SISTEMAS LOCALES DE INNOVACIÓN:
LAS EMPRESAS PYMES METALMECÁNICAS DE TANDIL (1995 ¿ 2005)

SISTEMAS LOCALES DE INNOVACIÓN: LAS EMPRESAS PYMES METALMECÁNICAS DE TANDIL (1995 ¿ 2005)

Sergio Farinelli

Volver al índice

 

 

 

 

4.1.7 Observar lo externo para aplicarlo a lo interno

En los principales distritos industriales de los países europeos, se puede observar que las pequeñas y medianas empresas buscan estrategias y formas de organización y producción más flexibles e innovativas en forma constante con el objetivo de responder a los crecientes desafíos que la globalización y las cambiantes exigencias del mercado plantean día a día. Para alcanzar este objetivo, no agotan sus instancias sólo con incorporar tecnologías modernas, sino que, en general, simultáneamente, adoptan nuevas formas de organización de los procesos de investigación, diseño, gestión, producción y comercialización entre otros. Este amplio esquema definido como un proceso de transformaciones no resulta ser nada sencillo, por el contrario, es complejo. Principalmente se puede decir que el mismo asume características específicas según los sectores, regiones y países, e involucra interacciones, que al complementarse permiten en la mayoría de los casos, excelentes resultados.

Ahora bien, veamos que ocurre a nivel local, el distrito de Tandil, como se ha expresado, posee muchos factores y condiciones favorables para que las pequeñas y medianas empresas puedan lograr a futuro un desarrollo competitivo y sustentable. En la actualidad se observa que esto se encuentra pendiente. La posibilidad de acceder a niveles crecientes de competitividad y mantenerlos en el largo plazo, no puede circunscribirse a la acción de unos pocos empresarios locales, todo esto en la actualidad es un común denominador dentro del tejido industrial de las PyMEs metalmecánica locales.

Es importante mencionar también, que deben pensarse en términos similares las reglas de juego del desarrollo local que se pretende diagramar a futuro para poder aprovechar el entorno del distrito Tandil y las variables económicas que resultan favorables en términos generales.

Retomando experiencias de distritos internacionales, podemos ver que los casos exitosos son explicados a partir de un conjunto de variables que muestran con claridad que el funcionamiento de un distrito local en su conjunto, es el que permite lograr una base sólida para el desarrollo de la competitividad, tanto interna como externa.

Sería importante que las pequeñas y medianas empresas de Tandil comenzaran a reemplazar los esfuerzos individuales que cada una de ella realiza en pos de un mejor lineamiento competitivo. Este objetivo, debe estar acompañado por innumerables aspectos que conforman el entorno de las firmas desde la infraestructura física, la tecnológica que la misma posee y su organización interna. Combinar todo lo anterior para funcionar como una organización, con interacción constante entre sus miembros, flujos efectivos de información y decisiones, y una sinergia que es mayor que la suma de las habilidades y conocimientos individuales es considerado en la actualidad como el principal mecanismo a la hora de obtener resultados satisfactorios por parte de las pequeñas y mediana empresas.

Es conceptualmente útil considerar el desarrollo de la competitividad a nivel de las pequeñas y medianas empresas locales, como una inversión más, a las ya establecidas como patrón de modelo a seguir. Estas consideraciones también sirven para profundizar en la integración y en el desarrollo de la industria local, este último también debe estar definido por las PyMEs metalmecánica en su conjunto. Fuera de los beneficios productivos, estas interrelaciones aceleran la difusión de tecnologías, incrementan la especialización, aumentan la flexibilidad industrial y generan empleo dentro del distrito.

En cuanto a los procesos de aprendizaje, se puede observar que no surgen automáticamente por el transcurso del tiempo. Son justamente el resultado positivo de los esfuerzos deliberados y explícitos orientados a la generación de acervos tecnológicos y la capacitación en recursos humanos. Esto significa desarrollar una estrategia tecnológica y productiva asociada a inversiones orientadas a la generación y adopción de cambios técnicos permanentes, que induzcan una maduración que no es automática ni instantánea y que requiere de esfuerzos permanentes y conscientes por parte del empresariado PyMEs en general.

Si hacemos mención a las consecuencias que las medidas macroeconómicas tuvieron en el desempeño de las PyMEs de la industria metalmecánica tandilense en la década pasada, se puede expresar que: las mismas produjeron bajas considerables en la mano de obra local tandilense, que disminuyó el número de pequeñas y medianas empresas dentro del distrito Tandil y que también se registró un importante proceso de inversiones basado en equipos importados. En este último punto es importante destacar que la incorporación de tecnología fue totalmente desproporcionada dentro del tejido industrial, es decir hubo PyMEs que incorporaron mucha tecnología y otras que no incorporaron nada. Todo esto, produjo como resultado, una crisis terminal en muchas PyMEs del partido de Tandil, las cuales no pudieron mantenerse dentro del sistema industrial local y debieron cerrar sus puertas pese al esfuerzo de sus dueños para que esto no ocurriera.

Haciendo un análisis desde un punto de vista microeconómico, dentro de la década pasada y en lo que a las pequeñas y medianas empresas metalmecánica de Tandil respecta, se observa que hay una mayor presencia de funciones de producción marcadas como menos intensivas en trabajo, un abandono de la mayor parte de los esfuerzos tecnológicos locales en la generación de nuevos productos y procesos, una desverticalización de las actividades basada en la sustitución de valor agregado local por abastecimiento externo, y una reducción en el mix de producción local.