HERENCIA Y CIVILIZACIÓN: UN ENFOQUE CRÍTICO A LAS HEGEMONÍAS IMPERIALES

HERENCIA Y CIVILIZACIÓN: UN ENFOQUE CRÍTICO A LAS HEGEMONÍAS IMPERIALES

Maximiliano Korstanje

Volver al índice

 

 

 

 

La mito-poiesis

Comprendemos con Eliade (1968) a la mitología o al mito como una historia fabulada situada en un contexto atemporal (siempre mejor al presente) la cual narra los orígenes del mundo y las prácticas de los primeros hombres o hazañas de seres extraordinarios cuyos componentes condicionan las prácticas sociales en la actualidad. Además, también como afirma Solá consideramos que cada pueblo puede ser estudiado y sus comportamientos explicados, por medio de un correcto análisis de su mitología. (Solá, 2006). Pues entonces, ¿Cuáles son las diferencias en las mitologías nórdicas y latinas?

En primer lugar, cabe aclarar que la mitología nórdica (a diferencia de latina) poseía ciertos matices y diferencias por la variedad y diversidad “étnica” de los mismos pueblos que comprendían a esta categoría social . En ciertos casos, los dioses predominantes eran sumamente pacíficos como el caso de las tribus del norte (Escandinavia) quienes veneraban a Nerto (diosa de la fertilidad y los cultivos), Balder (dios de la luz), Freyja (diosa del amor) y Fricco (hermano de Nerto). Esta idea, nos habla de que en un origen las tribus escandinavas poseían una tendencia al cultivo como forma principal de economía. (Meunier, 2007) (Korstanje, 2008a)

No obstante, las tribus del sur (sobre todo aquellas ubicadas en los límites con Galia y posteriormente con Roma), demostraban adorar a dioses con características bélicas como ser Wodan u Odín (dios de la Guerra y el comercio), Locki (dios del fuego), Thor o Donner (dios relámpago) entre otros. Por motivos desconocidos, pronto las pacíficas etnías del norte comenzaron a adoptar a Odín o Wodan como la principal deidad y a la vez a la guerra como su industria más importante. (Branston, 1962) (Meunier, 2007) (Wilkinson, 2007) (Korstanje, 2008a)