL MEDIANO PLAZO 2006-2010

Percy Mosqueira Lovón

Volver al índice

 

 

1.3 METODOLOGÍA DE FORMULACIÓN DEL PLAN

1.3.1 Enfoques en curso

Los supuestos y modelos que orientaron la planificación durante gran parte de la historia del siglo pasado cayeron junto a los escombros del muro de Berlín. Hoy no existe el paradigma que posea la legitimidad que ostentó la planificación técnico-científica, la cual fue hegemónica en el mundo hasta hace muy poco tiempo. La crisis de paradigmas provocó una profunda crisis epistemológica que puso en duda sus planteamientos, sin mencionar hechos evidentes como la crisis de los estados de economía planificada y la crítica liberal que cuestionó su existencia. Ya no más tecnócratas que sobre la base de modelos matemáticos diseñaban el futuro, alejados de los conflictos y demandas de la gente produciendo documentos sin vida, útiles para llenar estantes de bibliotecas y no para promover el desarrollo.

El desarrollo de nuevos enfoques metodológicos platearon la planificación estratégica, planificación acción y planificación participativa; donde planificar y gestionar se convierten en momentos de un mismo proceso. La propuesta metodológica para el DEL, parte del reconocimiento de que la planificación es un proceso continuo, complejo y de construcción de consensos y voluntades colectivas.

Ahora bien, en los últimos años ya en el marco de la planificación estratégica han prevalecido dos enfoques metodológicos en la planificación del desarrollo: i) la proveniente de organismos de cooperación europea especialmente la GTZ, que parten de la construcción de los árboles de problemas, de objetivos, de medios y fines; utilizan el FODA para el análisis estratégico y la identificación de lineas, programas y proyectos; y, ii) el que propugna básicamente el Banco Interamericano del Desarrollo, por el cual, en lugar de comenzar por los problemas, identifica las potencialidades del territorio, de su gente y sus instituciones y a partir de ellas, define las visiones de futuro; luego jerarquiza los problemas que podrían impedir construir la visión y en respuesta a los cuales plantea los programas y proyectos.

En la formulación del presente Plan, se ha empleado el segundo enfoque, y además para el análisis estratégico y la construcción de visiones, se ha utilizado una adaptación del “Diamante de la competitividad” de Porter.