ESPACIOS REGIONALES FRONTERIZOS
Teoría, política y práctica del desarrollo y la integración fronteriza

ESPACIOS REGIONALES FRONTERIZOS TEORÍA, POLÍTICA Y PRÁCTICA DEL DESARROLLO Y LA INTEGRACIÓN FRONTERIZA

Nilo Meza Monge

Volver al índice

 

 

 

 

1.2. Complementariedad en un espacio regional fronterizo.

No cabe duda de que un espacio regional fronterizo es un escenario con diversos grados de integración e interacción entre los agentes económicos y sociales que viven en esas áreas. La forma cómo se realiza, la intensidad con que se produce la mencionada integración, dependerá de los ritmos de crecimiento, de complementariedad y de compatibilidad entre naciones vecinas, con lo que facilitarán o frenarán las posibilidades de desarrollo de los espacios regionales fronterizos. En consecuencia, la voluntad política de los países involucrados para generar procesos de integración, determina en gran medida las posibilidades reales de integración en sus áreas fronterizas.

Un proceso de armonización y cooperación entre dos o más países, se deriva en gran medida de la evolución de sus economías y de la adopción de enfoques en muchos aspectos coincidentes en cuanto a su orientación en el mediano y largo plazos, facilitando los procesos de integración y las tareas de coordinación macroeconómica.

La dimensión fronteriza de dicha integración adquiere un papel relevante no solamente en lo que se refiere a la importancia de los flujos comerciales que allí se registran o se generan, sino en cuanto a los procesos sociales y económicos propios de estas áreas. Estas situaciones, en la medida en que tiendan a convertirse en estructurales, afianzan los factores de estabilidad del proceso de integración entre dos países.

El análisis y la observación de estos procesos debe ser incorporado en el quehacer de las entidades territoriales fronterizas, pues de estas se pueden desprender líneas estratégicas para el desarrollo regional de las áreas de frontera, pudiendo convertirse en políticas, programas y proyectos, en acciones concretas propias de las competencias de las administraciones territoriales. En esta dimensión aparecen proyectos de infraestructura vial, de comunicaciones, de servicios básicos, etc., que acompañen programas de carácter nacional.