DERECHO: ¿CUÁL DERECHO?
DE LA CONSTITUCIÓN BURGUESA A LA CONSTITUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA

DERECHO: ¿CUÁL DERECHO? DE LA CONSTITUCIÓN BURGUESA A LA CONSTITUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA

Álvaro Bedoya Salazar

Volver al índice

 

 

 

 

 

4. 23 Julio César Turbay Ayala

Haciendo uso de las facultades que le confería la Constitución, aplicando el estado de sitio y dándole plena vigencia al ”Estatuto de Seguridad”, Turbay le dio vigencia a un régimen despótico y represivo, desatando una persecución sin precedentes en nuestra historia, con detención masiva de ciudadanos, dirigentes obreros y luchadores populares. Debemos entender que una cosa es el combate diario por la libertad, los derechos y la independencia de la patria: y otra muy diferente, la utilización de métodos terroristas. Son métodos inaceptables para la clase obrera, y menos aún para su vanguardia. Pero Turbay utilizó el Estatuto por igual contra los grupos terroristas y contra las organizaciones sindicales y los partidos de izquierda.

Turbay, como cualquier cipayo de los que han gobernado este país desde la entrega del Canal de Panamá hasta nuestros días, entregó la soberanía de la nación y los derechos ciudadanos al querer de sus amos de Washington, sin importarles ni la suerte ni el futuro de la Patria, como se intentará probar a continuación.

Como López no tuvo tiempo durante su gobierno de imponer las reformas a la estructura del Estado, Turbay decidió hacerlo en lo referente a los asuntos fiscales, militares, la educación pública, la administración de justicia, la planeación, la economía y las llamadas garantías sociales y ciudadanas.

Para la Rama Judicial, se determinaron cambios en el Consejo Superior de la Judicatura, en la Corte Constitucional, en el sistema de casación, en el Consejo de Estado, los tribunales y juzgados. Estos siguieron siendo los encargados de administrar justicia, pero al Ejecutivo se le dieron amplias facultades en las decisiones de carácter judicial. La reforma creó la Fiscalía General de la Nación, como ente acusador e investigador de delitos y contravenciones.

En 1981, la Corte Suprema de Justicia declaró inexequibles los anteriores puntos de la Reforma Constitucional, fundamentada en que la enmienda turbayista restringía las libertades ciudadanas y entregaba al Ejecutivo poderes excesivos en el terreno judicial.

Todo esto sucedía mientras las centrales sindicales amenazaban permanentemente con la realización de un paro nacional para el 21 de octubre de 1981, nunca lo hicieron efectivo. Al final todos estos entes sindicales terminaron al lado del gobierno cuando Turbay arremetió sin tasa ni medida contra los trabajadores suprimiendo personerías jurídicas a las organizaciones sindicales, fundamentalmente contra las organizaciones obreras independientes, mientras los Comités Ejecutivos de la UTC, CTC y CSTC clamaban como cualquier plañidera por la paz y la concordia, y así fue hasta el final de su mandato.