ADMINISTRACIÓN FINANCIERA II

ADMINISTRACIÓN FINANCIERA II

Jesús Dacio Villarreal Samaniego

Volver al índice

 

Banco de México

El Banco de México es el banco central de la nación y tiene como meta primordial gestionar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional, es decir, establecer las medidas que considere necesarias para mantener bajo control la inflación. Sus funciones las ejerce a través de la organización que se muestra en la Figura 2–3.

Banxico fue creado en 1925 y durante varias décadas dependió directamente del Poder Ejecutivo Federal. Sin embargo, desde principios de la década de 1990 y por mandato constitucional, se le dio autonomía en el ejercicio de sus funciones. Específicamente, se le permitió al banco central mexicano determinar el monto y administración de su propio crédito y se establecieron normas relativas a su administración autónoma. A su vez, dicha autonomía está sustentada en impedir que el Ejecutivo Federal el nombramiento por un corto plazo a la totalidad o a la mayoría de los encargados de la dirección de Banxico, con el fin de evitar presiones que puedan comprometer el logro de proteger el poder adquisitivo de la moneda nacional. Dentro de las principales funciones del Banco de México están:

• Regular la emisión y circulación de la moneda, los cambios, la intermediación y los servicios financieros, así como los sistemas de pago.

• Prestar servicios de tesorería al gobierno federal y actuar como agente financiero del mismo.

• Fungir como asesor del gobierno federal en materia económica y, particularmente, financiera.

• Operar con las instituciones de crédito como banco de reserva y acreditante de última instancia.

• Participar en el Fondo Monetario Internacional y en otros organismos de cooperación financiera internacional o que agrupen a bancos centrales.

• Operar con los organismos mencionados en el párrafo anterior, con bancos centrales y con otras personas morales extranjeras que ejerzan funciones de autoridad den materia financiera.