MIGRACIÓN, PERCEPCIÓN CULTURAL DEL TRABAJADOR PERIFÉRICO EN EL CENTRO 
(CONSTITUCIÓN SIMBÓLICA EN CONTEXTOS ESTRUCTURADOS)

MIGRACIÓN, PERCEPCIÓN CULTURAL DEL TRABAJADOR PERIFÉRICO EN EL CENTRO (CONSTITUCIÓN SIMBÓLICA EN CONTEXTOS ESTRUCTURADOS)

Ricardo Contreras Soto

Volver al índice

 

 

 

 

11.1.3 Dinámicas socioculturales en los agentes de la periferia

Ante los problemas económicos se ha presentado descomposiciones continuas en los círculos viciosos de las condiciones sociales de generación de la cultura, en las formas de socializar, representar y convivir de los agentes, del tejido social, así como el deterioro y ausencia de las políticas con orientación social. Presento algunos de los problemas socioculturales inmediatos en los agentes y reflejados en la migración, tenemos:

1. La proletarización de las clases medias y la lumpen proletarización de los trabajadores. El constante deterioro de las clases trabajadoras, en la política económica de las periferias: la baja salarial y el desempleo principalmente y sus efectos culturales en la miserabilidad de la vida cotidiana.

2. Prácticas sociales en baja seguridad social y nula reivindicación social de los agentes, así como detonador en la baja autoestima. Los agentes experimentan sin sentidos en la vida cotidiana, como ciudadanos en los abusos de la razón cínica del poder y la corrupción en los diversos espacios, como trabajadores no hay nada que garantice estabilidad laboral y mejoras a las condiciones de vida, por el contrario el deterioro de sus condiciones laborales y de sus derechos ganados históricamente como estudiantes el futuro no es prometedor, porque es muy probable que no encuentre trabajo o adquiera uno de baja paga y estatus, etcétera, la distinción entre clases, la mala distribución de la riqueza generada, es quién la lacera en la vida cotidiana.

3. Ausencia de un proyecto civilizatorio, que funcione como Ethos social, que armonice la búsqueda de ideales, de convivencia y de aspiración social entre los agentes y que genere participación y consenso entre las diversas identidades sociales y colectivas en su diversidad y creatividad cultural.

4. El divorcio de la creatividad, innovación, estética y la crítica en los proyectos formativos. La tecnología es distante a la vida cotidiana, la distancia y la dependencia de ella y de la teoría está generada Estados Unidos quién es el que la provee, no hay proyecto, el último proyecto lo podríamos ubicarlo en el modelo educativo para la sustitución de importaciones. La generación de consumidores pasivos por la industria cultural "para los jodidos" como herencia refucionalizada entre la “modernidad generadora del subdesarrollo” y de la "tradición colonialista" una selección de propuestas, prácticas y valores con altas tasas de retorno al neo-oscurantismo, para entretenernos, produciendo a mediano plazo “vacíos existenciales”, “tramas imaginarias subordinadas: con sentido de culpa y castigo”, negaciones y autoexclusiones, dependencias afectivas, aunado a los pocos espacios de participación y formación han generado una masa ignorante y apática o eufórica de nuevos fanatismos y poca racionalidad. La ausencia y exclusión de apoyo en la generación de expresiones culturales y de condiciones que la desarrollen han sofocado, silenciado y excluido a la creatividad, la estética y la racionalidad.

5. Fractura de los procesos de conocimiento y de formación. El conocimiento se ha delegado en gran parte a los centros. La generación del conocimiento aún no esta en dialogo con la conciencia social de los ciudadanos promedio, no tienen formas de articulación directa, ni como redes de conocimiento, con poco efecto en la sociedad. Se ha desestimulado el derecho de conocernos en la investigación.

6. Carencias de espacios sociales de formación, recreación y esparcimiento, de las clases trabajadoras. Las ausencias de prácticas sociales diversificadas, ausencia de infraestructura y de proyectos que revindiquen y desarrollen al sujeto en la vida cotidiana, carencia de cuadros orgánicos y políticas culturales en el proyecto civilizatorio. La problemática se ha centrado en la productividad y al mercado laboral. Se ha divorciado el ocio, el placer, el conocimiento.

7. Los altos costos sociales, en el deterioro de la vida social. Los altos costos sociales de la crisis y de la pobreza generan diversos problemas: enfermedades, pobreza, ignorancia, abandono, rezago, miserabilísimo...

8. Polarización detonante de dos ciudadanías: los ricos y los pobres. La forma de agudizar las distancias sociales, la ausencia de una distribución más justa de la riqueza, la forma manifiesta en la política social de no resolver los problemas sino de contenerlos de forma represiva, como problema de seguridad al buscar el consenso de “policiatizar o militarizar” la vida cotidiana como la única forma de "garantizar la seguridad social".

9. Miserabilísimo. La pobreza que experimentan los agentes ante la falta de accesos, recursos y prácticas sociales en proyectos de desarrollo y crecimiento de las personas y las comunidades, aunados a la pobreza extrema económica, injusticia, desigualdad, van generando desesperanza, restricciones a la imaginación, desconfianza, vacíos de superación, ignorancia generalizada y apatía.

Estos son algunos de los factores que generan las condiciones y repercusiones socioculturales en los agentes, lo paradójico es que repercute tarde que temprano de alguna forma en el mundo "globalizado". A continuación hacemos una representación de estas problemáticas, ver esquema GDCMP .