ESPACIOS REGIONALES FRONTERIZOS
Teoría, política y práctica del desarrollo y la integración fronteriza

ESPACIOS REGIONALES FRONTERIZOS TEORÍA, POLÍTICA Y PRÁCTICA DEL DESARROLLO Y LA INTEGRACIÓN FRONTERIZA

Nilo Meza Monge

Volver al índice

 

 

 

 

IV. LA INTEGRACIÓN FRONTERIZA Y “SUS” REGIONES

La dinámica que vienen adquiriendo los procesos de integración fronteriza en Latinoamérica, otorga una relevancia creciente a las relaciones bilaterales y multilaterales entre los países involucrados. De allí que la formulación de las estrategias de desarrollo para las regiones con fronteras internacionales tendrá que realizarse en el marco de un nuevo escenario: el de la integración binacional y multilateral.

Para este tipo de regiones, en consecuencia, la definición de políticas no se realiza exclusivamente dentro del marco de un enfoque sectorial, sino dentro del marco de una perspectiva global que contempla procesos como la internacionalización de las economías, la conformación de bloques, los procesos de integración y la adaptación que para ello debe sufrir la normativa y la propia institucionalidad que operan en estos espacios.

Esto es inevitable pues la existencia de una línea fronteriza representa por sí misma un factor de alta "sensibilidad" y, por lo tanto, determina un proceso diferente al que se produciría en una región “sin fronteras internacionales”. Como consecuencia lógica, toda estrategia y políticas que se diseñen en estos territorios tendrán que estar orientados no solo a promover y lograr el desarrollo en abstracto, sino a generar condiciones favorables a procesos de integración fronteriza.

En ese mismo orden de ideas, el paso de una línea fronteriza internacional a través de un puente, una vía o un río, implica un cambio de status para quien lo realiza. En esencia, dicho paso supone el arribo a una zona en la cual rige otra Constitución, otras instituciones y normas que regulan el desenvolvimiento de otras entidades, a los que tendrá que someterse quien pase la línea fronteriza.

De otra parte, un paso fronterizo genera por sí mismo fenómenos que se extienden a un lado y otro de la frontera. Estos fenómenos siempre son relativos. Es decir, siempre implican la comparación de dos elementos semejantes (v.gr instituciones, entidades, monedas, etc.), creados bajo las "reglas de juego" que existen en cada país .

El carácter relativo de los fenómenos que se registran en la frontera es el aspecto que interesa en este capítulo. Como se señaló, estos fenómenos relativos -o comparativos-, tienen influencia en territorios a lo largo y ancho de la frontera, afectando por tanto la vida de las personas que habitan en los mismos, así como sus actividades productivas.