NOTAS SOBRE GLOBALIZACIÓN

NOTAS SOBRE GLOBALIZACIÓN

Galo Viteri Díaz

Volver al índice

 

 

 

 

2.2 GOBERNANZA JUSTA

El actual sistema de gobernanza, en el plano global, se sustenta en reglas y políticas que producen unos resultados desequilibrados e injustos, por lo que es necesario reformar los mecanismos de gobernanza global en los siguientes ámbitos fundamentales.

Reglas justas

Las reglas que rigen la economía global deberían destinarse a mejorar los derechos, los medios de subsistencia, la seguridad y las oportunidades para las personas, las familias y las comunidades en todo el mundo, lo cual incluye disponer de reglas justas en el ámbito comercial, financiero y de las inversiones, con medidas que fortalezcan el respeto de las normas fundamentales del trabajo, y con un marco coherente para los movimientos transfronterizos de personas.

El sistema de comercio multilateral y el sistema financiero internacional deberían dejar un margen mayor de autonomía en materia de políticas para que los países en desarrollo puedan acelerar su crecimiento en un entorno económico abierto.

i) Comercio

- Hay que disminuir significativamente las barreras injustas que restringen el acceso a los mercados, particularmente para los bienes que presentan fuertes ventajas comparativas para los países en desarrollo. En el ámbito de la agricultura, debería prohibirse el otorgamiento de nuevos créditos y subsidios a la exportación, así como otras medidas nacionales que distorsionan el comercio, y deberían eliminarse progresivamente las medidas de este tipo vigentes. Igualmente, hay que solucionar el problema de las barreras comerciales a los productos textiles y las prendas de vestir. Asimismo, los gobiernos tienen la responsabilidad de instaurar políticas que velen por la seguridad de los trabajadores y la reestructuración industrial, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.

- Deberían establecerse normas técnicas para el comercio de mercancías, aplicando procedimientos objetivos y participativos, y los países en desarrollo deberían recibir más asistencia para mejorar la calidad de sus productos. Es importante también evitar la abusiva aplicación de las medidas antidumping y garantizar que los países en desarrollo cuenten con apoyo técnico para ayudarles en lo concerniente a las cuestiones de procedimiento.

- Un mayor acceso a los mercados no es una panacea. Es necesario disponer de una estrategia más equilibrada para conseguir un crecimiento global sostenible y el pleno empleo, sustentada en un equitativo reparto de la responsabilidad entre los países para mantener elevados niveles de la demanda efectiva en la economía global.

- Hay que adoptar normas justas en materia de propiedad intelectual, que permitan conciliar los intereses de los productores de tecnología con los intereses de los usuarios, especialmente los países de bajos ingresos que disponen de un limitado acceso al conocimiento y a la tecnología.

- Tiene que reflejarse de mejor manera la necesidad de una acción afirmativa en favor de los países que no cuentan con las mismas capacidades que los países que ya se han desarrollado; con tal finalidad, las disposiciones de la OMC relativas al trato especial y diferenciado deben ser reforzadas significativamente.

ii) Sistemas globales de producción

Es indispensable disponer de un marco más coherente y sólido para las inversiones extranjeras directas (IED) y la política en materia de competencia, que asegure el equilibrio entre todos los intereses, derechos y responsabilidades.

- Hay que profundizar el diálogo y la cooperación en lo que dice relación a las políticas de competencia transfronteriza, para lograr una mayor transparencia y competitividad de los mercados globales, lo cual facilitará la incorporación de las empresas de países en desarrollo a los sistemas globales de producción.

- Es necesario disponer de un marco más transparente, coherente y equilibrado para las inversiones extranjeras directas, que refleje todos los intereses, disminuya los problemas derivados de la competencia en materia de incentivos y refuerce la contribución de las IED al desarrollo equitativo. Se debería redoblar los esfuerzos destinados a establecer un foro multilateral que, con la aceptación de todos, pueda desarrollar tal marco.

iii) Sistema financiero internacional

Los avances en los ámbitos del comercio y las IED no pueden fructificar plenamente si no se introducen mejoras importantes en el funcionamiento del sistema financiero internacional, el cual debería respaldar el crecimiento global sostenible y mejorar las condiciones de integración de los países pobres en la economía global.

- Es indispensable desplegar un decidido esfuerzo para que se asegure una mayor participación de los países en desarrollo en el proceso de reforma del sistema financiero internacional.

- Es preciso avanzar más rápidamente en la reducción del problema que suponen la volatilidad financiera y las posibilidades de contagio en los mercados emergentes. Se deberían adoptar medidas rápidas para asegurar una mayor asistencia financiera de urgencia en épocas de crisis, misma que tendría que estar disponible para los países que se vean enfrentados al riesgo de contagio financiero.

- Las reglas y políticas financieras globales deberían posibilitar que los países en desarrollo con sistemas financieros poco desarrollados y reglamentados escasamente adopten un enfoque cauteloso y gradual para la liberalización de las cuentas de capital, y cuenten con un mayor margen en lo que concerniente a las políticas de ajuste que permiten reducir los costos sociales al mínimo.

- Se deberían intensificar los esfuerzos destinados a establecer mecanismos más eficaces para un equitativo reparto de las responsabilidades y cargas entre los deudores y los acreedores.

iv) El trabajo en la economía global

Unas reglas de juego más justas en lo económico tienen que ir acompañadas de un mayor respeto de las normas fundamentales del trabajo y de unas reglas justas para la circulación transfronteriza de las personas.

- Debería reforzarse la capacidad de la OIT para promover el respeto de las normas laborales fundamentales. Todas las organizaciones internacionales competentes tendrían que asumir su responsabilidad en la promoción de dichas normas, velando por que sus propias políticas y programas no constituyan un obstáculo para su realización.

- Deberían adoptarse medidas para crear un sistema multilateral que garantice normas justas y transparentes para la circulación transfronteriza de las personas, para lo cual se recomienda adoptar un enfoque sistemático que: a) amplíe y fortalezca los compromisos multilaterales existentes en lo relacionado a cuestiones como los derechos y la protección de los trabajadores migrantes y la lucha contra el tráfico de personas, en especial de mujeres; b) elabore enfoques comunes para solucionar los grandes problemas políticos a través del diálogo entre los países de origen y los países de destino; y, c) busque establecer un marco global para un proceso que sea ordenado y se gestione en interés de todos.

- Se debería disponer de un foro global para el intercambio de puntos de vista e información sobre la circulación transfronteriza de las personas y reforzarse a las organizaciones multilaterales encargadas de esta cuestión.