SISTEMAS LOCALES DE INNOVACIÓN:
LAS EMPRESAS PYMES METALMECÁNICAS DE TANDIL (1995 ¿ 2005)

SISTEMAS LOCALES DE INNOVACIÓN: LAS EMPRESAS PYMES METALMECÁNICAS DE TANDIL (1995 ¿ 2005)

Sergio Farinelli

Volver al índice

 

 

 

 

1.3 Cambio de Paradigma e Innovación Tecnológica

1.3.1 Conceptos, Definiciones y Clasificaciones de innovación

La innovación es un término de gran actualidad, al que se le concede una importancia creciente como factor de competitividad. Muchas veces se asocia innovación exclusivamente con tecnología e I+D, pero si bien el factor tecnológico está presente en gran parte de la actividad innovadora de las empresas, el concepto de innovación incluye actividades no necesariamente basadas en la tecnología.

La innovación se define como la transformación de una idea en un producto o equipo vendible, nuevo o mejorado; en un proceso operativo en la industria o el comercio, o en una nueva metodología para la organización social. Cubre todas las etapas científicas, técnicas, comerciales y financieras, necesarias para el desarrollo y comercialización exitosa del nuevo o mejorado producto, proceso o servicio social.

El acto por el cual se introduce por primera vez un cambio tecnológico en un organismo o empresa se denomina innovación.

Innovación Tecnológica: es el conjunto de actividades científicas, tecnológicas, financieras y comerciales que permiten:

1- Introducir nuevos o mejorados productos en el mercado nacional o extranjero.

2- Introducir nuevos o mejorados servicios.

3- Implantar nuevos o mejorados procesos productivos o procedimientos.

4- Introducir y validar nuevas o mejoradas técnicas de gerencia y sistemas organizacionales

Por tanto, la innovación tecnológica es la que comprende los nuevos productos y procesos y los cambios significativos, desde el punto de vista tecnológico, en productos y procesos. Se entiende que se ha aplicado una innovación cuando se ha puesto en el mercado (innovación de productos) o se ha utilizado en un proceso de producción (innovación de procesos). De acuerdo con la mayoría de los estudios sobre el tema, las innovaciones se clasifican según su impacto en:

1- Básicas o radicales (disruptivas)

2- Increméntales (progresivas)

3- Cambios en los sistemas tecnológicos

4- Cambios en los paradigmas tecnológicos

1. Innovaciones Radicales: son aquellas que abren nuevos mercados, nuevas industrias o nuevos campos de actividad en la esfera cultural, en la administración pública o en los servicios.

2. Innovaciones Increméntales: son aquellas que producen cambios en tecnologías ya existentes para mejorarlas, pero sin alterar sus características fundamentales.

Ocurren con frecuencia en las actividades de producción y corresponden a mejoras en los procesos productivos existentes, atribuibles fundamentalmente al personal encargado de la producción y no tanto a una actividad deliberada de Investigación + Desarrollo.

4. Cambios en los paradigmas tecnológicos: son los que han promovido las revoluciones industriales y corresponden a tecnologías o cambios en los sistemas tecnológicos, cuyo amplio espectro de aplicación afecta las condiciones de producción de todos los sectores de la economía, como han sido los casos de la máquina de vapor y la microelectrónica.

Aunque innovación es un concepto relativamente nuevo, hablar de éste implica referirse a empresa. Hoy en día, la empresa mueve al mundo y la innovación a la empresa; por tanto, mientras la empresa innovadora triunfa la que no lo hace ve disminuida su competitividad y eficiencia.

La innovación incluye mejoras en tecnología y mejores formas de hacer las cosas. Se puede manifestar en cambios en productos, cambios en procesos, nuevos enfoques de marketing, nuevas formas de distribución, nuevos alcances. Los innovadores no sólo responden a las posibilidades de cambio, sino que fuerzan para que se produzca más rápido. Gran parte de la innovación, en la práctica, tiene un carácter muy básico e incremental más que un carácter radical. Depende más de la acumulación de pequeños avances y reflexiones que de grandes descubrimientos tecnológicos. Se necesita de ideas que no son nuevas pero que nunca se han potenciado con decisión para obtener óptimos resultados.

Por último, hay que tener presente también que,

“para innovar no es imprescindible investigar. La investigación es uno de los medios fundamentales para adquirir la tecnología, pero las empresas también innovan cuando incorporan tecnología externa, bien mediante la compra directa (por ejemplo a través de la compra de una licencia) o de forma indirecta incorporada en los bienes de equipo” (Navas, J: 1994).