NOTAS SOBRE GLOBALIZACIÓN

NOTAS SOBRE GLOBALIZACIÓN

Galo Viteri Díaz

Volver al índice

 

 

 

 

2.3 MEJORES POLÍTICAS INTERNACIONALES

Las medidas orientadas a conseguir unas reglas más justas tienen que ir acompañadas de políticas internacionales más equitativas y coherentes.

- Un requisito fundamental radica en desplegar mayores esfuerzos para la movilización de recursos a nivel internacional. Se debería hacer realidad el compromiso de dedicar el 0.7% del PIB a la ayuda oficial para el desarrollo (AOD). Es indispensable mejorar la eficacia en lo que se refiere a la prestación de la asistencia.

- Debería acelerarse e intensificarse el proceso de alivio de la deuda.

- Debería examinarse en forma activa una gama amplia de opciones para la consecución de recursos adicionales de financiación. Dichos recursos tienen que ser adicionales y no se deben considerar como sustitutos de los compromisos en lo que atañe a la asignación del 0.7% del PIB a la ayuda oficial para el desarrollo.

- Debería aprovecharse de mejor manera el potencial que suponen en términos de solidaridad global las contribuciones privadas voluntarias y las iniciativas filantrópicas.

- Debería incrementarse el apoyo a las iniciativas de inversión socialmente responsable, con la finalidad de canalizar recursos hacia los países de menores ingresos.

- Es necesario una movilización internacional para aumentar el nivel de las inversiones en las áreas de educación y de capacidad tecnológica destinadas a los países en desarrollo.

- Es indispensable impulsar una acción internacional para apoyar los sistemas nacionales de protección social, para asegurar un mínimo nivel de protección social en el campo de la economía global.

- Se necesita disponer de un mecanismo más eficaz para la gestión macroeconómica global. Esta coordinación política macroeconómica, además de atender a la necesidad de gestionar los flujos financieros y los tipos de cambio a corto plazo, debería tener por objetivo a largo plazo el logro del pleno empleo.

- Se deberían adoptar medidas más fuertes y entablarse un diálogo social más amplio con el fin de promover el trabajo decente en las zonas francas industriales y, en general, en los sistemas globales de producción; debiendo la OIT facilitar asesoramiento y asistencia a quienes tomen parte en dicho diálogo.

- El trabajo decente para todos tendría que constituir un objetivo global y perseguirse mediante políticas más coherentes en el seno del sistema multilateral. Todas las organizaciones de este sistema deberían ocuparse de forma más integrada y coherente de las políticas económicas y laborales internacionales.

- La educación, la salud, los derechos humanos, el medio ambiente y la igualdad de género se deberían abordar en el marco de un enfoque integrado para lograr las metas económicas y sociales.