DERECHO: ¿CUÁL DERECHO?
DE LA CONSTITUCIÓN BURGUESA A LA CONSTITUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA

DERECHO: ¿CUÁL DERECHO? DE LA CONSTITUCIÓN BURGUESA A LA CONSTITUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA

Álvaro Bedoya Salazar

Volver al índice

 

 

 

 

 

3.1.2 ¿Cómo era Europa, y qué trajeron los distintos conquistadores al Nuevo Continente?

Una cosa fue el descubrimiento, y otra distinta la conquista, empresa de saqueo, sometimiento y esclavitud. La Europa del siglo XVI, derrotada la Revolución de los Comuneros, quedó encerrada en una economía feudal y en el oscurantismo de la Contrarreforma y la Inquisición.

La Italia renacentista había servido de puente para restablecer el comercio entre las metrópolis europeas y los pueblos musulmanes. Con tanto frenesí, que la época fue señalada como mercantilista. Por sus rutas se movían las especias, los tintes, las alfombras, los metales. Esta fue la causa del surgimiento de ciudades de comerciantes en toda la cuenca del Mediterráneo, como Génova –no se olvide que Colón era genovés–, Nápoles y sobre todo, Venecia, en Italia. El avance de los turcos otomanos segó el comercio mediterráneo y obligó a buscar una salida por el occidente: el Descubrimiento.

Fue España la inicialmente beneficiada. Pero los Austrias, la dinastía dominante, se convirtieron en el pilar de la reacción. Aplastaron la manufactura árabe-judía, muy floreciente en Toledo y otras ciudades, y erigieron a la Inquisición como supremo tribunal absolutista. Las pruebas se montaban a punta de tortura, para castigar a quienes se atrevían a pensar por fuera de sus lineamientos o a quienes proponían métodos científicos para el progreso de la ciencia y la organización social. En nombre de su dios, cometieron varios crímenes de lesa humanidad. Quemaron vivo en Roma a Giordano Bruno, por combatir el pensamiento escolástico. Y pusieron preso y condenaron a Galileo Galilei, obligado a abjurar del sistema heliocéntrico, contrario al propagado por la Iglesia, el llamado sistema geocéntrico.

En los siglos XIV y XV se destaca el desarrollo de la cultura renacentista, que sienta las bases para la ciencia moderna.