ADMINISTRACIÓN FINANCIERA II

ADMINISTRACIÓN FINANCIERA II

Jesús Dacio Villarreal Samaniego

Volver al índice

 

La Depreciación en México

Una de las características del sistema impositivo mexicano es que se modifica con mucha frecuencia. Estas modificaciones afectan también al cálculo de la depreciación de los activos fijos. Por ejemplo en el periodo de diez años comprendido entre 1996 a 2006, la forma en la que se calcula la depreciación ha cambiado por lo menos en cuatro ocasiones y la tasa de impuestos sobre ingresos conocida como Impuesto Sobre la Renta (ISR) ha cambiado también en cinco ocasiones en ese mismo periodo, como se muestra en el Cuadro 1–3.

En algunos de los años comprendidos en ese periodo ha sido posible aplicar alguna forma de depreciación acelerada, mientras que en otros casos solamente se ha permitido el método de depreciación en línea recta. Un método de línea recta es aquel en el que un activo se deprecia en una misma cantidad a lo largo de su vida fiscal. De forma simple, si un activo tuvo un costo de $400,000 y fiscalmente se deprecia en 4 años, esto significa que se depreciará $100,000 durante cada uno de los 4 años.

Un método de depreciación acelerada, por otra parte, implica que el activo se deprecia más rápidamente durante los primeros años de su vida y menos (o nada) durante los años subsecuentes. El método de depreciación acelerada opcional que permite actualmente la legislación en México se conoce como “Deducción Inmediata”. Si una empresa desea, por ejemplo, depreciar en línea recta una computadora podría depreciarla un 30 por ciento anual durante 3 años y 1/3 que correspondería a su vida fiscal (es decir, la vida fiscal de una computadora es de 3 años y cuatro meses). Sin embargo, la empresa puede optar por el sistema de deducción inmediata, lo cual le permitiría depreciar el 94 por ciento del valor de la computadora durante el primer año de vida. El 6 por ciento restante, sin embargo, ya no se podría deducir en su totalidad .

Suponga, por ejemplo, que es julio de 2006 y que Sistemas Electrónicos Avanzados está considerando invertir en una nueva computadora que tendrá un costo de $30,000 y que se piensa comprar a principios de septiembre de ese mismo año. Si la empresa opta por el método de depreciación en línea recta la depreciación para el primer año de operaciones del nuevo proyecto de inversión (a principios de septiembre de 2007) se calcularía mediante el procedimiento del Panel A en el Cuadro 1–4. Si la empresa eligiera la deducción inmediata, los cálculos para la depreciación del primer año de operaciones del equipo serían los que se muestran en el mismo Cuadro 1–4 en el Panel B.

Los repetidos cambios en los aspectos fiscales, desde luego, dificultan el cálculo de la depreciación y de su efecto sobre los flujos de efectivo. Los ejemplos presentados en esta sección y algunos de los que se presentan en secciones subsecuentes consideran la legislación tributaria vigente; pero se debe hacer énfasis en que de ninguna forma se descarta la posibilidad de algún cambio en el futuro.