ADMINISTRACIÓN FINANCIERA II

ADMINISTRACIÓN FINANCIERA II

Jesús Dacio Villarreal Samaniego

Volver al índice

 

Resumen

 El rendimiento es el beneficio que se obtiene de una inversión. El rendimiento esperado es el beneficio que se cree que la inversión generará, mientras que el rendimiento realizado es el beneficio que realmente genera la inversión.

 El riesgo proviene de la diferencia entre el rendimiento esperado y el realizado. Esta diferencia puede ser más pequeña o más grande, por lo que el riesgo de la inversión será menor o mayor, según el caso.

 Como los inversionistas son racionales, es decir, aversos al riesgo, entre mayor sea la variabilidad de los rendimientos de una inversión, más grande será el rendimiento esperado por los inversionistas con respecto a dicha inversión.

 El rendimiento esperado de un activo individual se mide a través de un promedio ponderado de los rendimientos que pudiera otorgar ese activo bajo diferentes circunstancias (como el crecimiento económico) considerando la probabilidad de que dichas circunstancias se presenten.

 El riesgo se calcula determinando la dispersión de los rendimientos de un activo por medio de la varianza y de la desviación estándar. Entre más grande sea la dispersión, mayor será la probabilidad de que el rendimiento realizado sea diferente al esperado. También es posible calcular el riesgo en términos relativos mediante el coeficiente de variación, el cual indica la cantidad de riesgo que tiene un activo en relación a cada unidad de rendimiento esperado.

 Un portafolio es un conjunto de inversiones propiedad de un inversionista. La diversificación de este portafolio es la clave para la administración del riesgo del portafolio, ya que permite reducir dicho riesgo sin sacrificar rendimientos.

 El estudio disciplinado de la diversificación de portafolios comenzó en la década de 1950 a través de lo que hoy se conoce como Teoría Moderna de Portafolios de Markowitz. El modelo de Markowitz señala que hay dos elementos que conforman el riesgo de un portafolio: (1) el riesgo individual de cada activo y (2) de modo muy importante la correlación entre los rendimientos de los activos dentro del portafolio. La implicación de esta propuesta es que entre mayor sea el número de activos dentro del portafolio y entre menor sea la correlación de los rendimientos de dichos activos, menor será el riesgo del portafolio a pesar de que los títulos, individualmente, sean riesgosos.

 A partir de las ideas de la Teoría Moderna de Portafolios se desarrolló el Modelo de Fijación de Precios de Activos de Capital (CAPM). El CAPM señala que es posible medir el riesgo relevante de un activo para determinar su rendimiento requerido. El riesgo relevante según el CAPM es el riesgo no diversificable o sistemático, el cual se mide con un coeficiente denominado beta (). Entre mayor sea este coeficiente, mayor será su rendimiento requerido y al contrario; de modo que el aporte del CAPM es que formaliza la noción de que a mayor riesgo mayor rendimiento requerido: dependiendo del coeficiente beta del activo, el CAPM señala el rendimiento que le corresponde al activo dado su nivel de riesgo.

 El modelo general de valuación señala que el precio justo de mercado o valor presente de un activo es el valor actual de los flujos de efectivo que generará dicho activo a lo largo del tiempo descontados a una tasa apropiada a su nivel de riesgo. Esta es la base sobre la cual se valúan todos los activos, financieros o reales.

 El precio justo de mercado de una obligación es el valor presente de los intereses periódicos y el valor a la par que se entregará al final de la vida de la obligación. Por lo regular los intereses se pagan trimestralmente y el valor a la par es de $100. El rendimiento al vencimiento (RAV), esto es, la tasa de descuento de los flujos de efectivo depende primordialmente del nivel de las tasas de interés que prevalezcan en el mercado.

 El precio justo de mercado de las acciones preferentes y comunes está en función de los dividendos que se espera que paguen y la tasa de descuento apropiada al riesgo en cada caso. Tanto las acciones preferentes como las acciones comunes con crecimiento cero representan una perpetuidad, por lo que su precio justo de mercado se calcula de esa forma.

 Los dividendos de las acciones comunes pueden crecer a una tasa constante o no constante. En cualquier caso, se deben considerar todos los dividendos que se espera que pague la acción para calcular su valor. La tarea se dificulta en este caso dado que el pago de dividendos se prolonga por un periodo de tiempo indefinido hacia el futuro. Sin embargo, se pueden utilizar modelos propios para calcular el precio justo de mercado de estos instrumentos.