SISTEMAS LOCALES DE INNOVACIÓN:
LAS EMPRESAS PYMES METALMECÁNICAS DE TANDIL (1995 ¿ 2005)

SISTEMAS LOCALES DE INNOVACIÓN: LAS EMPRESAS PYMES METALMECÁNICAS DE TANDIL (1995 ¿ 2005)

Sergio Farinelli

Volver al índice

 

 

 

 

2.1.2 La Importancia de las PyMEs en Argentina

Para autores como Ascua; Ferraro y Quintar (1996), la importancia de las PyMEs como unidades de producción de bienes y servicios, en Argentina y en el mundo es un hecho internacionalmente justificado y consolidado, debido a que desarrollan un menor volumen de actividad, las PyMEs poseen mayor flexibilidad para adaptarse a los cambios del mercado y emprender proyectos innovadores que resultarán una buena fuente generadora de empleo, sobre todo de profesionales y demás personal calificado. Como sostiene Gatto (1989): “En la casi totalidad de las economías de mercado las empresas pequeñas y medianas, incluidos los micro emprendimientos, constituyen una parte sustancial de la economía”.

Profundizando aún más acerca de la importancia de las PyMEs en Argentina, diversos autores sostienen que las características fundamentales del sector PyME están dadas por:

• Tienen efectos socioeconómicos importantes ya que permiten la concentración de la renta y la capacidad productiva desde un número reducido de empresas hacia uno mayor.

• Reducen las relaciones sociales a términos personales más estrechos entre el empleador y el empleado favoreciendo las conexiones laborales ya que, en general, sus orígenes son unidades familiares.

• Presentan mayor adaptabilidad tecnológica y menor costo de infraestructura.

• Obtienen economía de escala a través de la cooperación ínter empresaria, sin tener que reunir la inversión en una sola firma.

Según el Ministerio de Economía de la Nación, las empresas Pequeñas y Medianas en nuestro país se identifican con la sigla PyMEs y se hallan agrupadas por:

• Cantidad de personal

• Monto y volumen de la producción

• Monto y volumen de las ventas

• Capital productivo

Estas son algunas de las variables que se tienen en cuenta para determinar la magnitud de las empresas. Cada país tiene sus propios topes, sobre todo en lo que respecta a la cantidad de personal, que en general oscila entre 50 y 500 personas. Así se consideraría que una empresa es:

• Pequeña: hasta alrededor de 50 personas

• Mediana: entre 50 y 500

• Grande: más de 500

Esto depende del país y del sector productivo o de servicios en el que realice sus actividades. Además esos topes se van actualizando de acuerdo con la realidad económica y social. En Argentina, el Ministerio de Economía (MECON) estableció los topes para que las empresas sean consideradas PyMEs, a los efectos de las diferentes medidas de apoyo, tanto a lo que se refiere a la política económica, como a lo fiscal, a la crediticia y otros.

No se tiene en cuenta la importancia sociológica y las características exteriores que pueda tener una PyME sino que se basa en criterios meramente cuantitativos a efectos de clasificarla.

La clasificación en cuanto al capital productivo según la Corporación de la Pequeña y Mediana Empresa (COPYME) siempre con parámetros cuantitativos es la siguiente:

• Sector Industrial y Minero: el valor de los activos productivos revaluados y netos de amortización con un tope de 10.000.000 de pesos.

• Sector Comercio y Servicios: el valor del patrimonio neto ajustado de 2.500.000 de pesos.

• Sector Agropecuario: el valor de los activos productivos con un tope de 3.000.000 de pesos.

En lo que respecta a la clasificación teniendo en cuenta el monto y volumen de producción resulta de difícil categorización en términos cuantitativos, por lo que debe inferirse que el volumen de ventas obtenido es representativo y estando directamente relacionado con la producción, serviría de parámetro para su correcta clasificación.