VIAJANDO: UNA APROXIMACIÓN FILOSÓFICA

VIAJANDO: UNA APROXIMACIÓN FILOSÓFICA

Maximiliano Korstanje

Volver al índice

 

 

 


 

CAPITULO III. FILOSOFÍA DEL DESPLAZAMIENTO

A lo largo de los años los hombres se han preguntado sobre las cuestiones que hacen a la metafísica de las ideas y su relación al lenguaje. El mismo Aristóteles comprendía que el mundo estaba formado por cosas, las cuales interpretadas por el conocimiento humano eran pegadas como estampas en el pensamiento, la voz y finalmente la escritura. (Aristóteles, 1992)

El presente trabajo inicia un debate por la lógica formal en sus orígenes hasta llegar a la tesis combinatoria del joven Leibniz (en contraposición con Kant) y sus alcances o limitaciones a la teoría metafísica del desplazamiento. De esta forma, quedan unidos cuatro ejes temáticos bien fundamentados: lenguaje, lógica, conocimiento y movimiento.

Intentaremos, en un humilde esfuerzo, vincular todas estas ideas del mundo de la filosofía clásica y que hacen a la lógica lingüística (formal) al mundo moderno de los viajes y el turismo. Desde este punto, surgen algunas inquietudes deben ser tenidas en cuenta tales como:

Desde un punto de vista (puramente) filosófico ¿cuáles son los motivos que implican unidad del todo con respecto a la parte?, ¿cual es el lugar de ese cuerpo en el universo y porque no cambia su sustancia al momento del desplazamiento?, ¿cuáles son las influencias de los lógicos formales en la tesis de la complexión en el joven Leibniz?, ¿cuáles son los portes de Kant en la materia?.