ANÁLISIS DE LAS PROBLEMÁTICAS FINANCIERAS, ESTRATÉGICAS Y COMERCIALES DE LAS EMPRESAS DE CELAYA

ANÁLISIS DE LAS PROBLEMÁTICAS FINANCIERAS, ESTRATÉGICAS Y COMERCIALES DE LAS EMPRESAS DE CELAYA

Alejandra López Salazar y otros

Volver al índice

 

 

9. Ausencia de Control Financiero

Los movimientos de efectivo en las organizaciones son una actividad constante que requiere de una administración efectiva, no sólo porque es importante mantener los niveles de efectivo necesarios, sino porque es necesario controlar e identificar los flujos de efectivo que se generan en la organización. Sin embargo, a pesar de la importancia que tiene la administración de los flujos de efectivo, alrededor del 16% de las empresas tienen dificultades para controlar las entradas y salidas de efectivo.

Esta problemática implica que el empresario no establece los mecanismos necesarios para monitorear las entradas y salidas de efectivo que se generan en la organización como parte de la operación diaria como son: ventas en efectivo, cobranzas a clientes, pago de compras, compra de materiales, pago de salarios, por mencionar algunos. Cuando una empresa no lleva un registro del flujo de efectivo no está en posibilidad de tener información necesaria para tomar decisiones sobre sus necesidades de liquidez, ni tener un control sobre el efectivo que se maneja en la organización.

Lo anterior puede ocasionar fugas de dinero que representen altos costos financieros para la organización, y sin el control de caja es más difícil monitorear los faltantes de efectivo. En las empresas más pequeñas es común encontrar fugas de dinero, no sólo por la falta de medidas de control, sino porque existe exceso de confianza con los empleados o parientes, sobre todo si se trata de una empresa familiar. En este sentido, cuando en la empresa existen relaciones familiares es fácil ignorar el principio de identidad, el cual sostiene que la personalidad de un negocio es independiente de la de sus propietarios por lo que las finanzas de la empresa no deben mezclarse con la de los dueños del negocio. No obstante, en la micro y pequeña empresa es común que el control del flujo de efectivo sea frágil debido a la costumbre de mezclar los recursos que genera la organización con las finanzas personales del dueño y familiares.

10. Ausencia de Personal Adecuado

Contar con personal capacitado es esencial para que una organización tenga un mejor desempeño ya que los recursos disponibles se utilizan de manera más eficiente, así como la toma de decisiones. Un problema de las empresas es que no cuentan con el personal adecuado para tomar decisiones de inversión, financiamiento y administración del capital de trabajo, debido al alto costo que representa para las empresas. En el mejor de los casos, el micro y pequeño empresario delega la función financiera al contador de la empresa y es hasta que la organización crece cuando se crea un departamento especial de finanzas. Sin embargo, debido a que el pequeño empresario es al mismo tiempo el director de la organización, comúnmente en él recae la función financiera aún cuando no tiene los conocimientos necesarios para tomar las decisiones más adecuadas. Aunque la complejidad de la toma de decisiones financieras está relacionada con el tamaño de la organización, las pequeñas empresas se enfrentan a una gran diversidad de problemáticas referentes a la administración de los recursos financieros, siendo evidente la necesidad de especialización en el campo de las finanzas.

Cuando la organización cuenta con personal capacitado para la toma de decisiones financieras se está en posibilidad de alcanzar las metas de supervivencia, incremento de la participación del mercado, disminución de costos, maximización de venta y utilidades, crecimiento y desarrollo empresarial, para así maximizar el valor de mercado de la organización.

Una vez analizados y expuestos cada uno de los problemas financieros, podemos resumir la relación que existe entre cada una de ellos en la siguiente figura: