EMPRESAS TRANSNACIONALES E INTEGRACIÓN EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE: LA GRANNACIONAL, UNA ALTERNATIVA NECESARIA Y VIABLE

EMPRESAS TRANSNACIONALES E INTEGRACIÓN EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE: LA GRANNACIONAL, UNA ALTERNATIVA NECESARIA Y VIABLE

Zulma Donelly Ramírez Cruz

Volver al índice

 

 

 

 

Capitulo I Las empresas transnacionales y la integración económica

1.1. Las Empresas Transnacionales Capitalistas

1.1.1. Definiciones y conceptos

Como bien planteara hace más de veinte años Fidel Castro Ruz en su libro La crisis económica y social del mundo, las empresas transnacionales son los principales agentes económicos de acumulación y explotación capitalista a nivel mundial. La expansión de estas empresas se caracteriza por la concentración económica y según dice Furtado, son clave en el dinamismo del sistema capitalista, pero a su vez propician su inestabilidad, impulsan la concentración del ingreso y son las portadoras de las tendencias a la concentración y centralización del capital que caracterizan la acumulación.

Si de definir a las empresas transnacionales se trata, son muchos los conceptos que podemos encontrar. En primera instancia, las ETN son empresas que producen en más de un país, que exportan e importan y que traen como consecuencia el incremento en los flujos de inversión extranjera directa. Son empresas que desbordan las fronteras nacionales, instalando activos asumiendo el control de ellos en más de un país.

Las transnacionales pueden definirse como las empresas que acumulan o reproducen su capital, en un espacio que va más allá de las fronteras del país de origen, es decir en un espacio compuesto por varios países.

Según el Centro de Naciones Unidas sobre las Corporaciones Transnacionales en 1994 una firma transnacional se define como una empresa o grupo de empresas constituida por una sociedad matriz de conformidad con la legislación de un país que, a partir de su sede se implanta en el extranjero con sus filiales e inversiones directas (fusión, privatizaciones y adquisiciones). Con una estrategia concebida a nivel mundial encaminada a quitar cualquier obstáculo a la expansión y al libre movimiento de los poderosos consorcios o monopolios transnacionales.

A su vez, el “Grupo de Trabajo de la Comisión de Empresas Transnacionales de Naciones Unidas” encargado de la redacción del proyecto del “Código de Empresas Transnacionales” define a las ETN como: las empresas, cualquiera fuera de su país y propiedad privada, pública o mixta, que comprenden entidades en dos o más países, sin importar la forma legal y los campos de actividades de estas entidades. Operan bajo un sistema de decisión, que permite políticas coherentes y una estrategia común por medio de uno o más centros de decisión, al cual están ligadas por vínculos de propiedad u otros. De tal manera, que una o más de ellas, pueden ejercer una influencia significativa sobre las actividades de otras en particular, compartir conocimientos, recursos y responsabilidades con las otras.

Asimismo, son consideradas como enormes compañías manufactureras establecidas en todo el mundo, para lograr menores costos de producción y abastecer mercados mundiales sobre una base integrada vertical y horizontalmente bajo indicaciones de una política proveniente de la matriz.

Contrario a las definiciones que se refieren a las transnacionales como entes únicamente económicos, las ETN pueden ser consideradas también como sujetos políticos, se han identificado como sujetos del derecho internacional público y privado, con derechos, obligaciones y “responsables” de sus actos en la economía mundial

Otras definiciones, se alejan del concepto meramente descriptivo de empresa transnacional e incorporan elementos de análisis de las mismas mucho más amplios e interesantes.

Remitiéndonos nuevamente a Fidel Castro Ruz, las ETN son definidas como modernos monopolios internacionales cuya razón de existencia es la maximización de sus tasas de ganancia, las cuales se expanden de manera incesante a nivel mundial a través de diferentes mecanismos como la IED, que dominan el comercio internacional, que ejercen un control monopólico sobre la tecnología y su “transferencia” lo que refuerza la dependencia hacia estas empresas, las cuales pueden trasladarse hacia otros lugares en cualquier momento en correspondencia con los intereses de la casa matriz.

De la misma manera, expresa que el sistema matriz-filiales, mantiene inalterable el objetivo de maximizar la ganancia aprovechando los bajos salarios y las jornadas de trabajo más largas e intensivas en los países subdesarrollados, donde puedan obtenerse, en operaciones por lo general simples y parciales, una productividad similar a la de los países capitalistas desarrollados, así como beneficiándose de facilidades fiscales o de otra índole concedidas por los gobiernos receptores.

Según Más Mok (2004), las ETN son empresas que ejercen el dominio económico en el sistema capitalista mundial, las cuales han alcanzado un altísimo grado de concentración y centralización del capital y de la producción, a través del control de la exportación, la concesión de licencias y patentes, etc. Han pretendido asegurar la producción al menor costo posible y para ello se han desplazado a los mercados más eficientes. Se caracterizan por su gran tamaño, poder económico en los países que actúan, por operar en mercados cautivos, lo que les brinda la posibilidad de manipular precios, ejercer el control sobre productos y servicios estratégicos y de limitar la entrada a sus mercados .

Estas definiciones abarcan otros aspectos y elementos que llevan a aclarar el carácter explotador de las ETN capitalistas, muestran su enorme influencia en las relaciones económicas internacionales y el papel determinante como gestores del proceso de acumulación y concentración capitalista en detrimento de los PSDE.

Las ETN capitalistas apuntalan su actividad a escala planetaria y su jurisdicción se contrapone a la soberanía de los estados nacionales. Pero además, las transnacionales, desempeñan funciones que antiguamente eran prerrogativas del Estado-nación, perdiendo así este, su condición de actor, producto de las tendencias de la generación de reglas por encima de los Estados y de pautas que no han podido establecerse a través de organismos internacionales.

Es importante definir también a la filial por lo que representa dentro de la estructura de las empresas transnacionales. De acuerdo con la definición de la ONU una filial, es una empresa de derecho local en un país de destino, con un bajo control efectivo de una matriz ubicada en el país de origen (esta casa matriz en la mayoría de los casos se encuentra en países desarrollados). Por lo que esta sucursal, es parte de una empresa que opera en el extranjero, no tienen una personalidad jurídica diferente de la matriz. En el caso de las filiales, la propiedad de la matriz puede ejercerse sobre diferentes fracciones del capital. La definición general de filial se puede deducir como la empresa en el extranjero que es controlada por otra empresa.

Esta definición general de filial, refleja claramente que estas no pueden integrarse ni contribuir a integrar las economías de los países -mayormente subdesarrollados- en donde se ubican, ya que ellas responden y se integran a su casa matriz y a las otras filiales del conglomerado, cuyos intereses suelen ser diferentes y contradictorios a los intereses nacionales.