INSPECCIÓN AMBIENTAL

INSPECCIÓN AMBIENTAL

Gonzalo Hernán Amusquibar

Volver al índice

 

 

II DESARROLLO

La sociedad en general exige cada vez más, que las actividades productivas se desarrollen en un adecuado equilibrio con el medio ambiente. Las empresas y las instalaciones deben cumplir como mínimo con la normativa y legislación aplicable, tanto en su fase de proyecto y de construcción, como también durante la explotación y desarrollo de la propia actividad.

La empresa inspeccionada debe contar con la documentación técnica y legal necesaria para dar un debido cumplimiento a la legislación vigente, fundamentalmente en materia de residuos, seguridad e higiene, agua, aire, y ruido, entre otras áreas de igual importancia. Los documentos, registros e instalaciones deben cumplir con los requisitos necesarios para establecer y desarrollar la actividad concebida en el marco de la protección ambiental correspondiente, asegurando que los procedimientos que desarrolla la empresa garantizan la segura operación de los procesos productivos y ambientales, evitando los efectos nocivos al ambiente por posibles eventos accidentales y de operación de las propias actividades o de procesos industriales generados o en sistemas de transporte, tratamiento y disposición de los residuos.

Las actividades de fiscalización relacionadas con las normativas ut supra mencionadas implican las que se le realizan a la administrada, asociadas con el manejo o contención de sustancias peligrosas, incluyendo materiales y residuos con propiedades corrosivas, explosivas, tóxicas, inflamables o de algún modo contaminantes y los procesos o instalaciones que generen otras formas de contaminación ambiental. El objetivo primordial a lograr es evitar y corregir la contaminación ambiental producida por las sustancias mismas y prevenir contingencias ambientales, como así también la manera de actuar en caso de presentarse lo expuesto anteriormente. Personalmente afirmo que muchos de mis conocimientos en esta área del derecho ambiental los adquirí en los programas de capacitación para inspectores en control ambiental, de los cuales se va a hacer referencia en este trabajo, especialmente haciendo alusión a las pautas metodológicas para la realización de inspecciones.

“Portes y Van der Linde han tomado la contaminación como -ineficiencia de los recursos- cuando dicen: los vertidos al medio ambiente de desperdicios, sustancias nocivas o forma de energía son una señal de que se han usado recursos incompleta o ineficientemente. Además, cuando se producen, las empresas tienen que realizar actividades adicionales que cuestan dinero, pero que no producen valor para los clientes, por ejemplo manipular, almacenar y eliminar los vertidos. Es por ello que las empresas deben aprender, en última instancia, a situar la mejora medio ambiental en el marco de la productividad de los recursos. Algunas compañías han encontrado que, en el proceso de gestión de las consideraciones ambientales, han mejorado la productividad y los beneficios (económicos) al mismo tiempo.”

Para poder concebir la magnitud del área en cuestión, se debe recordar que tanto sea en el ámbito de la Cuenca Matanza- Riachuelo como en lo referente a ley 24.051, “podría llegar a haber un significativo riesgo o daño ambiental colectivo y esto legitima una intervención del Estado Nacional como cabeza de nuestro Estado Federal, anticipatoria en muchos casos, y de corrección en otros, para resolver una Cuestión de Estado, de delicada gravedad institucional, por la dimensión del tema en debate y la población afectada o circundante.

Los derechos en juego son, la vida, la calidad de vida, la salud, la integridad psicofísica, la tranquilidad, la paz, el desarrollo, todos englobados en el Derecho Humano Ambiental. Si el problema ambiental nace casi siempre como un problema local, es sin embargo una competencia que deviene eventualmente concurrente con la Nación. El reconocerlo es una aplicación correcta del principio de subsidiariedad del Estado Nacional. Es también de clara evidencia que hay problemas ambientales que sólo el gobierno federal puede resolver”.