ANÁLISIS DE LAS PROBLEMÁTICAS FINANCIERAS, ESTRATÉGICAS Y COMERCIALES DE LAS EMPRESAS DE CELAYA

ANÁLISIS DE LAS PROBLEMÁTICAS FINANCIERAS, ESTRATÉGICAS Y COMERCIALES DE LAS EMPRESAS DE CELAYA

Alejandra López Salazar y otros

Volver al índice

 

 

Objetivo

El propósito central de este trabajo es determinar las principales dificultades que experimentan las organizaciones referentes a la administración de los recursos financieros y conocer las decisiones que llevan a cabo para enfrentar sus problemas financieros.

Problemas Financieros en las Empresas

La problemática financiera de las empresas se clasifica en diez categorías principalmente: recursos financieros limitados, alto nivel de endeudamiento, cartera vencida, cambios en el costo de materia prima, bajo nivel de ventas, falta de capital para invertir, dificultad para adquirir préstamos, falta de capital de trabajo, ausencia de control financiero y de personal especializado.

El 66% de las organizaciones externaron tener algún tipo de dificultades financieras. El bajo nivel de ventas representa la principal problemática que tienen las empresas, seguida por la falta de recursos financieros y el incremento en costo de la materia prima, de acuerdo a la tabla 1. Un 25% de las empresas no presenta ningún tipo de obstáculo en las finanzas empresariales, implicando una situación financiera adecuada. Así mismo, alrededor del 9% de las organizaciones desconocen cuáles son sus principales problemáticas, principalmente porque no manejan las finanzas de la empresa y las dificultades no son tan evidentes.

Si analizamos los problemas financieros en función del tamaño de la organización, existen algunas diferencias. En gran empresa el único problema financiero que se menciona es la ausencia de control financiero; en la mediana empresa la mayor dificultad a la que se enfrentan es la cartera vencida y la falta de capital para invertir; y en la pequeña organización el principal obstáculo sigue siendo el nivel de ventas, seguido por la ausencia de control financiero.

Evidentemente los problemas financieros se encuentran interrelacionados entre sí, algunos son problemas centrales, otros son consecuentes, los cuales a su vez generan problemas indirectos. A continuación se presenta el análisis de cada una de las problemáticas financieras.

1. Recursos Financieros Limitados

Uno de los problemas financieros más frecuentes es la falta de recursos en las organizaciones, entendiéndose por recursos financieros a los recursos monetarios que tiene una organización para realizar sus operaciones, desarrollarse y funcionar adecuadamente. Cuando una organización no cuenta con los recursos monetarios suficientes no puede hacer frente a las obligaciones de corto plazo de la organización, sostener la operación diaria, realizar inversiones de capital, ni desarrollar nuevos proyectos.

Debido a que un alto porcentaje de microempresarios tienen como prioridad empresarial generar ingresos para mantener a la familia, es muy común mezclar las finanzas de la empresa con el patrimonio familiar. Esto implica que los empresarios tienden a limitar el crecimiento e inversión del negocio debido a una descapitalización generada por el retiro de utilidades de manera periódica equivalente a las necesidades de la familia del empresario. Es decir, en muchos casos, las empresas difícilmente alcanzan un nivel de estabilidad financiera adecuada debido a la presión que se ejerce sobre la generación de utilidades y el incremento de ventas para fines personales y no para “inyectar” dinero a la organización con fines de ampliar el negocio, capacitar al personal, adquirir inventarios, mejorar el sistema de comercialización, invertir en publicidad, implementar sistemas de información, entre otros, que impliquen un proyecto de mejora y crecimiento de la empresa. Cuanto más limitados son los recursos financieros de una empresa, menor es su capacidad de desarrollo, no sólo porque dificulta la operación del negocio sino porque el empresario ejerce mayor presión por generar las utilidades necesarias para mantener a la familia.

2. Alto Nivel de Endeudamiento

El nivel de endeudamiento de una organización puede ser explicado por diversas variables. El tamaño de la empresa es una de las variables más utilizadas para explicar el nivel de endeudamiento. Un gran número de estudios sostiene que el tamaño de la empresa está relacionado positivamente con el nivel de endeudamiento. Esto se debe a que entre más pequeña sea una empresa existe mayor asimetría de información lo que implica la posibilidad de manipular o modificar la información financiera de la empresa limitando la posibilidad de obtener recursos financieros (Verona, Jordán, Maroto, Cáceres y García, 2003) por parte de instituciones bancarias. Esta teoría se comprueba al analizar las estadísticas que presenta el INEGI (2003) en su reporte especial de PYMES, donde muestra que en promedio sólo el 10% de las pequeñas y medianas empresas adquieren créditos en instituciones bancarias. Sin embargo, no podemos decir que las PYMES tienen un nivel bajo de endeudamiento en función de los créditos obtenidos a través de instituciones bancarias ya que el origen principal del nivel de endeudamiento de la micro y pequeña empresa son las fuentes de financiamiento espontáneas y las líneas de crédito.

Las empresas con mayores oportunidades de crecimiento tienen un menor nivel de endeudamiento que aquéllas con menores probabilidades de crecer, ya que de acuerdo a la Teoría del Pecking Order , los empresarios prefieren financiarse internamente a través de la retención de utilidades para evitar que las ganancias obtenidas por el crecimiento o nuevos proyectos queden en manos de los obligacionistas (Verona, Jordán, Maroto, Cáceres y García, 2003). Sin embargo, cuando las organizaciones se encuentran en su fase de crecimiento y el autofinanciamiento no es suficiente para generar la expansión de la organización, es necesario solicitar financiamiento externo con el objetivo de obtener los recursos necesarios para llevar a cabo los proyectos de inversión.

Dentro de este mismo enfoque, la relación del nivel de endeudamiento con la rentabilidad económica de la empresa también es inversa porque en la medida en que la empresa incrementa su nivel de rentabilidad, su capacidad de financiamiento interno también aumenta, provocando un menor nivel de endeudamiento.

En función de los datos analizados, alrededor del 3% de las empresas encuestadas muestran un alto nivel de endeudamiento debido a la incapacidad de generar recursos para hacer frente a sus necesidades de corto plazo. La empresa celayense presenta un problema de endeudamiento como consecuencia de la generación de recursos insuficientes para responder a sus obligaciones financieras de corto plazo, refiriéndonos principalmente a capital de trabajo. Esto implica que las empresas rara vez adquieren deudas o financiamiento con el objetivo de desarrollar nuevos proyectos que representen un crecimiento para la organización, lo cual refiere a la situación de sobrevivencia en que éstas se desenvuelven.

La baja tasa de autofinanciamiento de las empresas tiene su origen en la incapacidad de ahorro de las organizaciones, el cual a su vez depende de las utilidades generadas. Si las empresas difícilmente pueden realizar el pago de los gastos operativos y administrativos, en menor medida tendrán excedentes de recursos financieros que permitan el ahorro empresarial. En el caso de la micro y pequeña empresa es muy difícil que el empresario establezca un monto fijo como su salario y ahorre el excedente porque de manera continua experimenta una escasez de recursos y cuando la empresa genera mayores flujos de efectivo y/o utilidades, destina el excedente para uso personal y no para el ahorro empresarial.

El endeudamiento financiero representa un problema cuando la organización no tiene la solvencia para hacer frente al pago del capital e intereses de la deuda, en el caso de créditos bancarios, y en el caso de fuentes de financiamiento espontáneas, reside en la generación de una mala reputación crediticia debido a retrasos del pago a proveedores, incapacidad de resurtir mercancía, desaprovechar descuentos por pronto pago, etc.

Por otro lado, es importante analizar que la problemática del endeudamiento excesivo surge desde la constitución misma de la empresa al iniciar con capital muy limitado que apenas permite cubrir los gastos básicos necesarios para el arranque de un negocio. En otras palabras, la escasez de recursos se refleja en el tipo de acondicionamiento del local, disponibilidad de mercancía o potencial de ofrecer mayor numero de servicios, formas de comercialización, contratación del personal adecuado en cantidad y características necesarias, sistemas administrativos, entre otros. Dadas las condiciones de escasez en la constitución de la empresa, es evidente que no se tiene el respaldo económico para mantener el negocio en operación hasta que la organización alcance su punto de equilibrio, lo que impide que la empresa se desarrolle y alcance una madurez económica y financiera. Reflejo de esto se hace evidente cuando el empresario, desde los primeros meses en que se generen flujos de efectivo positivos los utiliza para necesidades familiares y personales, en lugar de reinvertirlos en la organización.